payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

 

cabezote

Los Centros Luminares

Los siguientes, son una serie de extractos tomados fielmente de un legajo de cartas escritas por el Pr. OM Lind Schernrezig. Se han tomado las partes más significativas, a nuestro entender, en lo atinente a los Centros Luminares y se han agrupado en subtítulos para una mejor comprensión y complementación . Este documento debe ser estudiado concienzudamente en los Centros Luminares y a nivel individual por cada uno de los Estudiantes Miembros de la Universidad Espiritual en Colombia y dignos Discípulos del Ven. Maestro K.H.

El Instructor Titular de la Universidad Espiritual en Colombia

¿Qué son los Centros Luminares?

Un C.L. es un Foco de Fuerzas Cósmicas por ser fuente de Saber, base de cooperación y proyección de Amor. En los C.L. el Verbo Espiritual está presente, hecho luz, marbete eternal y carne de conciencia creadora universal.

Un C.L. es epicentro energético del Universo en función expansiva, de acuerdo con los esfuerzos culturales y espirituales de sus miembros, y su circunferencia se pronuncia y realiza con los logros dignificantes de cada uno de ellos.

Un C.L. es, de hecho, un epicentro de irradiación cultural así como de majestad espiritual inconfundible. Ahí deben congregarse las almas ávidas de excelencias internas, así como de una cierta pulcritud moral externa que demanda respeto inequívoco. Todo C.L. debe por sobre todo ser lugar de crianza de almas libertadas así como de conciencias despertadas. En esto deben trabajar todos, sin dogmas ni doctrinas preconcebidas, y sin temor de encarar la Verdad, procurando ante todo dejar al corazón prevalecer en todos los problemas y a la dignidad del hombre cuando fallen los argumentos inteligentes.

El C.L. enseña a ser libre. Comienza por descartar toda forma de violencia, agresividad, o tupimiento como especies de lavados cerebrales, adoctrinamientos, catecismos, etc., pues el individuo merece ser elevado a la dignidad máxima de la vida, que es el Verbo Espiritual, y nuestra función primordial consiste en hacer almas libres, libres por la dignidad, por su moral y por sus nobles procedimientos.

Los C.L., también conocidos como Epicentros Luminares para los Nuevos Tiempos, no pueden, bajo circunstancia alguna, convertirse en el corral, la corte o la propiedad privada de una persona en particular, sin consideración de reivindicaciones o por los motivos que fueren. Los seres humanos y la humanidad entera, nunca debieran ser los "sujetos" o los medios de enriquecimiento de ninguna clase de líder egocéntrico, superman Hatha Yoguista, "hombre-divino", clan místico de algún soñador despierto, o viajante hablador charlatán. La característica distintiva de nuestra organización consiste, precisamente, en promover una libertad absoluta de conciencia, de pensamiento y de expresión.

Todo miembro del C.L. es una joya en proceso de pulimento, y el individuo es su propio artesano, juez y dueño, porque reconoce que sin esfuerzo no hay posible superación personal; sin criterio aquilatador no puede haber cordura ni respeto, y sin maestría personal no puede haber sino esclavitud con respecto al exterior y turpitudes en lo íntimo del ser.

El despertar de la conciencia es lo primordial aquí. Más aún, en el C.L. el individuo se despoja de sus ilusiones y vanidades, así como de su ignorancia. Por ello ha de renacer y revelarse con pureza de corazón y nobleza de alma. Ni el instinto, ni las pasiones tienen lugar en los C.L; de allí que quienes no sean dignos no tienen derecho a hablar, así deban pasar por él mil años. En el C.L. sólo se estudia primordialmente, pero no está descartado ni la oración ni la meditación, pues la una es el recurso de quienes saben saborear el silencio y oír las almas eoleanas y armoniosas del universo, mientras que la otra es el taller del genio que crea conciencia y que sabe que el destino es un sendero que cada cual debe forjarse para sí propio, según sus propios esfuerzos.

Los C.L. deben ser laboratorios del pensamiento libre. Todos sus miembros deben, por lo tanto, estudiar por deber. Deben también, por necesidad, recurrir a la honda Meditación, por cuanto la genuina Verdad, la esencia de la vida, no se descubre sino por medio de los contactos suprasensoriales, por encima de las facultades racionales.

