payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

Túnez, 1 de marzo de 1966

Sr. Francisco URRUTIA
Representante Regional del ACNUR
NACIONES UNIDAS
Ciudad de Nueva York, E.E.U.U.,

Estimado Señor,

Supe de parte de la Señora Elsie Sanders, mi amiga en California, que una carta suya me fue remitida. Desgraciadamente, no me ha localizado todavía. Debe estar siguiéndome alrededor del Mediterráneo y África, a dónde tengo que viajar porque no tengo UNA RESIDENCIA LEGAL, UN HOGAR, una visa permanente para quedarse suficiente tiempo en cualquier país.

Si usted lee mis archivos, o aquellos de la COMISIÓN ECONÓMICA Y SOCIAL, también en la ONU, usted quedará debidamente informado acerca de mi difícil condición. ¿Cómo puedo decir de antemano dónde, en qué país yo estaré dos meses o incluso dos semanas con antelación? considero que escribo en el idioma inglés bastante claramente, pero en la ONU nadie parece entender lo que yo escribo. ¿No hay por allí un verdadero REFUGIADO quien pueda entender mi ordalía?

Yo he estado diciéndole a la ONU durante los últimos CUATRO años que yo necesito un lugar seguro, una RESIDENCIA, no me importa en dónde. Dos años antes, eso es hace más de seis años, fui hecho prisionero en Cuba comunista, rotulándoseme como el Número Uno Pro-Americano y Anti-Comunista enemigo de Cuba, y las diferentes Oficinas de la ONU fueron inundadas con cartas de todas partes del mundo urgiéndole alguna acción válida para salvar mi vida, así como la de mi familia. Fui liberado 30 meses después, amilanado por el martirio sufrido y con un infarto del corazón, no obstante fuimos arrojados todos en un avión y enviados a Ámsterdam. Desde entonces, he estado demandando que la ONU me encuentre un lugar dónde vivir como un ser humano, un pedazo de tierra pacífico, decente y libre. Pero sin efecto. ¿Debo conjeturar y concluir que no hay semejante lugar en este planeta?

Desde luego, yo prefiero América sobre todos los otros países, pero si no se me puede conceder residencia allí, por qué no se me alberga en algún territorio de la ONU, o en cualquier parte, incluso en una Colonia americana. Por amor de Dios, consíganme un lugar aún en un Sputnik, Géminis o algún otro, pero permítaseme el poder de pensar bien de la ONU y de la humanidad.  ¿No hay en verdad un solo país SUFICIENTEMENTE CRISTIANO, DEMOCRÁTICO, HUMANO o CIVILIZADO para concederme Visa permanente o de residencia? ¿O soy yo una peste abominable por haberme negado siempre a ser comunista? ¿O es mi culpa que haya semejante infierno ahora en Cuba? Yo estaba bien en Cuba hasta que fuimos arrastrados por problemas políticos y sociales creados allí. Ahora, si Cuba no puede resolver mis problemas, aquéllos que crearon la situación en Cuba deben hacerlo. O por lo menos la ONU.  ¿No es verdaderamente trágico que un ser humano sea atormentado e ignorado así por naciones que proclaman ser exponentes de cultura y humanismo?

A veces me siento como si estuviese escribiendo un drama fantástico del cual yo soy la víctima principal. Los villanos todavía permanecen indefinidos, pero me siento como diciéndole al mundo entero de mis apuros. Ustedes parecen perder su paciencia conmigo, en Nueva York y Ginebra. Por Dios, por la Gracia de Dios, la ONU sólo debe ejecutar un programa por aquellos que conocen lo que significa ser un refugiado de guerra, una víctima de la humanidad inhumana, un indeseado huésped en cada nación, un desecho de la ONU.

Ustedes amigos continúan prometiendo su valiosa ayuda, pero de todo cuanto puedo dar cuenta es sólo del atolladero actual y de palabras fantasiosas. Considero que es hora de que vayamos al grano. Si ustedes en la ONU no pueden, yo debo encontrar una solución propia. A lo mejor si cuelgo una etiqueta a mi cuello que diga "YO SOY UN COMUNISTA", sería mejor tratado. Sólo Dios sabe si necesito una ayuda, y después de todo lo que he estado haciendo no sería excepcional  si fuese el mismo demonio mi peor enemigo o los señores del infierno en persona.

Como estoy ahora, tengo que decir que estoy haciendo un bulto con toda mi correspondencia con la ONU, y legarle el negocio entero a una Fundación que pueda publicarlo. Cuatro años de intenso forcejeo es realmente mucho tiempo, bajo mis dificultades, y me estoy preguntando si algún ser humano resiste mucho más.

Apreciaría, de hecho, si usted me hubiese dicho hace tiempo que las Naciones Unidas no podían hacer nada en mi caso. ¿O pueden ustedes?

Muy obligado por su amabilidad,

Pr. OM LIND

Usted tiene muchas direcciones a través de las cuales puede localizarme.

Post Data: Estaba simplemente preguntándome si no fuese posible para la ONU permitirme poner un Anuncio en su Cartelera. Quizá a través de este procedimiento algunos Delegados Oficiales de naciones pueden saber sobre mis condiciones desesperadas. Todo lo que me gustaría declarar es que yo soy un ser humano privilegiado puesto que ninguna nación en este planeta puede o quiere concederme un refugio o residencia y porque yo he demostrado ampliamente que yo soy una persona paciente, un genuino filósofo si es que alguna vez ha habido uno, y que a pesar de todo me gano la vida, y tengo una Biblioteca privada y un Museo propio qué pesa alrededor de seis toneladas. Pero todavía no tengo ningún lugar que llamar mi hogar, o una residencia legal en cualquier parte. De ser posible este Anuncio, pido encarecidamente a la Oficina del ACNUR para bosquejar un escrito a ese efecto, y fijarlo allí por mí. Muy obligado.

____________________________

Original en Inglés, Reimpreso, el 1 de marzo de 1976

____________________________

Alimento para el pensamiento

"La historia no deja ninguna duda en absoluto en la habilidad de los seres humanos de tratar racionalmente con sus problemas, pero la más gran duda es su voluntad para hacerlo. Los signos del pasado quedan así nublados y ambiguos, haciendo pensar en la esperanza pero no en la confianza en el triunfo de razón. Sin nada que  perder en todo caso, parece valer la pena intentarlo"

"Una de las perversidades de la naturaleza humana es que las personas tienen mucha mayor capacidad para soportar los desastres que para prevenirlos, incluso cuando el peligro es claro e inminente" Senador Fullbright. Fulton, Mo., Nov. 4, 1974.

"Sería tan maravilloso saber que usted mostró algún interés por semejante caso como mío. Revelaría a usted algunas de las dimensiones de la inhumanidad de algunos seres humanos. De todos modos constituye una lección maravillosa en la vida moderna práctica" Pr. OM Lind al Senador Robert Kennedy, el primero de junio de 1966 (NAPS)