payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

LA VOZ COSMICA

BOLETIN OFICIAL DE LA UNION ESPIRITUAL UNIVERSAL EN TODA LA INDIA
Una publicación para los líderes religiosos, sociales, culturales, económicos y comun
itarios

EXCLUSIVAMENTE PARA MIEMBROS
(Original en inglés)

OTOÑO 1945

EDITORIAL

UN MENSAJE DE CORAZON A MI GENTE

No hay tiempo para los prejuicios, la discriminación, el orgullo y el egoísmo. Seamos Ciudadanos del Mundo, y Hermanos de la Gran Familia Cósmica. 

La UNION ESPIRITUAL UNIVERSAL no se ocupa en las rebatiñas políticas ni en intereses personales de ninguna clase, especialmente cuando estos tienden a pisotear los derechos naturales y anhelos espirituales de otros pueblos. Nuestro principal, inmediato y único propósito es atender a los Valores Espirituales y expresar los Principios Universales, así como cultivar las mejores formas de exteriorización de las potencialidades del hombre.

Consideramos, sobre todo, que el hombre tiene derecho a lo mejor de lo cual es capaz de anhelar y soñar, porque la materia prima de nuestra vida proviene desde lo recóndito de nuestro ser, y somos exactamente lo que merecemos, y procedemos justo como nos hemos acondicionado. Todos los individuos están naturalmente dotados con todas las energías requeridas para realizar las necesidades de vida, y es de nuestro propio interés responder a los imperativos de la Naturaleza tan sincera y honestamente como podamos, porque si fallamos a este respecto, simplemente propiciamos nuestra peor fe y creamos las tantas cosas feas que más repudiamos, como la enfermedad, la miseria, la ignorancia, la desconfianza, los vicios y por último, pero no de menor importancia, la infelicidad. Somos, ciertamente, los maestros de nuestro propio destino, porque ningún Dios comprometería su Perfección respondiendo a los caprichos humanos comunes, tontas ambiciones y pasiones abyectas.

Nuestra Corporación está, por consiguiente, desconectada de todo insano y mundano propósito, y queremos enfatizar claramente que los sistemas POLITICOS y RELIGIOSOS, como han sido vigorosamente actualizados en estos trágicos días, no reciben nuestra apreciación ni merecen una pizca de entusiasmo de parte nuestra, siempre que respondan ciegamente a sus ortodoxias y dogmas exclusivos. Entendemos la RELIGION sólo como un Servicio Educativo, y las POLITICAS como un Servicio de Seguridad Social, y asumimos que todos los sistemas que fallan en cumplir con tales propósitos simplemente explotan la credulidad humana y la emotividad mórbida, así como la ignorancia en uso en estos momentos y la debilidad biosociológica.

No pretendemos ser arrogantes, o aborrecibles, y no queremos gastar nuestro tiempo en nociones debatibles, o en prácticas de carácter cuestionable. Pero si en ocasiones apoyamos alguna causa especial, externa a nuestros deberes educacionales y esfera sicológica, es porque somos, como ya lo hemos especificado, IDEALISTAS PRACTICOS, y cuando se requiere defender asuntos que afectan profundamente los intereses humanos, estamos bajo la obligación de expresar las advertencias de la Naturaleza y explicar las necesidades de la Conciencia Humana. No lo olvidemos – Estamos al servicio de la Humanidad, y el nuestro es un mandato de la Conciencia Universal.

Ahora, seamos objetivos en cuanto a los grandes problemas que afectan a nuestra comunidad. India está indudablemente en necesidad de un cambio dramático, y es mejor que encaremos la realidad antes que nos perdamos en los vértices de los apasionados partidismos e intereses insensatos de líderes cuestionables. No trataremos de solucionar la actual ecuación política común de la India soñando en torno a nuestro glorioso pasado Espiritual, ni procurando sistemáticamente la oposición al gobierno establecido, o tomando posición con las muchas facciones diferentes que más o menos enarbolan rectamente banderas de libertad dentro de las fronteras de nuestra actual realidad india. No usaremos con moderación los adjetivos comunes de nuestros supuestos libertadores, religiosos y políticos, y ciertamente no adoptaremos en forma alguna ningún Movimiento Independentista, ya sea de Nehru, o Jinnah; de Ambedkar, o Gandhi; de Azad, o quien aboga por los ocupantes aliados, generalmente considerados como un usurpador y tirano. Preferimos depositar nuestras simpatías con la gente de la India, nuestra Querida India, que es la tierra natal de todas las grandes Religiones y de todos los grandes sistemas filosóficos del mundo, integrados por 400 millones de personas, quienes decididamente tienen un derecho natural a sus propias empresas y designios espirituales, a su tradición y labores, a sus riquezas tanto como a su capacidad de ganancia, sin ser sometidos por el mero uso de la fuerza y explotados por Fariseos extranjeros, quienes imponen sus morales cuestionables sobre nosotros en el nombre de confusos principios económicos y aún más insufribles éticas, solamente para atraer a una mayoría de 45 millones de personas de Gran Bretaña

