payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

UNION ESPIRITUAL UNIVERSAL


DERECHOS QUE SON PROPIEDADES

INALIENABLES DEL HOMBRE

Publicados en “El Libro Dorado” por el Dorado Khan (Pr. OM Lind Schernrezig), en el año 1943, cinco años antes de que se firmase la “Declaración Universal de los Derechos Humanos” por la ONU en diciembre de 1948.

Las libertades por las cuales luchamos y que ponemos en vigor entre nosotros.

  1. El derecho del hombre a la Ciudadanía Mundial o Universal, y de viajar libremente a través de todo el mundo, dependiendo de su propia Dignidad y de los poderes de su  conciencia. 
  2. El derecho del hombre a la iniciativa privada y a la empresa personal, así como a la atención amplia del estado en todos los  casos de reclamación en sus necesidades o contra la injusticia. 
  3. El derecho del hombre a tener trabajo, para propósitos útiles y edificantes durante sus años de capacidad productiva. 
  4. El derecho del hombre al tratamiento de respeto y a los medios para la vida honesta y honorable por sus propios esfuerzos, sus ideas, sus aspiraciones y sus servicios de alcance social. 
  5. El derecho del hombre a la asistencia del Estado en la vejez y cuando esté incapacitado (por condiciones ingénitas) para las funciones sociales. 
  6. El derecho del hombre a vivir libre de la miseria, de todo temor, de interferencia en sus asuntos privados o intervención en sus condiciones de Conciencia, a fin de que pueda sentir y gozar la seguridad contra las complicaciones de la vejez, el desempleo ocasional, la miseria, la enfermedad y el infortunio (falta de felicidad). 
  7. El derecho del hombre  a la asistencia en casos de accidente, de maltrato a manos de personas irresponsables y de servidores públicos irresponsables, y amplio acceso a la Ley en igualdad de condiciones cada vez que sea necesario, todo ello ampliamente garantizado por el Estado en todas las circunstancias.
  8. El derecho del hombre  a la protección contra toda forma de agresividad y el celo excesivo de los doctrinarios dogmáticos que se arrogan autoridad absoluta,  sean éstos de un carácter local o de índole internacional, como sea el sabotaje, la guerra y la persecución moral.
  9. El derecho del hombre  a vivir sin tutelaje, sea de índole política o proveniente de potencias organizadas con visos religiosos, pero sí como individuo inteligente y digno, LIBRE de toda interferencia de prejuicios sociales, de discriminación religiosa o de cualquiera policía secreta política.
  10. El derecho del hombre  a la educación y a la felicidad personal, proporcionada por el Estado en caso de no poderla lograr de otra manera, de modo que la vida sirva de veras  de medio de superación individual y plenamente disfrutable, dando así al bienestar humano su mejor expresión en el adelanto de la civilización como función democrática, la cual representa logros morales, Aristocracia de la Inteligencia y Nobleza de Valores y Realizaciones Espirituales.

Tenemos la plena convicción de que la UNIÓN ESPIRITUAL UNIVERSAL es de por sí un vehículo de los valores Eternos de la Vida y un cuadro práctico de los ideales más dignificantes  del ser humano de la Nueva Civilización como corresponde a una mejor humanidad generada en gloriosa conquista asequible que cumple a una nueva era.

Si usted es sincero cooperador en esta magnífica tarea, no nos importa cual sea su pasado, su nombre, su raza o su credo particular o su posición individual. No nos interesa saber quién es el dueño del árbol que brinda la FRUICIÓN SUBLIME, ni en qué huerto fue cultivado ni cómo ha crecido ni por qué motivo. No somos personalistas ni SECTARIOS, ni nos interesa la etiqueta con que prefiere usted distinguirse. Tenemos la certeza de que el Universo es de todos y para todos, con tal de que nos oriente la Dignidad y los propósitos edificantes.

Hay en la naturaleza más bellezas y grandezas que en las ilusiones y en las aspiraciones todas de los hombres. Lo importante es alcanzarlas, por medio de la COMPRENSIÓN, la sana COOPERACIÓN y la inconfundible NOBLEZA DE ALMA.

Nuestra labor básica, que es de EDUCACIÓN y COOPERACIÓN DE BENEFICIO MUTUO, se funda en el hecho de que el individuo es la base de toda ecuación de la vida, y que nuestra existencia gravita en torno a los Valores Espirituales alcanzados por medio del esfuerzo individual por encima de todo.

Por eso nuestras actividades son de índole NO LUCRATIVA. Las cuotas de los miembros colaboran a la realización de tan sublime finalidad, y por lo demás procuramos que tales contribuciones redundan además en beneficios económicos y de carácter social indiscutibles, porque entendemos que ningún ideal se justifica mejor que por su aplicación en la práctica, en las necesidades inmediatas dentro de las esferas de nuestros propios desenvolvimientos.

Hay que MODIFICAR al individuo si se quiere mejorar sus condiciones y sus Instituciones, y alcanzar la plena realización de las mejores aspiraciones. Ningún ideal vale tanto como sus propias dimensiones realizadas en la práctica.

Todo esto, lo procuramos sin interferir en las creencias ajenas ni exigiendo adhesiones y contribuciones que las que dependen de la buena voluntad de cada cual. Obrar de otro modo equivaldría a imponer normas o a establecer TOTALITARISMOS. Ansiamos la regencia Universal de una DEMOCRACIA a base de logros alcanzados, a base de libertad y auto-superación de los individuos.

Nuestra posición filosófica es UNIVERSALISTA y de versatilidad práctica. De ahí nuestras concepciones de COSMOCRACIA, fundadas en una BIOPSICOSOMATICA, y en los logros de Valores Espirituales, que son los únicos Eternos y dignos de realización. Nuestra labor, pues, nada tiene que ver con la FE ni se opone a ella, ni puede desenvolverse sino en una atmósfera de SINCERIDAD, de verdadero SERVICIO y de generosa FRATERNIDAD.