payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

LA UNIVERSIDAD ESPIRITUAL Y SU IMPORTANCIA

(Original en inglés)


Queremos que nuestros lectores tengan bien en cuenta que la UNIVERSIDAD ESPIRITUAL es verdaderamente una confederación de organizaciones, tanto espirituales como idealistas, culturales, místicas, filosóficas y, aunque bien distante de ser fanática, es no obstante de un profundo significado religioso, pero adversa a todo dogma sectario, dogmatismo o proselitismo.

Cada organización, además, si bien acorde con los Estatutos Generales de la Institución llamada UNIVERSIDAD ESPIRITUAL, mantiene su completa autonomía y su funcionamiento conforme a sus propias aspiraciones; las organizaciones operan, por consiguiente, como sus facultades.

La UNIVERSIDAD ESPIRITUAL, como una institución de naturaleza exclusivamente cultural y Espiritual, no es religiosa ni política y tiene status legal en muchos países del mundo mediante un adecuado registro como agencia para la orientación de los ideales, el desarrollo del carácter y el cultivo de las cualidades indefinibles del ser, de hecho es una sede de transformaciones profundas y positivas de la función y estructuras humanas – una transformación que significa la eliminación de la naturaleza atávica y del karma, así como el desarrollo sustancial de las facultades del ser a fin de asegurar la mejor expresión de lo íntimo y trascendental de la vida.

La UNIVERSIDAD ESPIRITUAL, sobre todo, amplia el conocimiento humano respecto a la vida en general, y además, en forma verdaderamente excepcional, guía al ser hacia mejores realizaciones y lo prepara al mismo tiempo para el descubrimientos de los lazos que le ligan al Infinito Universal, y de este modo lo capacita para el uso de la energía cósmica y universal, a fin de satisfacer sus mejores deseos y las aspiraciones espirituales más nobles e idealistas.

La UNIVERSIDAD ESPIRITUAL no impone o exige votos externos, ni demanda promesas fantásticas,  aunque espera la más completa sinceridad y consistencia de esfuerzo de parte de sus adherentes y estudiantes. Además, no es doctrinal, o sea, no está basada en teorías y postulados preconcebidos, que cada miembro puede aprender de memoria y aceptar con suma fe en obediente esclavitud. Como una institución educacional tiene definidas normas y apropiados procedimientos; y, mientras que recomienda e insiste rigurosamente en el desarrollo de una fuerte disciplina, no produce la clase de idealistas que están desprovistos de toda auto-iniciativa y fuerza ética, aquellos que transitan el sendero para convertirse simplemente en fanáticos de doctrinas efímeras e inconsistentes.

Esta institución libera al individuo, poniéndolo en posesión de sus propias energías internas y capacitándole para comprender y sentir los logros de sus facultades y poderes superiores. Por consiguiente, los visionarios, aquellos quienes gustan de ser engañados con ilusiones, promesas y ofertas fantásticas, no tienen lugar entre nosotros, puesto que no tenemos procedimientos para tontos ni toleramos espíritus enclenques y corazones vacilantes. Para nosotros las fuerzas ética, mental y espiritual son algo real, viviente, sustancial, trascendental, superlativo. No aceptamos aquellos cuya vida ha sido doblegada,  los náufragos, lamentándose eternamente de su destino…

La UNIVERSIDAD ESPIRITUAL actúa como un garante de las organizaciones que forman parte de ella, como facultades, siempre y cuando se conformen al espíritu de guía, dignidad y superación que son demandados por los Estatutos Generales; y los miembros de estas facultades toman parte en la actividades y enseñanzas de la UNIVERSIDAD ESPIRITUAL solamente en conformidad con sus condiciones las cuales son estudio, disciplina, orden, diligencia y el estudio requerido de alguno de los cursos editados por la Institución.

La UNIVERSIDAD ESPIRITUAL, en adición a ofrecer una guía ideal, promueve las actividades mentales y una superlativa función mística, despertando adicionalmente nuevas facultades y revelando el maravilloso significado de los poderes de la Naturaleza Universal, lo que nos capacita a utilizarlas a voluntad y además a elegir el sendero propio y la verdadera realización espiritual sin vanas fantasías dogmáticas o ilusiones de doctrina o naturaleza, que no siempre están ajustadas a la realidad natural o las siempre presentes necesidades del corazón humano.

De otro lado, la UNIVERSIDAD ESPIRITUAL insiste en la constancia y sinceridad por simple conveniencia de propio estudiante. El debe saber si desea una mejor orientación para desarrollar sus mejores facultades y poderes y superar las perjudiciales. Mientras más grande sea su sinceridad, más duro estudie y gracias a su constancia, todo ello le permitirá continuar sus ejercicios con paciencia, carácter y firme voluntad.

Hay además razones por las cuales no recomendamos la lectura de asuntos superfluos. Nuestros cursos contienen todas las esencialidades para lograr una alta cumbre de cultura y asegurar los mejores senderos y realizaciones ¿Por qué perder tiempo entonces, tan valioso, en lecturas de importancia secundaria, o de endeble y fantástica naturaleza, muchas de las cuales pueden a lo sumo satisfacer las torpes esperanzas de los impotentes, los dormidos eunucos de la espiritualidad?

