payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

 Curso de MASONERIA ESOTÉRICA

 

Los antiguos Misterios Mayores y Menores al alcance de todo Estudiante sincero y digno

aguila-masoneria

 

Este estudio Teórico y Práctico de Alta Iniciación es, desde luego, primordialmente para Hermanos Masones. Pero como no se puede bloquear la entrada al Santuario a los Estudiantes sinceros y dignos, no vamos a establecer prerrogativas indebidas ni a crear privilegios para nadie fuera de esta regla sagrada.

No, no vamos a “revelar” los secretos de las Logias ni vamos a poner en ridículo a los Hermanos, haciendo que cualquier persona sepa o lo que él cree que es el sumum de la sapiencia y de los secretos más desentrañables del Universo. Digámoslo con entera franqueza, hace ya tiempo que los así llamados “secretos masónicos” fueron revelados desde todos los ángulos imaginables. Hitler se apodero de secretos maravillosos de los grandiosos Maestros, poderosos Caballeros, sublimes Sacerdotes, extraordinarios Magos y superlativos Profetas Emperadores de Oriente y Occidente, bien seguramente con el fin de facilitar su tarea de conquista mundial en flor. Más cual no debe haber sido su desilusión cuando descubrió que todo era sólo “simbolismo”, “leyendas” y “mitos”, pues enseguida ordenó su destrucción total.

A pesar de las condiciones deplorables de la Masonería, esta posee buenas cualidades y por los mismos motivos, seguramente, Napoleón, Mussolini, varios Papas católicos-romanos y los dictadores de España y Portugal más recientemente, se declararon abiertamente como furibundos enemigos por su fomento de la libertad de los pueblos, cultivar una moral dignificante, y practicar demasiado bien la democracia. Últimamente, con el pretexto de “graves peligros de carácter antisocial y antihumano”, el comunismo también confiesa no admirar esta Institución, y por lo tanto, la declara ilegal, “por su grotesca charlatanería y por su vulgar superstición”.

Queda patente el hecho de que la Masonería puede ser respetable y admirable aun habiendo perdidos todos sus nexos genuinamente Iniciáticos originales, en ciertos casos y lugares, mas también se torna culpable de crimen de “lesa majestad filosófica y alta traición a la humanidad” cuando degenera en sistema político o a favor de la degradación moral.

La Masonería, vista en su conjunto, es extremadamente contradictoria y confusa, y para no extender nuestro criterio sobre el particular, diremos tan sólo que nos separa de ella toda una eternidad, y es razón demás para subrayar enfáticamente que la MASONERIA ESOTERICA no puede, en modo alguno, tener nexo con prácticas y con una psicología que hace ineficaz la Alta Iniciación del Santuario Sagrado.

La verdad es que cuando leemos los títulos de ciertos manuales masónicos, a ningún espíritu esclarecido, se le ocurre que algo anda mal en la Masonería, pues con unas centenas de millares de ejemplares de obras intituladas “Libro de Sabiduría”, “Vademécum del Maestro Masón Perfecto”, “La Masonería como religión de la razón”, y “Dios es Masón”, que se publican cada año, hace mucho tiempo que la humanidad debiera ser completamente perfecta, idealmente racional, y en fin, gozando de una hermandad paradisíaca. . . Empero, en realidad, la humanidad parece no estar al tanto, aún, de tantas bellezas, y sigue, impertérrita, su curso de oscurantismo, vicios, egoísmo brutal, guerras fratricidas, monstruosa explotación económica y social, y de estupidez endemoniada.

Los queridos hermanos masones pueden permanecer tranquilos, por tanto, que no vamos a afectar su dignidad en lo más mínimo. Es más, podemos asegurarles desde ahora el más estricto uso de la palabra, pues nuestra vocación difícilmente podría asemejarse con los chismes y las delataciones, por más que tengamos plena certeza de que la Masonería Esotérica no sentó plaza, aún, en ninguna Logia Simbólica como tampoco en los remedos masónicos, que son, hoy en día, el Martinismo, el Mefisismo y el Misraísmo o Iluminismo y todos los perfectismos místico-metafísicos con que se pretende ahora disfrazar, desvirtuar y ridiculizar la genuina Masonería. La Masonería Esotérica, de hecho, puede haber servido de fuente de inspiración de todas esas formas de masonería mas o menos revelada, popular, real y libertaria, pero no con mucho éxito ni por mucho tiempo, puesto que todas esas formas de masonería más o menos oficial evitan hablar de ello y se espantan cada vez que toma cuerpo en forma de Luz Eterna.

Por todas esas condiciones, pues, no hay entre la Masonería Esotérica y el Simbolismo el menor nexo, la más mínima excusa y disimilitud. La distancia que nos separa es tan grande como la que hay entre la Carta del Atlántico y los Evangelios Cristianos y Betelgeuse, particularmente cuando se institucionaliza en forma de “política activa”, y de “vehículo colonial”, o de “nacionalismo exasperante”, como en el caso de la generalidad de los países occidentales. No puede haber nada de incompatible en la alta sabiduría y con la genuina Comunión Espiritual, con una desagregación moral y una degeneración biológico-social, que deriva de la llamada “política activa y progresista” de los tiempos modernos, precisamente por su carencia ingénita de verdadero sentido humanista, y de visión espiritual.