Los problemas que agobian a la India son muchos y muy críticos. Pero pueden ser reducidos a solo tres categorías, a saber: ECONOMIA, EDUCACION Y ETNOLOGIA. Nuestros niveles de vida son desastrosos, porque nuestra economía es insignificante, desorganizada, sin guía, y mucho de esto se lo debemos al gobierno británico, pero también a nosotros mismos. Nuestras normas sociales son confusas, porque nuestros logros educacionales son escasos y sin método, y esto también se lo debemos a la dominación británica, tanto como a nosotros mismos. Nuestras diferencias y antagonismos etnológicos también acarrean las grandes fuerzas de diferentes religiones, y de nuevo el dominio británico ha contribuido mucho para mantener estos tremendos inconvenientes, o no lo suficiente para disiparlos en el curso de su jefatura suprema, y nosotros, EL PUEBLO DE LA INDIA, definitivamente no hicimos lo que debíamos haber hecho para obviar semejantes tremendos problemas. Naturalmente, no hay problema demasiado grande en este ancho mundo que no pueda ser solucionado con un poco de buena voluntad y decencia.

Ahora, enfaticemos claramente que no estamos en el mercado para algún tipo de reconocimiento, ni deseamos ser aclamados como “Libertadores de la India” como algunos simpatizantes ya lo han afirmado.  No tenemos Partido, ni “mandato del pueblo” y ciertamente ni armas ni dinero para cualquier empresa de este tipo, ni abogamos por la conquista de la libertad por medio de la fuerza. Si tuviésemos el dinero, nuestra primera medida sería seguramente crear al menos tres docenas de Universidades gratuitas y Mil Institutos Civiles de Servicios gratuitos, además de de decenas de Escuelas Rurales Gratuitas, para empezar, y luego educaríamos a la ciudadanía para la vida en comunidad sobre la base de los logros modernos, a fin de poder jactarnos de un mejor nivel de vida, al menos, una existencia justificable si no admirable, por medio de una  atractiva filosofía. Todavía podemos hacerlo, desde luego, y usted puede hacerlo.

Pero lo que queremos decir es que la India no ganará mucho en las diversas fórmulas presentes de libertad, hasta tanto no adoptemos unas Dinámicas Espirituales, y nos demostremos a nosotros mismos, a través de una sana educación, coordinación económica y mutualismo etnológico, que la independencia nacional significa para nosotros más que un mero afán emocional, o un asunto de orgullo.

Ciertamente no estamos pisando sobre flores. Pero no busquemos nuestra emancipación social sobre las mismas bases de conceptos y principios que han demostrado ser de lejos una maldición para todas las naciones. De hecho, ¿Dónde radica la dignidad y la felicidad de las personas en los días actuales de nacionalismo en otras latitudes? ¿Son las políticas salvadoras de vida instrumentos hoy para los incontables padecimientos de la sociedad humana? ¿Tienen otras naciones un mejor destino que las personas a quienes extorsionan, expolian y sobre las cuales se imponen?

No nos engañemos a nosotros mismos tan fácilmente. Está bien EXPONER el mal, y demandar el derecho a la reparación, pero, ¿Por qué adoptar los males de otras naciones? Cuidémonos de nuestras propias ilusiones también. No cometamos los mismos errores que la China, Rusia, Polonia, y tantos otros países, que pueden vanagloriarse de su propia marca de libertad, pero corroídos por incontables problemas sociales y económicos ¡Tengamos cuidado!

¿Estamos preparados para la independencia nacional? ¿Cómo podemos hacerlo sin ser opresores? ¿Es capaz la India de autosuficiencia económica, consistencia cultural, y madurez social en el presente? Debiésemos respondernos estos interrogantes en el santuario de nuestros corazones, y si podemos hacerlo, o cuando podamos respondernos esto certera y afirmativamente, podemos estar seguros de que estamos maduros para la Libertad.

Lo que sucede ahora a otras personas, como las de Java, Grecia, Polonia, China, Irán, y tantas otras, es la evidencia convincente de que el mundo está empeñando los principios de la Carta del Atlántico, y las experiencias de hoy se constituirán en tristes lecciones para recordar. Pero estas son indicaciones de lo que debemos esperar para el futuro cercano. La libertad está para ser conquistada por el simple poder de los músculos y cerebros, o bien por el derecho de la cultura.  Desde luego nuestra elección es EL DERECHO DE LA CULTURA.

Entre tanto, con el fracaso de la tan anunciada conferencia de Simla, India encara hoy una trágica crisis económica y política, y para la Gran Bretaña este es un problema que pesa demasiado para ser prolongado. Este podría ser el problema que encendería la chispa para una nueva conflagración, también ¿Por qué no tratar de finalizar este horrible problema creando un Gobierno combinado de la India Libre, compuesto digamos por tres miembros, dos por la India y uno por la Corona Británica, y constituir de una vez un Parlamento de Toda Indica libre de todas las interferencias extranjeras? Sólo así podrían los intereses británicos ser protegidos y respetados, y los Derechos y Dignidad Indios debidamente sostenidos y defendidos

No es necesario destrozar los intereses británicos con el fin de obtener una verdadera India ideal. El hombre puede ser devoto de sus propios intereses y no obstante respetar y defender aquellos de los demás. Desde luego, no somos políticos, y nuestra fórmula puede no sonar adecuada; pero intentamos permanecer humanos a despecho de nuestros intereses, y sabemos que vale la pena para mantener la Paz y hacer Amigos.

Cómo podríamos sobrevivir a tal condición es más bien simple. ¿Por qué no recurrir a la práctica del referéndum, como se ha efectuado en Suiza, Noruega y Suiza? No es esta una tarea facial la de muestrear el consenso de 400 millones de personas, seguramente suficiente. Pero si un período preparatorio de meses o años para ese asunto, fuese fijado, y luego se sostiene el referendo, hay posibilidades de que todas las partes concernidas gustosamente y entusiastamente cooperaran. Mientras tanto, los Británicos podrían vigilar el proceso, y una Comisión Internacional podría ser llamada aquí como muestra de buena fe para el seguimiento de lo que podría constituirse en un experimento excepcional en rehabilitación social, al igual que en efectiva Democracia.

Sin embargo, nuestro principal interés tiene que ser por la UNIDAD ESPIRITUAL. No es suficiente decir: “Yo soy un Hindú primero, luego un Mahometano”, o “Mi India es Regalo de Brahma”, o “India es la Madre del Mundo”. Podríamos igualmente decir que “India es el Corazón del Mundo”, y así todos deberíamos Unirnos, y vibrar y sentirnos armoniosamente, en suprema amistad, movidos por un solo Ideal y Conciencia, que es la del Universo. Sólo así llevaríamos los apuros de la India a un fin, y podríamos mirar de frente hacia el futuro con todas nuestras fuerzas, porque la alegría, felicidad y plenitud sería nuestra.

El poder Espiritual no conoce igual ni limites. La UNIDAD ESPIRITUAL de la India está a la mano, gracias a nuestra vigilancia y buena voluntad. Estamos reuniendo a todas las personas, y antes de que nos demos cuenta la UNION ESPIRITUAL UNIVERSAL estará firmemente establecida en toda nuestra maravillosa y abundante tierra. Si la Divinidad encontró satisfactorio bendecir a la India en el pasado, ¿Por qué no podría serlo de nuevo? ¿Por qué debemos mantenernos adormecidos en un embotamiento por nuestra indiferencia y estériles ortodoxias? ¿Por qué prestar atención a los sueños e ilusiones pasajeras emocionales, o arriesgar nuestra felicidad y rehabilitación social y económica, simplemente dando la espalda a las realidades de hoy y olvidando los Esenciales de nuestra historia Espiritual? No cometamos el mismo error otra vez, como otras gentes, y que podamos mirar dentro de nuestros corazones y encontrar las Bendiciones de UNIDAD. Allí radica la esencia de nuestra vida, y también la solución de todos nuestros problemas.