No olvidemos esto: nuestros Cursos son más prácticos que teóricos y EL PROGRESO DEL ESTUDIANTE DEPENDE EXCLUSIVAMENTE DE SUS PROPIOS ESFUERZOS EN LA PRACTICA DE SUS EJERCICIOS, DE LOS CUALES RESULTARÁ UNA MEJOR CAPACIDAD PARA LA COMPRENSIÓN DE SUS LECCIONES Y SU DESARROLLO Y SUPERACIÓN EN TODO SENTIDO.

Cada lección de nuestros Cursos trae un cuestionario y cada Curso tiene además un examen final. Los estudiantes deben tomar debida nota de este hecho puesto que no buscamos ni deseamos adherentes, acólitos o “creyentes” que acepten cuanto publiquemos, convirtiéndose en fanáticos defensores de lo que enseñamos. ¡NO! Solamente personas sinceras, ansiosas de superación, pueden encontrar sus lugares en nuestros rangos, aquellos quienes tengan un fondo de dignidad moral, logros mentales y realizaciones espirituales, y quienes saben cómo vivir nuestras Enseñanzas, gracias a su despertar e intensa percepción de conciencia.

No prometemos absolutamente cambiar la personalidad y la vida de ninguna persona. Podemos modificar el atavismo y el karma, anulándolos y destrozando sus malignas influencias que pesan sobre el Espíritu, o esclarecer las condiciones negativas y destructivas y suavizar aquellas que han dejado sus cicatrices profundas en la conciencia individual, y de hecho, está a nuestro alcance modificar enteramente el destino de cualquiera, así como el de grupos enteros; pero para ello necesitamos la buena voluntad de los estudiantes o de aquellos concernidos, y además ellos tienen que posibilitarnos para contar con sus esfuerzos determinados, asiduos y pacientes. Todo esto es muy importante, puesto que ninguna escuela filosófica y ningún sistema religioso pueden hacerlo, si bien es a menudo prometido.

La UNIVERSIDAD ESPIRITUAL no impone credos, ni previene a nadie de seguir sus propios cultos o ideales. Más aún, al justificar su incomparable liberalismo y el sagrado significado de su respeto por la libertad humana, ello garantiza completo éxito en estos asuntos de sus estudiantes, siempre y cuando, desde luego, en la medida en que sus esfuerzos permanezcan sinceros y dignificantes. Nada de esto es realmente difícil, si la persona concernida es genuinamente sincera y si hace los esfuerzos. Nosotros sabremos como guiarlos. Pedimos solamente que seamos juzgados por nuestros hechos, y no por las interpretaciones independientes de “otros”.

Ensaye hoy mismo nuestras Enseñanzas transformadoras e iluminadoras y entonces júzguenos imparcialmente. Sabemos cómo tratar con un agudo criticismo analítico, si es bien intencionado!

Para promover un MODERNO RENACIMIENTO ESPIRITUAL en los momentos actuales de confusión en ideologías, de convulsión moral, del descrédito de los “ismos” y doctrinas y el despedazamiento de las sagradas instituciones, es imperativo sondear nuevos horizontes y sobre todo tomar seriamente en cuenta las características ostentadas por la UNIVERSIDAD ESPIRITUAL, puesto que estas enseñanzas saldrán a la luz en la NUEVA ERA y la NUEVA HUMANIDAD de mañana. Aquellos que se ríen de nuestras previsiones serán los desafortunados, víctimas de las circunstancias y de la ignorancia de HOY, que no saben cómo trascender. Aquellos que no están preparados para conquistar serán inevitablemente los conquistados y derrotados del futuro.

Un nuevo mundo está siendo forjado. Pero no crea el estudioso lector que hablamos de lo que resultará de esta antinatural carnicería humana de la guerra mundial por la destrucción de los intereses creados y las ideologías convencionales, el torpedeo de barcos llenos de mujeres y niños, el bombardeo de ciudades pobladas con almas inocentes. EL MUNDO NO ESTÁ CAMBIANDO POR ELLO. Los cambios en acción hoy en ciertas esferas del mundo tienen una base en lo más profundo del ser. Habrá solamente transformación en aquellos que crearan un nuevo mundo, más honorable, más noble, más espiritual.

Una nueva estructura no puede ser construida de vieja argamasa. Y por ende el mundo mejor de mañana no estará fraguado por las pasiones, vanidades, prejuicios, errores e ignorancia que han prevalecido hasta el MOMENTO ACTUAL.

HOY MISMO, ensaye nuestro ofrecimiento, e incluso si usted no puede inscribirse como un miembro-estudiante, solicite por UNA PRIMERA LECCION GRATUITAMENTE.

Al servicio de la humanidad y la Conciencia Universal,

Swami Jñanakanda

Los Ángeles, California, U.S.A.
September 22, 1940 (... 2009 ...)

_________________________________

From: THE BODHA RENAISSANCE
Official Organ of The Bodha Society of America, Inc.
Vehicle of The Great Universal Spiritual Brotherhood
Vol.3, No. 5, Fall 1940, California USA