payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

yic

YOGA INTEGRAL

o

BIOSICOPLASTICA

(traducido de original en portugués)

 

Desintoxica, vigoriza y desenvuelve tanto el cuerpo como la mente. Es indispensable para conservar o recuperar la salud, la juventud ágil y vigorosa, conservar la figura, la simpatía, elegancia y felicidad

Curso Teóricos y Prácticos, residenciales y por correspondencia, para: 1) Damas (señoras); 2) Jóvenes – Estudiantes y 3) Caballeros de cualquier edad ---- de seis meses de duración.

El Curso de YOGA INTEGRAL significa mejor preparación para enfrentar la vida y adquirir factores de triunfo, que no logrará de ninguna otra manera. No se prive de los incontables beneficios corporales, mentales, morales, culturales y espirituales que únicamente la YOGA INTEGRAL puede proporcionarles. Es su mejor inversión.

Ni siguiera cuesta tanto como el menor de sus “vicios consentidos”.

Agregue usted años a su juventud, y juventud a sus años, sin medios artificiales ni medicamentos, ni fórmulas místicas de ninguna clase.

 

REGISTRESE O ESCRIBANOS HOY MISMO

Si usted sabe lo que necesita en la vida, EXPERIMENTE:

  • Relajación física y mental a voluntad.
  • Concentración mental sublimadora.
  • Formación del carácter y de la personalidad integral.
  • Liberación de inhibiciones,temores, angustias, períodos de frustraciones, miedos infundados, traumas, etc.
  • Cultivo de la actitud mentalliberadora de toda tensión nerviosa y ansiedades generadoras de desarreglos emocionales.
  • Liberación de las tiranía de las drogas, los tranquilizantes, el alcoholismo, el tabaco, el juego y las preocupaciones inconfesables.
  • Normalización y sublimación del mecanismo sexual por la actitud mental.
  • Cultivo de una vida saludable mediante una alimentación racional, una actitud mental enaltecedora y una realización espiritual natural que no conoce substitutos.
  • Actividad mental subconsciente, creadora y rehabilitadora, a voluntad, durante el sueño.
  • Cultivo, integralización y exteriorización de la verdadera personalidad humana.
  • Equilibrio emocional y nervioso
  • Mejor disfrute del mecanismo de la conciencia creadora mediante la meditación.

     

    Desenvuelve:

     

    Ya sea usted:

    Salud dinámica
    Personalidad integral y equilibrio
    Vigor psicofísico
    Belleza y gracia
    Donaire, flexibilidad en el caminar y fineza
    Línea elegante
    Simpatía
    Libre de toxinas, esclerosis y anquilosamientos       
    del cuerpo y de las inhibiciones, temores,
    traumas y complejos mentales

    Venza la timidez.
    Adquiera vitalidad,
    Vida armoniosa y
    Logre felicidad

    Bailarina
    Atleta
    Artista
    Aeromoza
    Secretaria
    Líder social
    Diplomática

    O, simplemente,
    Feliz Ama de Casa o Señor


    La YOGA INTEGRAL o Biosicoplástica le ayudará a usted.

    Ensaye durante seis meses, y estará preparada para vivir triunfantemente.

    Universidad Mundial Científico Espiritual

         Desde el famoso episodio de Lindbergh al cruzar el Atlántico, en un monoplano, y explicando su éxito, gracias al esfuerzo y a la valiosa cooperación de conjunto “WE”, o sea él mismo y su avión, entiéndese mejor el valor de la contribución del hombre, así como del rendimiento, cuando cuenta con una perfecta colaboración de la maquinaria que utiliza. Desde luego, es el genio creador. Cómo el individuo pone a punto (de servirle) el mecanismo, o cómo la maquinaria se plega a sus deseos y se comporta con cronométrica regularidad de trabajo siguiendo los fines predeterminados. Mas, se sabe que existe un íntimo consorcio entre la persona y su aparato, tanto en los motivos como en los fines, y la una acaba por adquirir la personalidad de la otra, al extremo de que ha podido comprobarse que el trabajador se encuentra cohibido o limitado en sus capacidades cuando tiene maquinarias que no están ajustadas por él mismo, o que no consigue comprender bien; es como si no se consiguiese establecer un lazo de simpatía y profunda comprensión entre ambos. Según este mismo criterio, podemos asentar que la maquinaria dirigida, acostumbradamente, por un trabajador competente, trabaja casi sola, y resulta mucho más eficiente.

         Así debe ser, desde luego. La máquina debe servir al hombre, y no a la inversa. Hoy en día, vemos a menudo que la maquina esclaviza y casi sustituye al hombre, y esto no debería ser así, ya que de todos modos ella nunca puede ser tan eficiente como cuando el hombre la hace objeto de solícita atención y debida dirección. Luego, en ulterior análisis, el material primordial más vital no es la maquinaria, sino el SER HUMANO. Es este el que debe ser objeto de principal atención, ya que en resumen el MATERIAL CAPITAL HUMANO es el que ha de determinar el futuro de la fábrica industrial, lo mismo que la sustancia y las proyecciones de la sociedad, de la nación y en fin de toda la humanidad, independientemente de toda fe religiosa, de cualquier partidismo político, ideología de última hora, revueltas sociales y guerras mundiales, habidas y por haber.

