payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

LA DIVINA PRESENCIA


La Divina Presencia es lo que hemos designado de otra manera como Conciencia Espiritual (Bodha).

En este caso, la conciencia individual es extendida bien hacia el interior de la Sacra Presencia, y participa en las realizaciones de la Vida-Esencia Divina.

Poco puede ser expresado en torno a esta experiencia, que es la más grande de todas dentro de los Planos de manifestación de la vida. De hecho, solo los más avanzados Iniciados lo logran.

Podemos afirmar con total certeza que la Presencia Sagrada confiere por derecho natural una Unción Espiritual.  La Divina Presencia nos dota con realización supra-espiritual y la más elevada capacidad para la Comunión y los logros Espirituales.

Ninguna cantidad de palabras o definiciones podrían darnos el justo entendimiento o incluso meros asomos en cuanto a esta experiencia, porque está más allá del alcance de toda conciencia humana o individualizada.

La Divina Presencia es la forma común de vida de los Cosmocratores o Jinas, personas capaces de Conciencia Cósmica. La Divina Presencia es Conciencia Espiritual en su mejor expresión,  y solamente los devotos de la Verdad Espiritual capacitados de Conciencia Espiritual pueden asir su significancia, y esto toma lugar por medio de la aniquilación de la conciencia personal y al mismo tiempo adquiriendo la Conciencia Universal-Eterna.

K.H.

ALIMENTO PARA EL PENSAMIENTO

“Bodha” o Conciencia Espiritual, es la función mental de los Principios (Budhi) y la consecución de la Conciencia de vida, sin la cual la vida en sí no es más que un mero curso de fantasías y barbaridad. Buscamos “Bodha” como un medio de realización suprema de los mismos procesos y fin de la Vida. K.H.

“Mientras más meditamos sinceramente, más maduramos y más expandimos nuestra conciencia, transformando al individuo de un miembro egoísta de un pequeño grupo a un Ciudadano consciente del entero Universo”.  Pr. OM Lind Schernrezig

"Muéstrenme personas pobres, sinceras y buenas, haré de ellas genuinos Ciudadanos del Universo". Pr. OM Lind Schernrezig