La Verdad pertenece a campos de realidades suprasutiles, en los que los sentidos materiales no tienen acceso ni asidero, y por tanto no están sujetos a los mecanismos de la razón. La propia inteligencia, debemos dividirla en dos funciones bien distintas: racional e instintiva o convencional la una, y suprasensorial o ultravital la otra.

Los planos trascendentales o supramateriales de la vida, por tanto, no pueden ser penetrados sino por medio de la función superior de la inteligencia, o sea por la Conciencia realizadora. La razón, en esta función, es impotente y sumamente limitada. Es el corazón y no la mente, que por tanto, debemos poner en función, si queremos establecer contacto con los planos Espirituales o trascendentales del Universo. La Meditación nos ayudará ampliamente en estas mejores aspiraciones nuestras.

Lo importante en nuestros estudios son los empeños paralelos de conciencia, los esfuerzos, que sirven de desarrollo y de acicate. El egoísmo no tiene parte ni cabida entre nosotros, y procuramos lograr nuevas facultades y extensión de comprensión sólo a base de esfuerzos de íntima superación. Para nosotros no cuentan ni las doctrinas, ni las hierbas, los astros, los talismanes, las supercherías de charlatanes, ni tampoco las ilusiones más o menos metafísicas. Somos lo que somos, y logramos alturas espirituales a base de mejoramientos íntimos, labrando el magma imperfecto de nuestro ser y de nuestra personalidad hasta conseguir relucientes y puras cualidades integrales.

Somos una Institución de aprendizaje, y no de esclavitud, así que cada cual debe responsabilizarse y esforzarse ayudándonos en el triunfo de nuestros ideales de perfeccionamiento individual y colectivo, a base de esfuerzos dignificadores de cada individuo en lo particular. Nada ganaremos nunca en decir que tratamos de ser mejores y de superarnos, si no sabemos desprendernos de nuestras pequeñeces y nimiedades, vanidades e indolencias, corrigiendo nuestros defectos y anulando nuestros prejuicios en la ESCUELA MARAVILLOSA DEL ESFUERZO! ... esto hay que repetirlo un millón de veces a todos, a fin de que se lo burilen en la marmórea testa, todos los Estudiantes con ahínco y sinceridad, a fin de que logren comprenderlo y ponerlo en vigencia en su ser. No queremos fantasías ni promesas, ni sólo buenas intenciones: lo que nos interesa por sobre todo es el genuino esfuerzo superativo, los empeños dignificantes, los esfuerzos que conducen a algo efectivo.

Formación de Centros Luminares:

Invitamos a los estudiantes y discípulos a formar en sus localidades CENTROS LUMINARES y SANCTUMS, a fin de facilitar la enseñanza colectiva, que completa la individual, siguiendo siempre los cursos elementales de la Institución, y a fin de facilitar la comprensión y el pleno beneficio de nuestras enseñanzas y prácticas superativas... Estos son los verdaderos FOCOS DE ENERGIAS SUPERIORES que promueven la Nueva Era y glorifican el Verbo Universal en sus aspectos humanos.

Todos los Estudiantes y Discípulos debieran de veras encargarse de la formación de un Sanctum o de un C.L., pues así imparten a otros los inmensos e incomparables beneficios que reciben a través de nuestras enseñanzas y actividades. Servir es un deber, cuando se posee cualidades, y quienes no cumplen con este deber natural faltan a sus imperativos espirituales íntimos.

En realidad debieran existir muchísimos C.L. en todas partes, hasta en cada hogar, ya que estos sirven para despertar las conciencias, fortalecer las almas y ennoblecer el Espíritu dentro de directivas de genuina cultura y con firmezas de una moral acrisoladora.

Mucho me agrada que el C.L. funcione en su hogar. En cada hogar de Discípulo debiera haber un C.L., pues es la única forma de aprender a irradiar nobles realizaciones y aprender a Servir a Dios, la Verdad y la Humanidad simultáneamente. Enseñando se aprende, pero Sirviendo se crece en dignidad y en nobles realizaciones Espirituales.

De ahora en adelante hay que establecer la obligación de que cada Estudiante debe traer UNO NUEVO al C.L., y a los que más traigan se les recompensará de manera adecuada al finalizar el año, con honores y algo más; también cada C.L. recibirá un estímulo honorífico cada año de acuerdo con la intensidad de sus actividades, y para ello se tomará en consideración un número de sesiones de estudio y sesiones sociales libres.

