payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

GESTACIÓN  DE  UNA  NUEVA  ERA

Renacimiento Espiritual Moderno

Tomado de la Revista Ariel No. 65 (Edición extraordinaria) Diciembre de 1954

La vuelta de los Magos
El Santo Dominio Universal
Anticomunismo, o Revisión general de Conducta y Valores
El Sentido Moral necesario
El Verbo Espiritual y Dinamismo
Una Fraternidad –Commonwealth Permanente Universal de gente libre
Una petición significativa a las naciones Unidas
Las Naciones Unidas Espirituales, una petición o un reto?
El Santuario Universal, o Extraterritorialidad y Extranacionalidad
Universalismo en acción, o Conciencia Cósmica
Advertencia e Invitación a la Humanidad.

***

La Vuelta de los Magos

Las indicaciones de nuestra época son nefastas. Todo el mundo parece estar de lo más interesado en guerras, revoluciones armadas, en conquistas territoriales, en barreras aduaneras, en tensión y dominación económicas, en huelgas, en controles sindicales, en crímenes, en las noticias policiales, en los sobornos y maniobras políticas, en los totalitarismos e intolerancias religiosas, en los planes de la diplomacia secreta, en calumnias malignas, etc., o por lo menos más que en la sana moral y en los verdaderos Valores Espirituales.

Esto es tan cierto que la gente ahora se sofoca dentro de los límites nacionalistas, se desespera dentro de sus herméticas cámaras de sistemas dogmáticos, o francamente se sumergen en los indescriptibles abismos de la locura. Las leyes están siendo cada vez más restrictivas en todas partes. En todas las latitudes son dictadas nuevas leyes ya sea en nombre de Dios o de la Humanidad, que no hacen otra cosa que denigrar la dignidad y limitar los derechos naturales, o negar con alarde los valores espirituales. La regimentación, la tiranía, la esclavitud, son ahora conocidas como Patriotismo, orden, buena conducta y contribución de las masas; y las gentes se deben conformar, aunque no quieran, o de lo contrario serán tratados como traidores, forajidos, sediciosos o apostatas.

Por todas partes prosperan la moral estéril, la hipocresía, la charlatanería, la violencia, el odio, la agresión y la impostura; jamás el vicio y el crimen han prosperado tanto como hoy día. Está siendo demasiado fácil para las almas desenfrenadas y para las mentes groseras sobrevivir y medrar.

Ha sido este clima de floja moral y caos social, hecho aún más trágico por los disparates de un ridículo sistema económico, tanto como por los monstruosos designios de la política actual, lo que ha impulsado a la ASAMBLEA UNIVERSAL DE SABIOS Y DE INSTRUCTORES ESPIRITUALES (Aghartha) a dedicarse a entrar en acción para ayudar más eficazmente a la humanidad. Esto es lo que propiamente se ha llamado “la oportuna vuelta de los Magos”.

El interés de la Aghartha es principalmente Espiritual. De  todos modos, fundamentalmente favorece la rehabilitación moral y la filosofía trascendental; esto hace que la religión y todo el campo del interés humano sea incumbencia de sus nobles esfuerzos. Representa la aristocracia del pensamiento, la dignidad del corazón y sobre todo la nobleza espiritual.

Estos empeños de la Aghartha se dieron a conocer hace un siglo por el Marqués St. Yves d´Alveydre, Fabre d´Olivet, J. Ragón y H.P. Blavatsky. Antes que estos grandes sabios, han hablado también de la Aghartha: Leonardo de Vinci, W. Goethe, Beethoven, Roger Bacon, St. Francisco de Asís y muchos otros portaestandartes de la cultura. También lo hizo Shakespeare, Dante, Dr. Mario Rosso de Luna, Jamblibus, Apolonio de Tiana, Cicerón, Josefo el Israelita, Bodhidarma, Valmiki, Gautama Buda, el Rey Sargón, Manco Capac, Quetzalcoalt, Jesús Cristo, y la mayoría de los grandes Guías de la humanidad a través de todos los tiempos.

La Aghartha es una Asamblea de Sabios. Nada más. No busca la hegemonía del poder ni se ocupa de planes políticos de ninguna suerte. Simplemente enseña, guía e inspira a la humanidad hacia los más altos destinos Espirituales, de acuerdo con el tiempo.

No existe nada sospechoso, dudoso o turbio en este esfuerzo de la Aghartha. Puede no ser fácilmente comprendido porque es tan Impersonal e Inegoista, y puede merecer los gratuitos ataques de quienes se niegan a seguir sus enseñanzas morales, pero de ningún modo puede hacer daño porque su Reino es puramente Espiritual. No se armoniza con fuerzas mundanas malignas, aunque trata sobre todo de servir los más profundos, vitales y permanentes intereses de la humanidad.

Santo Dominio Universal

A través de todos los tiempos la Aghartha  ha tenido su específica forma de actividad. Hoy día dirige la  buena voluntad de gente honrada y sincera para el establecimiento del Santuario Universal, como antes, que unificaba a los sabios bajo el signo del Santo Dominio Universal. Este Santo Dominio Universal es exactamente lo que implica: un Reino de valores sagrados, una República del Corazón en donde los sentimientos superiores y nobles designios son mantenidos por sobre toda fuerza material, determinaciones egoístas, planes sectarios y gastadas e ineficaces morales.

La Aghartha celebró una memorable Reunión de Fraternidad Universal en Jerusalén en 1912, cuando los sabios que leen los oráculos cósmicos previeron claramente el estallido de una guerra mundial, estos sabios mantienen el contacto entre la humanidad y los planos superiores. En 1916 la Aghartha llamó urgentemente a una Gran Reunión Espiritual y a un Congreso de Paz (Shambalah), invitando a los Maestros Religiosos, Instructores Espirituales y principales filósofos de todo el mundo con el propósito de hacer que la humanidad se encarara con las realidades y buscara adecuados medios para salvar a la especie humana de la perdición, y evitar la amenaza latente, porque se preveía claramente el comunismo, así como el caos económico y la degeneración espiritual y moral en todo el mundo. Esto, que resultó ser altamente profético, tuvo lugar en Asia Central, en Lob-Nor, en mayo de 1917. Los versados en esoterismo oriental saben bien  que Shambalah es la Asamblea de sabios donde se tratan los problemas de la humanidad y se hacen planes para las nuevas civilizaciones. En aquella ocasión una civilización para la Nueva Era – de Comunión Espiritual y de fraternidad del Hombre bajo la Paternidad de Dios – se diseñó definitivamente, así como se trazó un Código para el Hombre.