En el frontispicio de las monumentales obras arquitectónicas cuatro veces milenarias de Luxor, se expone una Ley de Oro de auténticos Iniciados, o sea: “Conoce la Verdad y todo lo demás vendrá por añadidura”. “Haz a otros únicamente lo que quisieras que se te hiciese a ti”. Según Apuleyo, Luxor era un grandioso centro de cultura Iniciática, y en vez de templos, tenía una grandiosa Universidad, hecho que Herodoto confirma al referirse a Hermes, el autor de la Ley Esmeraldina, que reza así: “Tal como es arriba, así es abajo”. Estas llaves de Alta Iniciación, con toda certeza, a ninguno puede hacer daño alguno al serle conocidas, mas, al ser aplicadas, deben promover formidables transformaciones psíquicas y espirituales. Es por eso, seguramente, que el mundo de los sabios es tan poco comprensible.

Un hecho incuestionable, si no inevitable, es que la Masonería Esotérica existe, y tiene sus nobles exponentes. Ahora, lejos de cualquier pretensión destronar alguna deidad establecida, y sin esgrimir rayos y truenos cósmicos, los Hermanos Mayores de la Luz trabajan incansablemente para dar plena vigencia al Santuario Sagrado y hacer que el Templo Universal no sea una simple fantasía, alucinación o divagación. Sin necesidad de recurrir a la leyenda mitopeica ni a los símbolos improvisados, va enseñando el Arte Real, la Iniciación Sagrada.

Hace ya varios años, el Curso de Iniciación de Masonería Esotérica es un hecho en los países de habla inglesa, y fue traducido en parte al idioma castellano. Ahora, creemos que el público estudioso que reúna las condiciones indispensables como se ha dicho, querrá extender a su conciencia los dominios de los Santuarios Esotéricos. Si es así, tenemos muchísimo placer en ayudarlos en sus estudios y empeños.

La piedra bruta continua bien bruta, si no, brutal. Es preciso labrarla. El Templo, un tanto disfrazado con simulacros de arquitectura y candelabros simbólicos, dista de una imitación del materialismo imperante, y el Libro de la Ley no está escrito ni el G:.A:.D:.U:. habla o piensa en judío o judeo-cristiano. La Luz Eterna brilla de muchas otras maneras y la Ley de Oro permea todo el Universo y hace de la vida una magia maravillosa de harmonías sublimes y de realizaciones espirituales sagradas.

En momentos en que el materialismo está más triunfante que nunca, y cuando el mundo se encuentra dividido y a punto de estrellar en fracasos atómicos o de cocinarse en nubes nucleares, vale la pena consultar a los sabios de los Santuarios Sagrados. No se trata, naturalmente, de destronar el Twist, el Rock ni a ningún “Míster K”, o de negarles su importancia ya sea como engendros destructivos o guerreristas nucleares o a las deidades del celuloide. Tampoco vamos a destruir sus ilusiones a los reyes del acero y del petróleo, a los magnates de la política “ultra-sapiente” y dueños de los destinos de la humanidad, mental y económicamente subdesarrollada, famélica y desesperada. Lo único que pretendemos es despertar conciencias, ilustrar almas y fortalecer corazones con ideas dignificantes en la medida de sus propias aspiraciones y esfuerzos. Nosotros somos simplemente Instructores y Guías, y cada uno puede, según sus propios anhelos y vivencia nobles, establecer contactos con los Santuarios Sagrados para su propia rehabilitación y edificación.

La Masonería Esotérica, conforme se desprende de esta presentación de rigor, no será jamás muy popular. Al contrario, es una ingeniería sapiente para las inteligencias más selectas del Universo. Mas, como en las altas matemáticas que no significan absolutamente nada para los legos en la materia, no se debe despreciar la ciencia de los sabios simplemente porque no se es uno de ellos. Se puede aprender a cultivar a sí propio. La alta sabiduría tiene su razón de ser tanto como las altas matemáticas, que constituyen el alma de la conciencia moderna. Vale la pena armarse de dignidad y de coraje y colocar la gente a prueba para ver si se consigue vislumbrar aún más la Luz Eterna y el Verbo del Templo Universal, que es el patrimonio de todos los sabios auténticos, de todas las almas verdaderamente grandes, en fin, de la Conciencia Cósmica, que también mora en usted.

Tal vez algún día no distante, la Masonería en general se depure, y de cabida en su seno a genuinos constructores de la Luz Eterna, asegurándose un mejor destino para la Institución, que retornaría a sus orígenes que son, ahora, tan ignorados y “perdidos”.

Este Curso de Estudio e Iniciación Masónica Esotérica, lo repetimos, es únicamente para ciertas almas de selección. No pretendemos sorprender a aquellos que no merecen entrar en el Templo, por cuanto serían ellos los sorprendidos al descubrir que nada ganarían con engañarse a sí mismo o con tratar, inútilmente, de engañarnos.

___________

Informaciones:

UNIVERSIDAD ESPIRITUAL DE COLÔMBIA - Persona Jurídica conforme Resolución Ejecutiva Nacional, en Bogotá, Colombia, No 49, de 15 de abril de 1940.

Solicite la primera Lección en la siguiente dirección electrónica:

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla