payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

Editorial

 

M E N S A J E

Tomado de: Revista Ariel Nº23. Abril de 1941
Y del Libro “PAZ” Selección de Artículos del Pr. OM Lind Schernrezig

La Institución Rosa Cruz Universal,
filial
en México,
dedica a
La Primera Convención de Cultura y Espiritualidad de México
Palacio de Bellas Artes. - Marzo 27 de 1941

A TODOS LOS QUE ESTO LEYEREN

Hermanos en ideales:

El vendaval de pasiones deletéreas asola cada vez más el predio terrestre, abarcando todos los ámbitos del interés humano, corrompiéndolo todo y creando una minusvalía espantosa en todos los órdenes de cosas, situando con carácter de crisis arrolladora todos los ideales más ponderables en un caos desolador que acusa todavía más la fatídica ausencia de valores en que se venía desenvolviendo la vida de nuestra especie.

Otra guerra mundial está en plena vigencia, y la destrucción que se opera es enorme, a la par que la moral humana se desvirtúa en proporciones aterradoras y el potencial humano se rebaja hasta quedar reducido al más burdo, desquiciador y brutal sentido instintivo. Es la exaltación plena de la barbarie consumada, que arrasa con todo significado humanista, digno epilogo de una negación sistematizada de toda auténtica función ESPIRITUAL, escenificada con cínica saña y refinada morbosidad criminal por unos desalmados glorificadores del derecho de la fuerza bajo el cómodo disfraz de un doloroso y siniestro materialismo histórico. Y a esto hay que añadir el desbarajuste que se está creando en el orden económico.

¿Y qué es lo que se persigue con estos nacionalismos exaltados y esos imperialismos económicos e imperativos totalitarios? ¿Qué fin loable pretende la guerra? ¿Qué resultados dignificantes traen estas fatídicas fantasías de la psiquis morbosa auto consagrada? ¿Qué sustancia trascendental, qué valores ponderables y eternos, qué dignidad y honradez promueven estos alardes de fuerza destructora  de nacionalidades, aniquiladora de ciudades y atormentadora de las conciencias ávidas de paz y progreso? No son sus justificaciones retóricas y sus pronunciamientos de despiadada destrucción, tan endebles y monstruosos como las abyectas justas humanidades del pasado? Y en fin, ¿Qué legado les preparan a las generaciones del porvenir esta saña saturnal, esta militancia perversa, esta desmedida explosión de odiosas pasiones?

¿Qué  nos importa a nosotros que se guerree en tal o cual sentido, o con esa u otra presunción?  El odio genera siempre odio, y miserias que son atalayas de estulticia e ignominiosa morbosidad e inconciencia. La guerra no inspira sino brutalidad y entroniza toda clase de lucros y lacras.

Pero ¿Qué actitud debemos asumir ante la guerra? La neutralidad en los tiempos actuales es un suicidio, o una pecaminosa condescendencia con el crimen en gran escala y la destrucción legalizada por el propio derecho de la fuerza. Hablar de PAZ, pues, ahora es irrisorio, fantástico, falaz y cobarde.

Por fortuna la realidad es una constante enseñanza, y los pueblos aprenden a escoger sus orientaciones al calor y al compás de los acontecimientos. En la hora actual, después de haber presenciado los hechos internacionales de las últimas décadas, ya no es posible vacilar, pues no hay otra disyuntiva. ¡Con todas sus fallas, la DEMOCRACIA es siempre más LOABLE, MÁS ALENTADORA, más recomendable y más ENALTECEDORA!

Nuevos tiempos se están forjando en la hornaza presente, y precisa no desatender las necesidades humanas ni los imperativos de la vida. Nuevos derroteros se imponen. Pero también son imperiosas novísimas concepciones y actitudes.

No podemos dejar de medir la gravedad de los acontecimientos en curso, y no descubrir la trascendencia del devenir que se incuba en lo que haya de quedar de nuestra especie, sería hacer ilimitada la calamidad que experimenta hoy por hoy el mundo.

Se habla de factores imponderables que habrán de determinar el curso y las resultantes de esta descomunal contienda, pero la mística guerrera traumatiza y destroza el delicado mecanismo sensitivo del hombre, propendiendo así a rebajar el potencial étnico y poner fin a toda expresión evolutiva. Pero los cantos de sirenas de los cañones y los gestos teatrales de los dictadores, por muchos precedentes que sientan, nunca jamás lograron fijar los derroteros de la vida humana. A la larga, vencen siempre fuerzas ignotas. ¡El pensamiento es mucho más poderoso que la mecánica guerrera y los inventos fratricidas de los hombres!

Obviamente le queda a la humanidad el recurso de UNIFICAR las fuerzas vivas Espiritualizadoras de todos los países. Mas ¿para qué hacerse ilusiones? Tanto los Espiritualistas como los "istas" de todas las layas y tendencias místicas y filosóficas que tanto cacarean sus ideales y sus principios celestiales, son los más recalcitrantes enemigos de sus semejantes cuando no aciertan a CREER lo mismo que ellos. No hay peor enemigo del hombre que un fanático supersticioso y estulto.

En la hora actual, todos los sistemas de religión han quedado callados, acurrucados en sus guaridas, como si el fragor y la saturnalia infame de los campos de batalla les asustara. Todas las fórmulas devocionales han quedado inocuas, todos los simbolismos éticos han quedado postergados, y todos los empirismos místicos y teorizantes que fungieron bajo la égida de la FRATERNIDAD, han demostrado su monumental impotencia con sus cobardías y mezquindades. ¡Dios y todos los principios ponderados han sido reducidos a la más abyecta obediencia por el rigor demoniacal de dictadores de opereta y genios de oscurantismo!

Por eso mismo la INSTITUCIÓN ROSA-CRUZ hace oír su voz por todos los rincones del orbe, a fin de señalar Valores y fijar derroteros Espirituales, de acuerdo con las necesidades actuales de la humanidad.

Naturalmente, los poderes oscurantistas se esmeraran en denigrar al VERBO ETERNO ponderado por la Rosa-Cruz, pero en todas las épocas, los Iluminados Hermanos Rosa-Cruz asumieron actitudes valerosas ante las más graves crisis históricas, y siempre para salvar a la especie humana de sus peores lacras y pasiones. Lo que acontece hoy en día en el mundo entero ningún sistema de religión y ninguna programación filosófica lo evitó ni pudo remediarlo. ¡Acaso la solución a todos los críticos problemas que acosan el mundo en estas trágicas horas, sólo la podrán aportar los Maestros de Sapiencia y los Iluminados Hermanos Rosa-Cruz!

Es con verdadero beneplácito que acogemos la invitación que nos hace el CONSEJO SUPERIOR ACADÉMICO Y ESPIRITUAL DE MÉXICO para participar en las labores de la Primera Convención Cultural y Espiritualista que acaba de convocar, y miramos este gesto como un saludable presagio de reavivamiento de la Conciencia Humana y de ansias superativas en consonancia con los verdaderos Principios Espirituales de la vida.

¡Que nuestro presente Mensaje sirva de aliento para las valerosas almas que hacen posible una nueva Aurora para la Humanidad!

Pr. OM Schernrezig-Lind
Maestro K.H.
Instructor R-C. Universal
Cardinal Primado para la América de la Iglesia Gnóstica Universal