Tales acciones prueban con evidencia y claridad que ni la Aghartha ni las Religiones, Fraternidades y Organizaciones Doctas que componen el Santo Dominio Espiritual están interesadas en ninguna clase de planes políticos, complots subversivos o hegemonías místicas – sociales. Verdaderamente su misión es inspirar y guiar la evolución humana, mientras su acción es exclusivamente por medio de la educación, meditación y beneficios. Sin embargo también se ocupa en el rescate humano, en trabajos de curar y proteger. Tales son sus actividades y características, lo que excluye designios malignos o dudosos prestigios.

Mucho se oye hoy en día sobre el Santuario Universal o Santo Dominio Universal. Esto es, precisamente, una especie de Unión Sindical Cooperativa de Religiones, Sociedades Doctas, Cuerpos Masónicos, Organizaciones Benevolentes, Escuelas Místicas y Movimientos éticos y pacíficos. Se sitúa en sanos valores Espirituales y en magníficos principios morales conocida como la Eterna Alianza Espiritual, la que todos sus componentes se comprometen cumplir y propagar, defender y glorificar. ¿Es extraño que ella vaya ganando aceptación Universal? Todo el mundo se encuentra en un torbellino  social, caos económico y confusión religiosa, así como en una inversión de valores y vacío Espiritual; pero por esto no debemos concluir que está enteramente corrompido e infernal. Quedan aún almas sanas, corazones puros y nobles individuos por todas partes, y ellos pueden aún constituir una verdadera COMUNIÓN ESPIRITUAL, así como una FRATERNIDAD DEL HOMBRE.

Afortunadamente hay gente sana que se da cuenta que la Aghartha tiene buena intención y que, como se dice comúnmente, “no tiene hacha que afilar”. Tampoco  tiene ningún dogma que imponer, clerecía que mantener, doctrina que propagar o sistema que defender. La Aghartha inspira, guía, enseña y ayuda por encima de toda forma posible de Religión, Fe, Escuela, Clan o Nación. No tiene interés mundano, y sus características exclusivas descansan sobre el hecho que son indudables, inspiradas Universalmente y Asociadas con Dios.

EL SANTO DOMINIO UNIVERSAL está – funcional, fundamental y éticamente – interesado exclusivamente en la FRATERNIDAD DEL HOMBRE y en la  COMUNIÓN ESPIRITUAL en una amplia escala. Es el Esplendor Eterno que engloba todos los nobles esfuerzos de la humanidad sin que sea ni sometido, ni al servicio de “ciclos”, “planes”, “escuelas”, “sistemas”, “ordenes”, “reductos de las fuerzas de codicia, ambición u orgullo”.

Anticomunismo o Revisión General de Conducta y Valores

La estructura y mecanismo del Santo Dominio Universal capacita a los más destacados y capaces Maestros espirituales, Jefes religiosos, líderes sociales y técnicos competentes para que cooperen juntos en diferentes Consejos, así como en el PARLAMENTO UNIVERSAL DEL HOMBRE el cual constituye la agencia de acción política. Así el gobierno real y verdadero mana de la Comunidad y pertenece a la Gente, al Pueblo y no a habilidosos dictadores o tiranos eventuales, o a monopolios políticos de planes secretos.

Se hace imperativo una rectificación de métodos. Los acontecimientos mundiales están haciéndose cada día más trágicos. Es por eso que la Revisión de valores se hace una necesidad imperiosa del momento. Los prejuicios, egoísmos y los prestigios falsos se convierten en pozos de fuerzas infernales, ostentando la marca de descarados orgullos, de inhumanidad y de injusticia. Los que nos conocen se dan cuenta que nuestra actitud en contra del Comunismo, de las excesivas contribuciones, de las tiranías y charlatanerías metafísicas, no son simple conveniencia, o “poses”, o protestas convencionales. Evitamos todo pronunciamiento político y aborrecemos el dogmatismo místico y los absolutos metafísicos; pero somos intrépidos en nuestros Principios, porque ellos significan más para nosotros que ninguna otra cosa en la tierra. Creemos en el Respeto de sí mismo y en la Libertad sobre toda otra condición mundana; y los poseemos como propia condición interna.

Repetimos, nuestra actitud contra el Comunismo no es exclusiva ni convencional. Aborrecemos y condenamos toda clase de planes maléficos, pero nos oponemos con no menos vigor y dignidad a toda injusticia social, intolerancia religiosa, esclavitud económica, servidumbre política, contribuciones confiscatorias, discriminación racial, rivalidad supranacionalista, calumnias, gangsterismo descarado, fanatismo místico sádico, todo lo cual provoca revueltas sociales y trágica desesperación en todas partes. El Comunismo no es una causa, es un efecto, puede ser una causa por el aspecto de que busca poder imperialista, es entonces por lo que su amenaza es tan fatal, ya que ninguno de los procesos de semejante inspiración le han resuelto al mundo sus problemas, ni han mejorado el estándar de vida humano.