Dondequiera que haya gente amante de la Verdad, almas bien nacidas y cultores del Verbo Espiritual, debiera existir por lo menos un C.L., donde cada cual aprende, se educa y enaltece, indaga en todas partes por lo esencial de la vida, y atisba los esplendores del eterno Verbo Divino, a fin de alcanzar excelencias supremas mediante sus propios esfuerzos. No, no se elimina a Dios de los C.L. sino a sus substitutos creados por el antropomorfismo, la demagogia y la supersitición de los mercantilismos de los hombres poco evolucionados. Dios es Verdad, Espíritu, Vida. Lógrese vivir con Espíritu, con la Verdad, y se está en sublime presencia de Dios. Hágase lo contrario, y sólo se tienen templos vacíos, retumbantes de vaciedad espiritual, catacumbas de la ignorancia donde se deifica lo subalterno y necio a fin de mejor engañar a la gente humana con el culto a ídolos y prácticas de superstición, fetichismo y brujería más o menos primitivas.

Las dificultades que encontramos a nuestro paso no son sino medios para perfeccionarnos e incentivarnos para una mejor actuación y mayor celo en el cumplimiento de nuestros propósitos.

Somos tan grandes y poderosos como nuestros corazones lo son con respecto a los misterios de la Vida Universal.

Deberes de los Centros Luminares:

Cada C.L. debe recabar su Carta Patente antes de empezar a funcionar, sin que esto obstaculice sus derechos a obtener igualmente Personería Jurídica... Para ser miembro de un C.L. es preciso ser miembro de la Institución Rosa Cruz Universal (En Colombia, Universidad Espiritual o Sociedad Académica de Estudios Esotéricos). Tres miembros pueden reunirse y constituir un C.L. para comenzar labores.

Convendría que todos los C.L. cumplieran con las condiciones estatuidas, pues de otro modo no podemos seguir sus pasos ni corregir sus errores o inspirarles debidamente en lo conveniente.

Cada mes, los C.L. deben hacer reportes de sus actividades, indicando decisiones y promesas. A los seis meses se les llamará la atención si no han llevado a cabo sus promesas y decisiones, y al año se los reprimendará si no han hecho otra cosa que hablar, gargarizarse y pavonearse en vez de trabajar y estudiar. VIVIR ES CONSTRUIR, NO HABLAR Y SOÑAR.

Asumiendo Responsabilidades:

Me percato de que en …… es preciso hacer labor de reafirmación Cultural, Humanista y Espiritual. Esto podría ser la piedra de toque que nos permita descubrir el talento y la talla de algunos Hermanos y Discípulos, a fin de escogerlos para puestos de responsabilidad, si es que tienen a pecho el que la Universidad triunfe con sus maravillosos designios.

Que cada cual cumpla sus deberes morales sin miras personalistas ni egoísmos vanos o burdos. Las personas pasan, los principios quedan; los nombres son fugaces, la Verdad es eterna. Las ocasiones se consumen con sus propias explosiones, a trueque las virtudes permanecen porque pertenecen al alma, al espíritu, que es eterno.

No importa quienes sean Directivos o tengan más cargos, pues esto es un privilegio que se adquiere con esfuerzos, y sin esfuerzos los títulos son simples etiquetas vanas o imposturas morales.

Lo importante es que los oficiales elegidos para los C.L. sean de veras activos, y que tomen con responsabilidad sus obligaciones, hagan prosperar el C.L., tengan buenas reuniones públicas, dirijan bien los grupos de estudio, y en fin sepan atraer de afuera nuevos y mejores elementos. Esto debiera ser en cada localidad. En realidad, en cada ciudad hay espacio para varios C.L., y debiera haberlos, estableciéndose así una competencia entre ellos, para ver cuales trabajan mejor, obtienen mejores elementos, consiguen mejores conferencistas de afuera, y en fin logran prosperar en todo sentido. Espero que así se haga y que los Hermanos y Discípulos en todos los lugares se empeñen porque así sea sin tardanza.