Si preferimos seguir divididos y atrapados por todas las miserias que han caído sobre nosotros en los últimos siglos, podemos imitar a otras naciones y sucumbir a nuestros caprichos y bajas pasiones. Pero si realmente queremos lograr grandeza como un pueblo y como una nación, debemos recordar nuestra grandeza de antaño, que se establece exclusivamente sobre logros Espirituales. La única grandeza por la cual vale la pena esforzarse y vivir es por los logros Espirituales; cualquier otro éxito y conquista son más desarrollo material, el florecimiento de lo de siempre, destellos ilusorios de Maya.

India podría ser todavía un ejemplo para el mundo, y en ningún otro momento de la historia humana ha necesitado el mundo tanto de nuestra ayuda Espiritual. Podemos llevar fácilmente la Bendición Espiritual al mundo, y ello es lo que la UNION ESPIRITUAL UNIVERSAL está haciendo realmente.

India no necesita depender de ningún otro país, y podemos ciertamente desarrollar nuestra economía para satisfacer nuestras propias demandas, y más, también. Pero nuestras múltiples condiciones nos ofrecen una única oportunidad para liderar el camino en la solución de los problemas humanos. India es el suelo donde han nacido grandes filosofías, el crisol de diferentes razas, y además el altar sobre el cual las grandes religiones hacen culto en suprema armonía. Sin embargo, no cedamos a las tentaciones comunes, cayendo en excesos de economía cruel, porque nos conduce directamente a la regimentación social, y al nacionalismo forzoso, o Fascismo. Este NACIONALISMO es definitivamente una forma obsoleta de sociedad humana, y ECONOMICOS tienen que desarrollar unos principios más  humanísticos si es para realmente ayudar a la humanidad, en vez de conducirla, como antaño, hacia indecibles conflictos sociales y guerras interminables. Por ello es por lo cual, en verdad, hemos estado advocando principios de UNIDAD, y proponiendo medios de HERMANDAD.

Esto puede no ser fácilmente comprendido, pero el mundo está evolucionando hacia el Triunfo de los Ideales. El PARLAMENTO DEL HOMBRE es día por día cada vez mejor entendido, y la humanidad está entendiendo que los problemas mundiales nunca serán solucionados por medio de la “diplomacia secreta”, las “políticas de poder”, o incluso por las “Bombas Atómicas”, sino dándole a las gentes del mundo una oportunidad para liquidar sus diferencias, en la manera cordial y alegre de honestos hombres de negocios y personas afables, y bien educadas. Como ya lo hemos afirmado, el mundo está confrontado con serios problemas, y la única cuestión segura para la verdadera Paz y Felicidad duradera para el hombre sobre esta tierra es la Comunidad de Estados Unidos del Mundo, y esto significa el fin del escabroso nacionalismo, la economía despiadada, y la intolerancia política y religiosa, o totalitarismo.

Esta es la Voz Cósmica. Queremos que todos nuestros lectores comprendan que hablamos en nombre de todos los concernidos, y que somos por derecho propio exponentes de los ideales que están llamados a ser ejemplo y el molde para la irrupción de la Nueva Era. Nuestros ideales pueden ser fijados en una adecuada Carta de la India Libre, y esperamos que las gentes de la India decidan lo que prefieren. 

Y recuerden, la violencia nunca soluciona ningún problema; solo engendra otros peores. La Paz es la recompensa de un corazón limpio, una mente fuerte, y un Espíritu iluminado.

En cuanto a la completa solución de los problemas mundiales, que definitivamente son PROBLEMAS HUMANOS, y como tales, básicamente de una naturaleza individual, referiremos a nuestros lectores a nuestra otra literatura, donde nuestro trabajo y Servicio están bien explicados. A los Miembros de la UNION ESPIRITUAL UNIVERSAL afirmaremos de una vez que nuestros objetivos están dirigidos hacia la regeneración humana así como a la rehabilitación social y económica. Por favor, consulten nuestro texto sobre “Ciencia Espiritual”.

En el próximo otoño daremos a conocer un Mensaje Mundial relacionado con las causas básicas de los males humanos, que dos guerras mundiales debían haber erradicado, pero que no lo hicieron, y, en vez de ello, se han intensificado irracionalmente y exaltado brutalmente.

Pr. OM Cherenzi Lind

Reproducción permittida (Swami Jñanakanda)