El Sentido Moral Necesario

Importa poco que seamos conocidos como la Aghartha, Santuario Universal, la Fraternidad del Hombre o la Comunión Espiritual. En los tiempos antiguos éramos conocidos bajo diferentes nombres, tales como LA GRAN FRATERNIDAD ESPIRITUAL (BLANCA), LA ALIANZA UNIVERSAL o la REGLA DE ORO, EL SANTO IMPERIO o LA ORDEN DIVINA DE LA SANTA ALIANZA. Lo que el mundo necesita más que nada, hoy, es SENTIDO MORAL. La gente confunde la Fe con el sectarismo, la Esperanza con la esclavitud, el Respeto a sí mismo con la sumisión a la secta o la anulación de sí mismo. El misticismo y la metafísica han ido en tal abuso de glorificar irracionalidades y de divinizar absurdos. Lo que la humanidad necesita con gran urgencia es la rehabilitación de los individuos en sí mismos por medio de la educación, de la paz y de la libertad a través del respeto de sí mismo, y de la iluminación por medio de la superación.

A la sabiduría – la principal virtud entre las cuatro cardinales – y al amor compasión (Karuna del Budismo) hemos agregado las características fundamentales del Islamismo, FE, y la fuente del Cristianismo, Caridad. Sin embargo la fuente principal del SANTO DOMINIO consiste en el despertar de la conciencia individual y en provocar la dinámica Espiritual; y en esto es única porque produce y refuerza la UNIDAD ESPIRITUAL, así como una verdadera FRATERNIDAD HUMANA sobre la base del respeto mutuo, asistencia y protección entre la gente pacífica y libre, de buena voluntad, siendo la única alternativa entre esto y una dictadura absoluta, o la sugestión colectiva (religiosa o política) y los poderes tiránicos o policía Estatal. En ninguna parte fuera del SANTO DOMINIO UNIVERSAL se encuentran estas especificadas características, las cuales liberan al individuo de su prisión mental de fanatismo y chauvinismo y que permite coexistir a diferentes grupos, credos y naciones sobre la base de intereses armonizados y de cooperación hacia los beneficios del mutualismo. No sólo descansa en la TOLERANCIA, sino sobre el RESPETO MUTUO, ASISTENCIA, PROTECCIÓN y AYUDA, que son las únicas bases de la verdadera Unión Espiritual, esencia y fundamento de toda paz y Fraternidad Humana.

Hemos tenido muchos imitadores, tales como los Nazarenos, los Druidas, los Chasares, los Comunitarios, la Cruz Roja, el Ejercito de Salvación, el Renacimiento Moral, el Yo Soy, el San Cristóbal, los Samaritanos, etc., pero lo que la gente necesita para que sea moral y esclarecida espiritualmente es sentir la esencia de la vida. El scoutismo para los jóvenes o para los adultos está muy bien, pero eso no es precisamente una actitud Espiritual o una rehabilitación individual. Estos sistemas que nos imitan pueden prosperar, pero su falta de esplendor filosófico, de dinámica espiritual, y de rehabilitación individual es patente, en contraste con los espléndidos logros obtenidos por los Poderes del Santo Dominio Universal.

Este sentido moral SE HA hecho evidente por nosotros mismos en estos últimos años con nuestra actitud en contra de la impostura de algunos místicos que se proclamaban ser “Cristo Reencarnado”, “Buda que ha vuelto” y “Profetas enviados por Dios”. También en nuestras declaraciones en contra de la Escuela Divina de París, que era más específicamente una escuela de impostura mística. Igualmente fue evidente en San Francisco los peligros del Veto, y el “complejo” de los Victoriosos, el día en que llegó a ser una realidad las Naciones Unidas, y anteriormente cuando denunciamos lo malo de los Pactos de Teherán, Yalta y Postdam, así como cuando advertimos y condenamos el abandono de la Carta del Atlántico. Estos actos no eran ciertamente de naturaleza política, porque nos situamos en Principios Universales y Valores Morales, no en intereses geopolíticos, ni por chauvinismo, o por algún dogma de cualesquier clase. Aplicamos, de hecho, el mismo espíritu que cuando expusimos a muchas Saciedades Místicas que en realidad no son sino organizaciones mercantiles o sistemas puramente políticos; y también cuando denunciamos públicamente la aventura Etíope, la cual el Vaticano alentó y bendijo; cuando denunciamos el Comunismo como una ominosa forma de conquista en 1923; cuando condenamos el colonialismo; o cuando exponemos a los impuestos como a un método antidemocrático de confiscación. Esto es ciertamente humanismo integral porque está dirigido a la rehabilitación humana y hacia el hacer que los valores Espirituales sean mas respetados.

El Verbo Espiritual y Dinamismo

Esto es lo que llamamos dinámica y Verbo Espiritual. Esto despierta la conciencia humana, y amplía su campo de acción, rompiendo el espeso velo del egoísmo personal y traspasando los férreos muros del sectarismo y de las opresoras leyes del supranacionalismo exclusivista. Es esta una acción Espiritual a escala Universal.

Es de esta manera como sabios y grupos de todas las clases se han reunido para cooperar espontáneamente, sin vanidad, orgullo o egoísmo. Así es como se está frenando y esterilizando los rudos golpes de sistemas políticos improvisados, tanto como a la restricción de los derechos humanos y a la miopía de los fanáticos; todo en nombre de las necesidades humanas y de los valores espirituales, sobre toda forma de egoísmo o sectarismo, no importa cuán prestigiosa o tradicionalista crean ser.

Una Fraternidad –Commonwealth Permanente Universal de gente libre

El amplio horizonte de acción del Santo Dominio Universal nos conduce a la rehabilitación de los preceptos económicos y sociales. En realidad así fue como nació la idea y la práctica de la FRATERNIDAD – COMMONWEALTH UNIVERSAL DE GENTE LIBRE Y PACIFICA. La gente pacífica y libre encuentra las bases de su supervivencia y prosperidad en una manera de vivir. Esta gente, la subestimada, el factor despreciado e ignorado del mundo, se transforma en factor vital de la sociedad humana con conceptos económicos y sociales que resuelven todos los problemas que hasta ahora han divido al mundo y lo han regado con sangre.

El Santo Dominio Universal ha estado pues activo durante el último medio siglo tomando la dirección de los problemas humanos. No habla en el nombre ni en beneficio de ningún grupo o individuo, sino, más bien, en nombre de Principios y Valores que son realmente Universales y Eternos. No trata de probar que UNA persona es más importante que cualquier otra, o que UNA creencia o sistema es supremo. Realza los derechos humanos y responde a las necesidades humanas  ¿Puede haber algún esfuerzo mayor y más divino?

Recientemente, cuando la guerra Coreana llegó a un impase debido a los prisioneros, él llamó a las Naciones Unidas pidiéndoles el privilegio de hacerse cargo de estas víctimas de la guerra y de los planes políticos. También pidió usufructuar de terrenos que serían administrados por el Santo Dominio Universal como un Estado libre y soberano, una verdadera República del Corazón, bajo la paternidad de Dios, por encima y sin designios políticos en boga, con su propia organización económica y social y bajo la dirección de sabios y guías espirituales. Personas descontentas conscientes, sin patria, exilados políticos y amantes de la paz y de la libertad tendrían así un País por su propia elección y derecho. ¿Cuándo, en cualquier época de la Historia, han tenido los desgraciados políticos, víctimas de las guerras, o del odio político o de persecución religiosa, quién se preocupe de ellos o los hayan recordado en documentos públicos? Verdaderamente, ¿Cuándo y dónde y quién se ha preocupado nunca de esta porción sufriente de la Humanidad?

Este magnífico “BEAU Geste” no ha tenido aún éxito, pero muchas naciones lo están tomando en consideración, y a través del mundo una nueva conciencia cívica está naciendo, la que seguramente terminará por triunfar con los designios de la Nueva Era.

Una petición significativa a las Naciones Unidas
Las Naciones Unidas Espirituales, una petición o un reto

En 1947 en el Congreso de Fraternidad de París, también propusimos el establecimiento de unas NACIONES UNIDAS ESPIRITUALES. Esto fue inspirado por el completo fracaso de la UN, de la Ciudad de Nueva York, para evitar la guerra o la explotación del hombre por el hombre ya sea en el nombre de la Religión o de la política. Eso fue una petición. Hoy día ha sido revivida la idea y propuesta aún por los que no se han adherido a nuestras ideas, por gentes que no simpatizan con el Santo Dominio Universal, lanzando así un verdadero reto a la conciencia humana. Las Ideas Nobles, tarde o temprano triunfan, porque son divinamente inspiradas.

El Santuario Universal, o Extraterritorialidad y Extranacionalidad
Universalismo en acción, o Conciencia Cósmica
Advertencia e Invitación a la Humanidad

El Santo Dominio también ha solicitado el privilegio de EXTRATERRITORIALIDAD  y de EXTRANACIONALIDAD para las Fuerzas Morales y Valores Espirituales, que no encuentran el respeto y el ambiente necesarios en muchas latitudes. ¿Prosperan tales conceptos? Algunas personas dudan. Pero muchos, sin embargo, creen en ellos lo suficiente para que seriamente se esfuercen para llevarlos a la práctica y a su efectiva realización.

El Santo Dominio está por la Fraternidad y Mancomunidad entre toda la gente de buena voluntad, sin preocuparse de las diferencias de razas, creencias, nacionalidad o política. Lo fundamental es la Unidad Moral y el Espíritu de la Esencia Universal de la Vida. Esto asegura que la Verdad no puede ser el monopolio de ningún grupo de personas en particular, y que Dios no se puede limitar por ningún dogma teológico o por divisiones doctrinales. Los seres vivientes tienen su origen común y están igualmente capacitados, y ninguna frontera política, sistema religioso o planes místicos o poder tiránico puede, bajo ninguna circunstancia, destruir o despreciar tales privilegios.

El Santo Dominio Universal está integrado por Religiones, Sociedades, Fraternidades y por grupos éticos y Movimientos Pacifistas positivamente interesados en la realización de sus propios mejores ideales. Todos están empeñados en ayudarse, respetarse y protegerse mutuamente para realizar sus nobles y humanitarias aspiraciones y anhelos espirituales.

En esta manera ningún grupo o movimiento en particular trata de ejercer poder preponderante sobre el resto, ni está destinado a ejercerlo sobre el resto del mundo, porque cada uno y todos tienen el mismo derecho y obligación de participar en la dirección de los intereses humanos y espirituales en el gobierno de todo el mundo. No existe razón verdaderamente para sentirse separados y para ser antagónicos o recurrir a intrigas, a la violencia o a la subversión para hacer que prosperen los nobles ideales y los valores espirituales. Solamente los designios egoístas y las fuerzas de la lucha y de la ambición pueden ser antagónicas a tales ideas, como las nuestras.

En el mundo donde prevalecen la estrechez mental y el egoísmo es natural que cada Religión  o escuela o Movimiento se preocupe de sus propicias conveniencias. Por eso es realmente que los fines de hegemonía, las ideas sectarias y el egoísmo o los absolutismos y las agresiones constituyen las bases de la Sociedad de hoy día. Por la misma razón los individuos que hablan de Universalismo, Internacionalismo o Cosmopolitismo son usualmente mirados con mofa, desconfianza u odio profundo. Tales actitudes solo demuestran inmadurez mental y odioso fanatismo. Sin embargo, el totalitarismo sectario está rápidamente estancándose por sus propias limitaciones y malos efectos. El egoísmo y el sectarismo pueden ser poderosos y aún sadísticamente viciosos y tiránicos, explotando su propio poder, prestigio y autoridad, pero tarde o temprano demuestran ser estériles e incapaces de anular las equivocaciones y el mal que producen, aún bajo las más exageradas formas de coerción y dictadura. Tales sistemas y métodos pronto tienen que darse cuenta que incluso el extremo misticismo y los dogmas exclusivos, tabúes y dictaduras fracasan en satisfacer las demandas de la vida, la que necesita evolucionar a pesar de todos los designios humanos. Este terrible caos moral y vacío espiritual debiera ser una advertencia para todos. Las sectas, partidos y personalismos deberían despertar a la realidad de que solos no pueden prosperar completamente, y quiéranlo o no, la naturaleza humana y los poderes cósmicos tienen que triunfar sobre todos los conceptos teológicos, las fantasmagorías místicas y los caprichos antropomorfos. Por esto es que las Religiones, las Naciones y Organizaciones aunque sean orgullosas de sus tradiciones, prestigios y riquezas materiales, no deberían confiar demasiado, porque a través de la Historia otros grandes Imperios, Religiones y Sociedades han prosperado, conquistado y gobernado, pero los signos de los tiempos tarde o temprano cambian y las desvanecen como por el viento. Solamente los Principios Universales y los Valores Espirituales han demostrado ser perdurables, eternos.