Desde luego, habrá que proceder a cambiar las Directivas de los C.L. que no estén debidamente activas. Además, hay que crear el hábito en los miembros de asistir a los C.L. a fin de lograr mejor comprensión de los Cursos de Estudio así como fomentar mejor y mayor cooperación MENTAL y COMUNIÓN ESPIRITUAL

Donde haya buena voluntad habrá siempre un C.L. entre Discípulos y Estudiantes. Lo cierto es que no hay C.L. sin una persona dinámica que se encargue de mantener despiertos a los inquiridores de la Verdad, ya que estos se descorazonan cuando se ven ignorados o mal conducidos.

El estudio en los C.L. es indispensable, porque sólo así se logra una comprensión más amplia. Al oír las explicaciones de otros Hermanos bajo la dirección de un Presidente, se aprende más aún, porque así se comprende lo profundo de las Lecciones, que a veces se escribe entre líneas sin palabras.

Como el agricultor consciente siembre Ud. la buena semilla por doquiera, no importa cual sea el resultado, pues si el terreno es bueno la simiente germinará, no pudrirá.

Todas las simientes germinan cuando el sembrador sabe ser buen jardinero; cuando el sembrador sabe dar con cariñosos tratos los generosos ardores de su corazón.

Actividades en los Centros Luminares:

Cada estudiante o discípulo está en la obligación de estudiar su propio Curso, libremente escogido, y debe estudiar, por lo menos, una Lección al mes. De este modo demostrarán su anhelo de superación. Las personas que no pueden estudiar, se enterarán, ilustrarán y orientarán, y en fin, podrán seguir las prácticas renovadoras y enaltecedoras de perfeccionamiento integral del ser atendiendo a los C. L. y Sanctum.

En ningún caso se tolerará la discusión doctrinal en los C.L., donde solamente se debe estudiar como textos los Cursos de Estudio de la Institución o de las organizaciones afiliadas que hayan sido aceptadas.

... El Curso Probatorio Rosa Cruz debiera ser de rigor para todos los Estudiantes, ya que prepara para los estudios más profundos

Hay estudiantes, inclusive, que nunca estudian, pero que mantienen su pensamiento puro en los motivos espirituales y en los ideales humanitarios de que se habla en los Centros Luminares, y eso basta.

Es más, ya le dije que toda discusión es vana. No hay que decir contra la maldad o la ignorancia perversa o el alma estúpida. Un tajo de verdad es suficiente, y si no sublima es que el alma no está dispuesta a mejorar ni a madurar aún. Las Lecciones son suficientemente claras en sí. Por eso, si la gente no despierta con las Lecciones, es que su sueño es de mármol amasado con burradas. Pero nosotros no tenemos zoológicos.

Constituyan dentro del C.L. un Instituto público de Estudio y Práctica de Yoga Integral Científica. El público podría pagar una cotización. ¿No cree Ud. que esta sería una manera admirable para mejorar esos cuerpos y esas mentes, evitar los anquilosamientos, los raquitismos, las enfermedades, los envejecimientos prematuros y en fin los cuerpos feúchos que tanto desalinean la mayoría de los seres que se dicen humanos?

Los Sanctums son únicamente para Discípulos recibidos, y para prácticas de meditación y contactos con los Mundos Superiores. Los C.L. son exclusivamente para el estudio de los Cursos Rosa Cruz, y en fin también para impartir al público las luces del alma emancipada. La asistencia a las clases ahí son privadas, para los Estudiantes tan sólo, pero las reuniones públicas están al alcance de todas las personas estudiosas.

Hago votos, eso sí, porque todos los Discípulos hagan acto de presencia, o bien en su C.L., a fin de participar a la gran Cena Mística Universal. No es posible, en tan grandiosa ocasión, permanecer alejado, indiferente y desvinculado. La Conciencia se halla a sí propia en tan significativa oportunidad.

 Sesiones Públicas en los Centros Luminares:

Sí, en los C.L., ya lo he indicado bien y repetidas veces, se debe estudiar en público, contestar preguntas públicamente y en fin, hacer cortas conferencias por todos los Estudiantes, para que aprendan a hablar en público y se responsabilicen. Todos deben aprender a ser líderes espirituales, sacerdotes del ideal, Hierarcas del Espíritu Divino que es Universal y Eterno.

El C.L. debe tener sesiones públicas, para promover el amor a las cuestiones del alma y difundir Enseñanzas Espirituales de indiscutible trascendencia. Todo C.L. es, como lo indica su nombre, un epicentro de intereses y fuerzas de cultura, además de punto de partida de corrientes de energía espiritual.

En ….., lo que se debe hacer es intensificar la propaganda y encontrar más estudiantes y adherentes. Con buenos núcleos se logrará constituir una fuerza moral digna de admiración y un núcleo espiritual respetable. Debemos también dar el buen ejemplo de amistad, fraternidad y de inspiración Divina. Si no lo hacemos dignamente, no tenemos derecho a hablar de Fraternidad ni de religión o de Dios.

Necesitamos hacer esfuerzos de propaganda a fin de reunir gente seria y estudiosa... no se desaliente si en …. no responde la gente con la rapidez y generosidad que todos quisiéramos ver. Lo grandioso es difícil de comprender, y es todavía más difícil convencer a las gentes que se les hace un bien. Además, el terrible mal de ….. es que la gente generalmente quiere TODO GRATIS Y MASCADITO!.

No desmayen, prosigan en sus empeños, y que haya reuniones públicas culturales en cada C.L. a fin de que el público en general vea que no somos necios, ni viciosos, ni locos. Pero sí auténticos Hijos de Dios, Ciudadanos del Universo y nobles dirigentes de la evolución humana.

Veremos cuantos de los genuinos de los nuestros sabrán mantenerse firmes y a la orden. Mientras tanto, a repartir lecciones y dar a conocer lo que somos.

Nuestra mejor propaganda es NUESTRA OBRA. Hagamos buenos Estudiantes y Discípulos, perfeccionemos individuos, cultivemos virtudes, seamos señero y baluarte de trascendentes enseñanzas, y combatamos el vicio (todo lo que contraría a la naturaleza), la hipocresía, el dolo y la estupidez, y enaltezcamos gestos dignos y honrados, y tendremos nuestra mejor propaganda. Precisa hacer que los C.L. sepan actuar a la altura de sus cometidos y finalidades, siendo verdaderos ATENEOS y centros de orientación consciente, y los Sanctums centros de fuerza Espiritual y de actuación mágica.

Procuren la cooperación de todos, aún de gente de afuera, para que vengan a enriquecer de cuando en cuando la comunidad con sus aportes de cultura y espirituales atisbos.

Trascendiendo el egocentrismo:

Recibo su carta resumiendo su decisión de "SEGUIR su propia línea iniciática", y por consiguiente de no trabajar más en grupos. Percibo bien su razonamiento y acepto su decisión. Es su privilegio seguir la orientación que Ud. quiere seguir. Es a Ud. a quien compete escoger. Pero su opción es tan egoísta, mi Querida Discípula, que le tengo horror. No es concebible para un Discípulo del Maestro K.H. el ser tan exclusivo y personal. Tendría mucho que decirle, aún si fuese para demostrarle que Ud. está cogiendo falso camino, o que Ud. escogió el sistema Vedandtino o teosófico.

… Siento que Ud. no haya comprendido mejor mis Enseñanzas. Mi tarea se resume en ayudar almas, y todo lo que tiene siquiera un semblante de encadenamiento o de envenenamiento metafísico es contrario a mis directivas y funciones. Si no puede seguir la Iniciación Rehabilitadora, Ud. no puede tampoco relevar de mis Enseñanzas.

Las experiencias de grupo son indispensables, pues destruyen el egocentrismo y someten al hombre a experiencias edificantes. Querer renunciar al Servicio, la acción común y el bienestar de los demás, es renunciar a las más bellas experiencias de la vida, y es también el colmo del egoísmo al servicio de la ilusión personal.

Cada uno va por su propio camino, mientras uno es sincero, digno y consciente. Pero nuestro camino individual se afirma en el funcionamiento del ser al servicio de los Principios Universales... No se puede servir a la Verdad si se empieza por renegarla en sus múltiples manifestaciones. La verdadera Espiritualidad es la dignidad obtenida en el transcurso de los combates de la vida y es el triunfo del alma sobre las incidencias de los mundos inferiores.