         La disyuntiva inevitable que se perfila ante tales condiciones es que el INDIVIDUO debe aprender a servirse de la máquina de manera ventajosa, sin nunca dejarse vencer ni sustituir por ella. Debe, por consiguiente, liberarse de su estado de SUBDESARROLLO, a fin de que adquiera una genuina personalidad humana digna e idónea. De no ser así, la civilización material acabará por colocar al hombre al margen por completo y lo convertirá en simples siervos suyo, perdiendo por fin la humanidad todo lo que tiene de dignidad moral y de autonomía inteligente, así como de creatividad consciente y de nobleza espiritual.

    _________________

          El hecho sustancial e innegable es que la YOGA INTEGRAL se cuenta como factor de indiscutible importancia en todos los sistemas de EDUCACION. No es menos como coadyuvante de la MEDICINA, como lo comprueban nuestras experiencias en un espacio de tiempo menor de un mes, con casos sometidos a nosotros, bajo la garantía de distinguidos colegas del cuerpo médico. En cuanto a la RELIGIÓN, creemos sinceramente que una Clase de YOGA INTEGRAL en cada congregación e Iglesia (Templo, Sinagoga, Catedral o Ashram según sea el caso) tiene mucho que demostrar, ya que los ciudadanos, debidamente cultivados o completamente integrados, ofrecen una mayor seguridad de realización del famoso apotegma latino MENS SANA IN CORPORE SANO. “Mens agitat molema” dicen los antiguos, y hoy en día decimos como el Dr. Alexis Carrel: “Cada pensamiento que se produce en la mente tiene efectos físicos correspondientes”, y vamos más adelante, aún, al proclamar que “cada célula del cuerpo físico vibra al compás de la mente, cada función fisiológica y cada hormona depende, igualmente, del mecanismo mental, del mismo modo que los genes portadores de la herencia y garantes de la procreación”.

          Asombra, por otra parte, cuán beneficiosa resulta la YOGA INTEGRAL para los deportistas, al igual que para los artistas y las personas que tienen que trabajar todo el día, bien sea en una oficina o en profesiones liberales. Es que aquí se trata antes que todo de educar para la vida sana, vigorosa, armoniosa y feliz. No sólo pone de relieve en cada cual sus posibilidades y sus mejores cualidades o facultades, sino que también coloca al individuo humano en condiciones de conocerse mejor a sí propio y a utilizar la plenitud de sus propias energías y su potencial vital natural y espiritual. Y así es como la personalidad humana adquiere una positiva integralidad, alcanzando completamente, a medida, bien sea de su vocación o de su profesión. De hecho, el artista se hace mejor artista, el trabajador más idóneo y eficiente en su artesanía, el pedagogo más competente y más enamorado de su noble magisterio, el sacerdote o Ministro más preparado para afrontar las grandes verdades de la vida, y en fin del médico hace un mejor penetrador o servidor de la naturaleza humana.

          Desde que el Dr. Alexis Carrel escribió su magistral obra “La Incógnita del Hombre”, y el Prof. Hans Sayle su notable ensayo intitulado “La tensión es causa de todas las enfermedades”, la YOGA INTEGRAL tiene conquistado para sí un puesto de preferencia en todos los círculos educadores y profesionales, demostrando que el ser humano es ante todo un delicadísimo mecanismo que requiere permanente atención a fin de evitar su envenenamiento, desajuste o disgregación progresiva, tanto en lo físico como en lo psíquico y mental. Los dos autores mencionados fueron pioneros en estas labores, además de compañeros de estudio de quien escribe, y sus obras servirán de hecho de substancial introducción a la Biosicoplástica o YOGA INTEGRAL, que va en buen camino a convertirse en “ciencia de todas las ciencias”, como decía el inolvidable Mahatma Gandhi; y el genial H.G. Wells contribuyó en su afianzamiento con el peso de su propio criterio contundente aduciendo que “La YOGA INTEGRAL o Biosicodinámica agrega vida a los años y años a la vida”. Más adelante, el Dr. Augusto Auvard aseveró que “La YOGA INTEGRAL aleja la enfermedad y la senectud, lo que no es poco decir, pero sobre todo contribuye a mantener frescor, robustez y vigor de juventud, produciendo en toda la persona interesada la plena satisfacción de vida y permitiendo alcanzar la verdadera felicidad. Si la persona fuese siempre razonable, descubriría que la preparación y el desenvolvimiento que promueve la YOGA INTEGRAL les es indispensable, cualesquiera que sea la religión que profesen, y a un precio por lo menos igual a lo que pagan por los vicios con que se suicidan cada día un poco más.

          Desde luego, existe ya una Ingeniería Humana. Otros científicos demuestran su posibilidad, si no su actual realización, como el Dr. B.F. Skinner, Prof. de psicología de Harvard cuando afirma que “la ciencia aumenta cada vez más en ese poder de influenciar, transformar y moldear la conducta humana”. El Dr. Carl R. Roger, profesor de psicología de Wisconsin University asienta a su vez que “estamos presenciando la formación de una ciencia con potencial de enorme importancia, que es un instrumento cuyo poderío social hará aparecer débil la energía atómica en comparación”. La nueva fisiología es riquísima en descubrimientos y nos revela que la Pysche o Mente, que la sicología descarta e ignora, viene a ser uno de los mayores factores de la biología y de la sociología. Hasta las células, las hormonas y los genes, de hecho, deben su físico-química a las funciones y actitudes de la Mente, demostrando ser automática en su fisiología tan sólo en parte y según las circunstancias. El Dr. Wilder Penfield, lumbrera de la cirugía en Canadá, provocó un juicio aún más contundente, que remata toda duda y sospecha cuando dice: “La ciencia no nos da ninguna luz sobre la naturaleza del espíritu del hombre o sobre la existencia de Dios”. Contestándole el Dr. OM Lind afirma: “No hay ninguna ciencia genuina donde no hay luz de conciencia, luz que nos rehabilita y guía, luz inconfundible y eterna, que desde el fondo del universo nos revela las verdades inmanentes y maravillosas de la vida, tanto en el hombre, como en Dios, o viceversa”.

         Llegamos ahora al punto de que tanto la sicología como el sicoanálisis, lo mismo que la gimnasia común, la quiropráctica y la mayoría de los métodos educacionales en vigor caen en obsolescencia total, despedazadas por los avances de la ciencia en materia de control del pensamiento, las emociones, el comportamiento individual, así como la liberación de la mente de toda intoxicación, traumatismo, falta de articulación, desprotección, inhibición y tensión.

         De hecho, no existe, que sepamos, substituto alguno para la YOGA INTEGRAL, considerando sus méritos como método de rehabilitación de la personalidad humana en sus condiciones intrínsecas. Desde luego, esto tiene sus alcances en el orden espiritual, por lo cual no constituye en nuestro caso un motivo de preocupación ya que dejamos a cada individuo en plena libertad de atender a sus propios asuntos de conciencia y de corazón.

          La BIOSICOPLÁSTICA o YOGA INTEGRAL es exactamente, ni más ni menos, lo que implica: esto es, la Ciencia-Filosofía de la Vida Sana, Digna, Edificante y Armoniosa. Es obvio, por ende, que no se trata aquí de una simple “gimnasia”, de un “atletismo exótico” o de un “judo-twist” de última hora, ni mucho menos un “psicoanálisis aplicado a la psicosomática” o cosa parecida. Por supuesto, no tiene la menor semejanza con los diversos sistemas de “yoga” tradicional y mística con que podría emparentarla el vulgo. De hecho, debe su efectividad, así como su popularidad, al hecho de que consiste en un método progresivo y práctico de alta efectividad en la rectificación de defectos físicos, desajustes emocionales, desequilibrios mentales, fallas de carácter, desequilibrios nerviosos y complicaciones de los sistemas síquico y fisiológico, además de contribuir para la formación del carácter, el mejoramiento de las condiciones de la existencia, la adquisición de un mejor sentido y una más amplia visión de la vida, así como fomentar la conservación o recuperación de la salud y del vigor juvenil y la rehabilitación de la personalidad humana. De ahí que la YOGA INTEGRAL sea sui generis, además de admirable y sobre todo incontestablemente incomparable e inimitable.

          Tanto los gimnasios como las asociaciones de atletismo y deportes, las sociedades de seguros, los sindicatos de trabajadores, las escuelas y universidades, las iglesias, los clubes sociales, las fábricas industriales, las oficinas mercantiles y gubernamentales, los institutos de investigación científica y de estudios espiritualistas, y en fin todas las aglomeraciones de personas para fines de producción tienen asegurado beneficios ilimitados en la adopción de la YOGA INTEGRAL, ya que garantiza el mejoramiento del capital humano, así como la mayor utilización del potencial vital natural y espiritual de todo el individuo, sin inmiscuirse en modo alguno ni en cuestiones de superstición, ni de conciencia, como tampoco de fe o religión, ni en asuntos políticos.

    ______________


    • “Las jovencitas, que aún sueñan y creen que toda la vida es un romance ininterrumpido, también deben prepararse para una vida más febril y más práctica, al mismo tiempo que más realista. La BIOSICOPLASTICA les ofrece las mejores posibilidades y les garantiza una vida de plena salud, belleza física, amplitud mental y felicidad”.
    • “Las artes fueron siempre patrocinadas por la mujer, porque para ella la vida es, sobre todo, poesía, sueño y vuelo de espíritu. Su mejor ayuda es sin duda alguna la BIOSICOPLASTICA o YOGA INTEGRAL”.
    • “Ya la mujer moderna trabaja, gana su sustento cuotidiano, mide capacidad y talento con los hombres, y, en fin, tiene oficios de toda clase, desde laboratorista hasta aeromoza, médica, abogada, diplomática y educadora, sin despreciar las labores del campo ni las del hogar que a veces son las más rudas”.
    • “Hasta las así llamadas “reinas de belleza” tienen que embellecerse, continuamente. Nos toca decir, con todo, si la belleza natural no es más efectiva y admirable que la artificial”.