Esta es la mejor lección de la Historia y nos dice que la humanidad tiene que evolucionar, tiene que vivir por la magia de los cambios bajo la arrastrante fuerza de la voluntad de prosperar. ¿Quién o qué organización se atreverá a desafiar las nobles advertencias de los tiempos?

¿No es reconfortante, verdaderamente, que debido al Santo Dominio Universal la gente ahora pueda sentir, pensar y vivir como Hermanos?  Los Cristianos, Mahometanos, Bramánicos, Budistas, Confucianos, Taoístas, Sufistas, Judíos, Shamistas, Janistas, Sikistas, Teosofistas y Espiritualistas pueden ahora, y para siempre, encontrar la Unidad de Humanidad y la Comunidad Espiritual como una verdadera  realidad, no como un sueño, ilusión o como una vana esperanza; y verdaderamente, los americanos, alemanes, rusos, chinos, franceses árabes, japoneses, noruegos, africanos, pieles rojas, hindúes, malayos y australianos han descubierto que son todos iguales bajo la piel, y en las estadísticas vitales. La gente ahora se da cuenta que todos son hijos de Dios a pesar de las diferencias raciales, y Hermanos de una misma especie a pesar de sus ideologías creencias, partidos y nacionalidad, y mientras más y mejor cooperen más pronto gozarán de la verdadera bendición de la paz, libertad, prosperidad y felicidad. Este milagro de esta FRATERNIDAD DEL HOMBRE y verdadera COMUNIÓN ESPIRITUAL ha podido ser posible solo por los esfuerzos y desvelos del SANTO DOMINIO UNIVERSAL.

Un punto que debemos hacer perfectamente claro es que ni la Aghartha ni el Santo Dominio Universal son específicamente Organizaciones Orientales. Mucha gente, especialmente en América y Europa se oponen sistemáticamente a todo lo que es de origen Asiático, prefiriendo estancarse en sus prejuicios tradicionales y en sus odios religiosos y antagonismos raciales en vez de superar tales antidemocráticos y anticristianos pensamientos y sentimientos que no son otra cosa que demostraciones de enseñanzas ilusorias y equivocados métodos educacionales. Sin embargo la verdad es que una gran mayoría de Líderes de estos movimientos son Occidentales; y a los Orientales no les importa, ya que la Verdad, el Espíritu  y Dios son Universales y Eternos. Debemos darnos cuenta que en asuntos espirituales, así como en ideales y designios humanitarios, los planes geopolíticos y los designios raciales no tienen ninguna importancia; y que a menos que la gente aprenda a superar las ideologías sectarias y convencionales, los dogmas y sistemas, jamás serán capaces de disfrutar completamente de los verdaderos valores Espirituales y de los ideales humanitarios.

El SANTO DOMINIO UNIVERSAL de ninguna manera limita su acción a estas importantes concepciones y realizaciones, por muy geniales y asombrosas que sean. Es inminentemente práctico como hemos visto, y sus realizaciones están fundadas en el principio de REHABILITACIÓN MUTUA. Por eso es que la COOPERACIÓN, el SERVICIO ALTRUISTA, la ACCIÓN IMPERSONAL, el  CRÉDITO y la  PROTECCIÓN constituyen el principal aspecto de la vida.

Por muy extraño que parezca, estas actitudes y modos de proceder, aunque únicos y extraordinarios, son los que caracterizan al SANTO DOMINIO UNIVERSAL. No es un espejismo, ni una fórmula teórica, ni una doctrina ilusoria. Es una realidad completa, la que la gente sincera se alegra en descubrir, quedando admiradas de las maravillosas realizaciones que ellos señalan. El servicio de Seguridad Social y las Colonias Cooperativas Agrícolas e Industriales, por ejemplo, demuestran que los seres humanos pueden vivir libres, en paz y prósperos sin que sean odiados, calumniados, explotados, saqueados o condenados unos a otros. En realidad no es necesario que existan poderosos Imperios o egoístas supernacionalismos que glorifican la guerra, legalizan el crimen, el vicio, el odio, la mentira y el hurto, que crean islas de privilegiados o feudales patrimonios exclusivos bajo un moderno y superficial brillo, pero de entrañas monstruosas.

Este Espíritu creador y humanístico que expresa la más maravillosa dinámica Espiritual de todas las edades, nos ha conducido a estableces TEMPLOS UNIVERSALES, HORAS DE MEDITACIÓN UNIVERSAL, ACCIÓN DE REPARACIÓN UNIVERSAL y TRABAJOS de RESCATE ESPIRITUAL Y HUMANITARISMO UNIVERSAL. Gracias a estas realizaciones la gente puede orar a Dios libremente, sin que tenga que ser regimentada, ordenada o acorraladas por ninguna organización, y se tornan conscientes del hecho de que no es natural vivir como una célula exclusiva en un mundo que Dios hizo ampliamente abierto para el provecho mutuo de todos los seres vivientes. También la gente aprende a mejor comprender el hecho de que la vida  puede ser una aventura que se puede disfrutar ampliamente, en vez de una manera siniestra de existir bajo el permanente temor y sometida a esclavitud, explotación, extorsión y contribuciones confiscatorias, o teniendo que evadir el odio de fanáticos estúpidos o las amenazas de deidades vengativas o la ira de mentes discriminatorias.

EL SANTO DOMINIO UNIVERSAL reúne a la gente haciéndola entender la dignidad de ser mutuamente buenas y protectoras, y haciéndolas disfrutar de los beneficios de su propia cooperación en el plano material de vida, así como en el plano espiritual y Divino. Así se borra las perjudiciales diferencias y las malas pasiones, dándole dimensiones efectivas a la Fraternidad Humana, así como proyecciones prácticas a la Comunión Espiritual. Esto es obviamente mucho mejor que el infernal sectarismo que hoy día medra bajo la etiqueta de religiones espectaculares y jactanciosos nacionalismos.

EL SANTO DOMINIO UNIVERSAL no es, bajo ningún punto de vista, un sistema estático, si es que se pueda considerar de alguna manera un sistema. En realidad no puede ser un sistema o una doctrina, porque no mecaniza la vida, o al individuo, y se niega a colocar a la vida en una fórmula teórica. Esto es porque la vida natural es y se deletrea “libertad, dinámica, creación constante, realizaciones sin límites, Divinas Fuerzas, en todas partes potentes y en ninguna parte encadenada o limitada”. Esto  explica nuestro interés por resolver los problemas del mundo integralmente y por remediar los males humanos.

EL PARLAMENTO UNIVERSAL DEL HOMBRE o Asamblea General del Santo Dominio Universal es un Cabildo abierto donde la conciencia humana se puede libremente expresar. Ahí todos los problemas humanos se toman en consideración y las soluciones examinadas y recomendadas. EL SANTO DOMINIO UNIVERSAL ofrece verdaderamente el extraño espectáculo de solucionar las necesidades humanas sin ensayos, sin antecámaras y sin mirar al mundo a través del prisma crudo de la política. Es espontáneo  y sincero, inegoista y aborrece el sentido y métodos  de la política que consiste en tomar egoísticamente y en ofrecer sin dar jamás, o dando constantemente un poco para obtener más, o planeando e intrigando para sobrepasar a los oponentes de la forma más diplomática o maliciosa posible; además de ser sin sentimiento y sin conciencia.

Siempre sincero y consciente de sus fines, el Santo Dominio Universal trata de resolver los problemas del mundo. Se da cuenta, sin embargo, que sin dinero no puede ir muy lejos. Por eso es que piensa establecer un FONDO DE PAZ Y FRATERNIDAD UNIVERSAL. Sus voceros están en camino para cumplir los requerimientos legales en diferentes países, y pronto se publicará un plan en todo el mundo sobre ello. Bajo un punto de vista este Fondo de Paz y Fraternidad Universal se puede considerar como destinado a comprar PAZ Y FRATERINIDAD, de las cuales el mundo está tan necesitado. En verdad, la Paz y la Fraternidad parece que jamás llegarán a ser una realidad en donde la intolerancia política y religiosa de la violencia y el temor conducen a la guerra, a la agresión, a la excomunión o al odio arraigado y a la desconfianza.

El SANTO DOMINIO UNIVERSAL se ha dado cuenta también que mientras el mundo esté regido por un sistema económico anticientífico, que es fundamentalmente monstruoso, no existe esperanza fundada para la Fraternidad humana y para la paz del mundo, porque la gente siempre buscará el DINERO, la deidad todopoderosa de la ambición, codicia, orgullo e ignorancia; y todos sabemos  que los individuos continuarán sin término su envilecimiento, corrupción, degradación moral, refinamiento criminal y designios infernales para poder obtener satisfacción personal y para glorificar designios secretos. El único remedio para tan descorazonante realidad es procurar y provocar una actitud personal  más efectiva y más ética, una realización más Espiritual, y, lo queramos o no, crear un sistema económico mejor.

Toda la estructura social de la humanidad debe ser, así, revisada. No es suficiente condenar el uso de armas nucleares, escuadras, el estrangulamiento económico y las injusticias sociales. Debemos ir a la supresión y a poner fuera de ley toda forma de servidumbre humana, violencia y regimentación, toda agresión, ya sea intolerancia religiosa o guerra, todo ataque gratuito, ya sea discriminación racial, servidumbre económica o tiranía política.

La propagación del conocimiento debería ser el principal ideal de las Religiones y Gobiernos. Pero esto no es suficiente, nada enseña y esclarece más que las Instituciones ejemplares que rehabilitan a los individuos y multiplican las bendiciones de la libertad, la paz y verdadera fraternidad. Por eso es que el SANTO DOMINIO UNIVERSAL está tan ansioso de ofrecer soluciones efectivas y prácticas para los problemas del mundo y solucionar las necesidades humanas y remediar todo posible mal de nuestra especie.

Es verdad, la humanidad está terriblemente dividida, a pesar de lo tanto que se habla de democracia, cristiandad, fraternidad, caridad, etc. Las Naciones y las Religiones como las fraternidades y escuelas místicas y movimientos pacifistas son, o parecen más bien, legiones feudales y ciudadelas infernales de magnificencia totalitaria para manufacturar toda la estupidez posible.

¿Es de asombrarse que las Religiones y Naciones se tornen cada día más egoístas? Las Religiones excomulgan con penas eternas del infierno a los que no acatan sus dictados, dogmas o mandamientos, en tanto que las naciones excluyen a la gente que les disgusta. Posiblemente ellos jamás habrán oído hablar de la magia de los ideales y del divino poder de los sentimientos nobles. Ahora es casi imposible viajar a través del mundo sin un “pasaporte”, que es toda una consagración política. O con una visa religiosa que es realmente una marca religiosa que se supone le de derecho al cielo, sin los cuales, los viajes son imposibles, ya que en muchos países estos documentos no son válidos o son considerados como “testimonio de culpa”. Si un Budista o un Musulmán llega a Roma, los Católicos lo maltratan. Si un Católico se aventura a Rusia, luego es tratado como espía. Si un Judío habla en voz alta en un país árabe, es encarcelado ipso facto, o lapidado. Si un Ruso desembarca en América, es pronto arrastrado a prisión. Si algún hombre libre llega a otro país que no sea el suyo, pronto descubre que la libertad es asunto de libros y de discursos diplomáticos, pero no una realidad. En algunos países que se vanaglorian y alardean de tradición e ideales democráticos, se hace un minucioso escrutinio y una investigación  inquisitorial de las credenciales religiosas, del ancestro racial y creencia política de los viajeros, aún su vida privada es averiguada escrupulosamente sin ningún respeto de la personalidad privada y de la libertad humana, y si no se encuentra a la satisfacción de los modernos jenízaros con vocación de Torquemadas, sus miserables víctimas ocasionales son de inmediato arrojadas a Ellis Island o a vergonzosas pocilgas o sometidos al enteramente inhumano tratamiento de “indeseables” y a “expulsión” sin ningún miramiento del porvenir de ellos. ¿Es esto correcto? ¿ Es esto propio y le calza a gentes Divinamente esclarecidas? ¿ Es esto propio de Cristianos? ¿Es esto realmente democracia? – Las lumbreras del mundo civilizado no son tan brillantes como se nos ha dicho, y todo lo que brilla en el mundo civilizado no es en realidad oro moral ni Espiritual. Más eso no es todo. Que alguien comercie con otro país, o cambie la residencia de un país a otro o trate de transferir bienes privados de una latitud a otras. Estas son aspiraciones absolutamente imposibles, porque cada país es un baluarte cerrado, o un claustro económico, un campo religioso o esfera política, los cuales, naturalmente, no se deben perturbar ni contaminar con influencias exteriores. Esta  aserción no es una exageración, ya que aún los rasgos raciales o los datos culturales son motivos de una exclusión radical, como si los seres humanos no fueran idénticos, con las mismas aspiraciones por la libertad, paz y prosperidad; como si cada grupo, ciudadela, o campo fueran los enemigos naturales y destructores enviados por Dios para destruir otros grupos, ciudadelas o campos de diferentes razas, tradiciones, economías o creencias religiosas. Ahora ¿Por qué de esta confusión antidemocrática, anticristiana, antihumana y antiespiritual que se ve en todas partes hoy día, en un mundo que pomposamente se jacta de haber sido Divinamente salvado, y que medra bajo el signo de “Democracia Victoriosa”? Preferimos dejar a los intolerantes fanáticos y a los incultos chauvinistas de cierto prestigio que contesten estas preguntas cósmicas.

Nos damos cuenta que a menudo nos acusan de imprudentes. Somos directos, y nosotros no tenemos la culpa si la verdad hiere tanto a algunos, a veces, o si las gentes merecen nuestras críticas. Sin embargo nuestro único fin y propósito es solucionar problemas del mundo y encontrar remedios para los males humanos. Mientras exista una sola injusticia en el mundo hay una amenaza seria para el resto de la humanidad. No podemos condenar el crimen, el vicio, la violencia, el fanatismo, los complots subversivos, la inhumana inquisición, la tiranía y la explotación mucho más de lo que queremos participar la culpa por tales condiciones tolerándolos. Siempre hemos dicho que un santo o un genio que permita el crimen, la violencia, la calumnia o la tiranía desenfrenada en su presencia es, o un grotesco bribón disfrazado o un loco irresponsable. Los que se dan cuenta, como nosotros, que hoy nadie está a salvo de ataques monstruosos por parte de alguna suerte de policía, de gángsteres fanáticos religiosos o locos místicos, saben que la “Santidad del Hogar”, y “los inalienables derechos del hombre” y “la dignidad del individuo” son solamente mitos en un mundo donde la democracia ha llegado a ser trágicamente hipotética. El temor es pasaporte de la vida moderna porque los individuos están constantemente  acosados por fuerzas secretas, o arrastrados a la angustia por sucias opresiones de todas partes. La necesidad más urgente de la humanidad hoy es LIBERARSE DEL TEMOR porque sin ello toda otra clase de libertad es una simple quimera. Además, ¿Existe algo mas lacerante y perturbador para la mente que la viva pesadilla del permanente TEMOR de ser arrastrado fuera de su hogar a media noche, o ser llamado como soldado de alguna suerte de guerra, perseguido debido a nuestro amor a la libertad, a la verdad y al respeto propio, debido a la discriminación racial, prejuicios sociales, intolerancia religiosa, arrestado y maltrecho por la policía inquisitorial, secuestrado por gángsteres, o gratuitamente calumniado por estúpidos fanáticos religiosos? Un mejor cuadro de la tragedia del hombre moderno podríamos obtener si consideramos los esfuerzos de la tiranía sindical, corrupción política, Gobiernos dictatoriales, planes internacionales y las imposiciones de las finanzas secretas. Si quisiéramos  podríamos agregar también la poco gloriosa amenaza de las bombas atómicas H y nuclear por las cuales muchas naciones han desarrollado una inclinación inesperada.

El SANTO DOMINIO UNIVERSAL no tiene preferencia por ningún sectarismo, partido político, exclusivismo racial, absolutismo nacionalista o totalitarismo religioso. El no pude limitar su campo y extensión de sus esfuerzos espirituales y aspiraciones humanitarias. Por eso es que defiende, honra y protege por principios y no en forma convencional, a todo esfuerzo honesto y serio y a toda decisión humanitarista. Por la misma razón considera a toda la gente igualmente, como Hermanos, Ciudadanos del mundo e Hijos de Dios, sin preocuparse de su creencia, raza, nacionalidad o credo político. Cuando nosotros vemos a un hombre o mujer, solo vemos a un ser humano, criatura de Dios, que puede tener esta o aquella creencia, bienes o nacionalidad; pero no se podrá ser recomendable antes de haber logrado ser un humano bondadoso, honorable y edificante.

EL SANTO DOMINIO UNIVERSAL descansa sobre Principios Universales y Valores Espirituales y se dedica exclusivamente a servir los intereses humanos y a las realizaciones Divinas, siendo extraño a los designios sectarios y planes egoístas. Todos los Miembro adherentes deben probar ser dignos de los ideales que profesan, respetándolos y aplicándolos en la forma más honorable posible, y para el beneficio mutuo de la humanidad. Así los Principios y valores que son eternos prevalecen por sobre los convencionalismos y egoísmos, que usualmente medran interfiriendo en los derechos naturales y en la dignidad espiritual de los demás.

El SANTO DOMINIO UNIVERSAL así defiende y garantiza la prosperidad de todos los que tienen como sagrados los Principios y Valores, y como más elevados que los bienes, autoridad y gloria pasajeros.

Es obvio que EL SANTO DOMINIO UNIVERSAL no es una organización mística, como tampoco un simple clan de idealistas de cámara o metafísicos especulativos. Es altamente práctico, hasta el extremo de buscar la solución a los problemas económicos tanto o tan bien como a las rencillas ideológicas y a los conflictos morales. Es en realidad un Universalismo que engloba valores Espirituales y Principios Universales de la manera más práctica. Esto es posible porque promueve la Conciencia Cósmica, o sea la elevación de los valores humanos hasta la dimensión de realizaciones Divinas.

Los líderes del SANTO DOMINIO UNIVERSAL tienen que haber probado su capacidad y vales como Guías de la Humanidad. ¿Es extraño entonces que ellos adviertan a la humanidad del peligro de sus propios métodos erróneos y malignos designios? Ha estado invitando gente a Unirse a cooperar hacia una vida mejor y más respetable. Un acontecimiento mayor no ha podido suceder en nuestro tiempo, ya que la humanidad lo que más necesita es ser rescatada del abismo de los valores antiespirituales en que está cayendo.

EL SANTO DOMINIO ESPIRITUAL es puramente una Cruzada ética y un Renacimiento Espiritual oportuno. No se entretiene en política y aborrece tratar los problemas humanos con ejércitos, bombas y odiosidades. Tampoco puede evitar los planes políticos y leyes destructivas de las Naciones, como tampoco puede detener a las Religiones que recurren a la excomunión o a los métodos de bandolerismo. Tiene que vencer al mal con Sabiduría y Amor. Su jurisdicción radica solo en el corazón y alma de los individuos. Esto  hace su tarea dificultosa y lenta. ¿Quién puede dudar que al final tendrá que lograr el éxito?

Los problemas del mundo son debidos a las condiciones humanas, y éstas dependen de las limitaciones de los individuos, de sus inclinaciones malas o de sus complejos internos. Por eso es el individuo humano quien debe cambiar, mejorar, perfeccionarse si es que queremos un mundo mejor.

El Renacimiento Espiritual provocado por el SANTO DOMINIO UNIVERSAL es fundamentalmente humanístico. Sin embargo se dirige hacia una mejor unión entre el hombre y Dios o de la Tierra con el Cielo. De esta manera la Unidad y la Universalidad llega a ser una posibilidad moral así como un poder Espiritual. El coeficiente de la potencialidad de la Nueva Era es del más alto grado porque está colocada bajo la protección de una Sociedad del Hombre con Dios. Dios permanece como la suprema fuente de vida, y se espera que cada individuo busque la suprema realización Espiritual.

El futuro del mundo puede aún continuar confuso y confundido, pero ya se han construido los cimientos de la FRATERNIDAD DEL HOMBRE BAJO LA PATERNIDAD DE DIOS para siempre.

No existe buen futuro en las guerras, en los planos políticos, en la diplomacia secreta, en la intolerancia y persecución religiosa y en la explotación del hombre por el hombre. Estos son los fundamentos que nos guían hacia una actitud ética más trascendental para encarar las necesidades de la humanidad, dándonos perfecta cuenta que la Unión hace la fuerza, y hasta aquí ni una sola Nación, Religión o Filosofía han sido capaces de encarar con éxito el reto de las fuerzas malignas, del materialismo o de cualesquiera de las dictaduras. Ni las Naciones Unidas, como su predecesora, se ha demostrado capaz de resolver los problemas del mundo, y esto es principalmente debido al hecho que les falta cualidades morales y valores espirituales.

EL SANTO DOMINIO UNIVERSAL ofrece la solución de los sabios de todas las edades y esto es posible solamente porque constituye una sin par fuerza moral y prestigio Espiritual que deriva de la cooperación inegoista y no sectaria de numerosos y diferentes Cuerpos Masónicos, Religiosos, Escuelas Místicas, Sociedades benevolentes y Movimientos pacifistas y morales, que se han echado sobre si el deber de servir a la humanidad y honrar a Dios en la forma mejor que les permite sus medios y disposiciones.

Otra característica del SANTO DOMINIO UNIVERSAL y también única, yace en el hecho de que no es proselitista ni doctrinal, en tanto que recibe gustosa a todos los Líderes serios  y sinceros que están libres de prejuicios, fanatismos y egoísmos. Esto constituye una salvaguardia contra los designios malos, y es una garantía de que nunca degenerará en planes o sistemas como los que han sido siempre la causa de la miseria humana, de calamidades y tragedias.

El actual y principal inspirador y Jefe de esta importante acción en el H.H.H. OM Schernrezig Lind (se pronuncia fonéticamente: Cherenzi), el famoso filósofo, científico y Maestro Espiritual que ha escrito docenas de libros, importantes trabajos sobre religión comparativa, estudios académicos; y quien diseñó en 1947 la Carta para una Naciones Unidas Espirituales. Ahora él está consultando con todos los Jefes de Estado, Religiones, Organizaciones Masónicas y Movimientos Cívicos en todo el mundo, en un esfuerzo para realizar una era de paz, libertad y fraternidad humana.

H.H. OM Cherenzi Lind es un prestigioso Líder Mundial y Jefe Religioso que preside la Civilización de la Nueva Era y la Fraternidad – Comunión Espiritual bajo la Paternidad de Dios.