Tal vez algunos estudiantes aventajados creen no necesitar el complicarse la vida con crear un centro de estudios. Pero si supieran los grandes beneficios, los resultados espirituales incomparables que se derivan de tales esfuerzos, no se excusarían ni tratarían de evitar el cumplir tan elemental deber moral. No se puede DAR más de lo que se RECIBE, pero se ha de tener bien en cuenta que en esta vida todos RECIBIMOS ABUNDANTEMENTE, según el ESPÍRITU DE DADIVA que nos gobierne. Nos engrandecemos y fortalecemos con la práctica del DAR generoso y benevolente.

El abandonar el C.L. o no querer participar en sus actividades es un grave error, pues es en él donde se fraguan nuestras mejores decisiones y donde se descubren nuestras mayores lecciones, que de otro modo pueden escapársenos, y en fin se aprende a trabajar en grupo solidariamente... en el C.L. todos deben unirse para aprender, estudiar, escudriñar, descubrir y hacer valer la Verdad en su punto seguro e indiscutible, fuera de todo dogmatismo o de raciocinio aservilador o castrador de la conciencia. El C.L. es el lugar donde las almas se descubren a sí propias y emprenden con ahínco su vuelo hacia las alturas inconmensurables del Universo, que es escenario múltiple de la vida y palpitación perenne de Dios.

Es preciso aprender a IGNORAR a los que REHUSAN SER GENTILES, DECENTES Y COOPERADORES. No podemos perder nuestro tiempo en estériles luchas contra la desidia, la insidia, la mala voluntad y la badulaquería. Es mejor que el viento se lleve lo que no es para nosotros ni nos viene a nada bueno. NO DEBE HABER LUGAR ENTRE NOSOTROS PARA IDIOTECES, INCONFORMES, INADAPTABLES y VILLANOS.

La Dinámica Universalista de la Nueva Era:

Tengo una formidable labor, y muy escasos colaboradores. Los Discípulos no siempre comprenden que es esforzándose en el Servicio Impersonal, en la acción empeñada que se aquilata el alma y depura el entero ser, ya que la vida es un crisol perfeccionador para quienes saben actuar en medio de las fogatas y turbulencias del inhumano e inmundo antro civilizado de los actuales tiempos, sin dejarse ensuciar, quemar ni amilanar.

Aquí estamos dando los toques finales al Congreso... Hay un trabajo para una legión de titanes, pero estamos bien solos en esta tarea sobrehumana. Es que estamos procurando dejar sentados los derroteros Espirituales para la Nueva Edad (Aquarius), y esto amerita sacrificios...

Fuerzas e ideales no faltan, pero los medios materiales, las finanzas, si son pocas para tamaña obra de pioneros. Ojalá los que nos sigan los pasos y los continúan sean dignos de tales ideales y cuenten con más medios que nosotros

Aprecio su cooperación y su rendido homenaje a la labor que engendro y actualizo en todo el mundo. Pero el cumplimiento de un deber no es ninguna gracia ni nada que merezca distinción alguna. Con cumplir un deber ya se goza con un privilegio excepcional, que es el de haber merecido laborar en Planos Superiores y gozar de virtudes que se han alcanzado previamente a fuer de progresos y realizaciones íntimas y de conquistas sublimadoras. Valemos tanto como lo que somos íntimamente. Los falsarios tienen que aparentar, a trueque los que genuinamente valen brillan y glorifican con sus propias excelsitudes íntimas.

Le agradezco de veras su mención referente a la disciplina. Mucha gente se imagina que la Espiritualidad es ausencia de obligaciones, libertad absoluta, y en fin reconcentrado egoísmo y refinada displicencia. Creen también que con solamente adherirse a una Enseñanza Espiritual, o figurar en los registros de una Organización basta para que merezcan todas las alabanzas y los privilegios del cielo, inclusive la reverencia Divina! No se percatan de que a mayores logros en la vida, mayores deberes; los derechos no son sino la consecuencia pura de los deberes cumplidos. En esto, el comunismo y los socialismos modernizantes se muestran al revés...

Estúdiese además el REGLAMENTO INTERNO PARA LOS CENTROS LUMINARES DE LA SOCIEDAD ACADEMICA DE ESTUDIOS ESOTERICOS (Universidad Espiritual en Colombia); Ordenes Esotéricas; el Manual de Funciones de los Centros Luminares, y el Capítulo "El Centro Luminar" de la Lección No.8 del Curso Probatorio Rosa Cruz.