payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

Editorial

ORGANIZACIÓN DE NACIONES UNIDAS

Tomado de: Revista Ariel Nos 70,71, Agosto y Octubre de 1957

Cualquier parecido con la realidad actual no es mera coincidencia

 

Denunciamos  el mal, por cuanto no queremos ser cómplices de tamaña infamia.

La ONU ha recibido la proposición de que la "Federación Mundial de Sindicatos Obreros" sea admitida como organismo consultivo en el CONSEJO ECONÓMICO SOCIAL. La idea no tiene nada de malo, excepto que haya sido formulada por los comunistas. Lo cierto es que si la ONU aspira a ser algo más que una Sociedad de Naciones Soberanas, para ser más bien un organismo humano que labora en provecho del mundo entero, debe atarearse sin tardanza en el sentido de dar cabida en sus actividades a todos los sectores del género humano.

En último análisis las Delegaciones Oficiales de la ONU no representan sino los gobiernos de turno de las diferentes naciones del mundo - gobiernos que no son siempre la expresión genuina de sus pueblos respectivos, y que las más de las veces son poderes tiránicos y totalitarios que oprimen a los pueblos que pretenden beneficiar, hasta que estos cobran ánimos y aniquilan a golpes de Estado o guerras civiles a sus cínicos e inicuos opresores.  De esto sabemos mucho últimamente, pues una buena porción de naciones que durante la guerra se pavonearon de DEMOCRÁTICAS, han depuesto a sus flamantes gobernantes por TIRANOS e INDIGNOS, nada menos!

Si la ONU ha de ser tan sólo eso, un organismo de los representantes de gobiernos - de ocasión, entonces ya es tiempo de crear una ORGANIZACIÓN UNIVERSAL HUMANA en la cual las masas de Pueblo de todas las condiciones y categorías puedan vocear libre y espontáneamente sus necesidades, anhelos y aspiraciones.

Esto ya lo habíamos previsto en el año l942, cuando dijimos en nuestro MENSAJE ESPIRITUAL AL MUNDO, cuando abogábamos por una declaración tácita, concreta y definitivamente de los objetos de la guerra, a manera de justificación misionera de la Democracia. No se nos hizo caso, y ahora vemos las consecuencias de las terribles fallas que entonces advertimos.

Hasta ahora, la ONU ha logrado tan sólo poner en evidencia ciertos IMPERIALISMOS, y la bien definida decisión de las naciones mayores de no ceder sus intereses en aras de Ideales Democráticos o Principios Humanistas, y ha dado la impresión de ser una desorganización de nacionalidades desunidas debido al súper-nacionalismo y a una moralidad monstruosa que cada nación condena en sus códigos penales. Conviene no dejarse cegar por los mirajes del momento, y considerar las ansias como derechos, o confundir ensayos con conquistas. Ya anteriormente se había fracasado lamentablemente en l925 en el caso de Siria; en l930, en el de China; en l933, en el de Munich; en l937, en el de Etiopía y España, y sin embargo los asalariados y unos incurables ilusos siguieron alabando a la Institución. No caigamos ahora en el mismo malsano absurdo.

La ONU debe dejarse fiscalizar por los grandes núcleos sociales humanos internacionales, pues solamente así habrá la posibilidad de no dejar a esta ONU caer en las nefastas componendas de la Diplomacia Secreta o en los inhumanos, antidemocráticos, cretinos, inmorales y anti espirituales sistemas de Poder que ahora se están concertando. Si los Pueblos no pueden fiscalizar lo que se hace en nombre suyo, ¿Qué garantías tienen de que los representantes de sus gobiernos ocasionales no harán de las suyas?  Y cuando los gobiernos son indignos o tiránicos, o dejan de cumplir su misión inicial, ¿A cuenta de qué principios morales podrán los Pueblos esperar una representación honrada y propia, adecuada, en la ONU? Si el mundo civil no tiene derecho a supervisar a la ONU y a fiscalizar sus actividades, ¿En nombre de qué principios esta ONU podrá imponerle normas y obligaciones?  Si la ONU no es capaz de honrar la CARTA DEL ATLÁNTICO y dar fe de las CUATRO LIBERTADES que sirvieron de fundamento para la victoria, ¿Qué clase de Democracia le espera al mundo, y qué clase de respeto espera la humanidad sincera y pensante, legalmente inoficial pero terriblemente oficiante cuando se trata de arrebatar sus derechos naturales a quienes la tratan sin ciencia ni conciencia?

Los comunistas tienen sin duda un interés bien calculado en hacer admitir la "F. M. de S.O." en la ONU, de otro modo no se preocuparía. Nosotros, aunque perteneciendo a una Comunión Espiritual que dista de revestir las características y los designios del comunismo, creemos honradamente que la ONU debe dar cabida a todas las CONFEDERACIONES INTERNACIONALES, a menos que ella no pueda sufrir la supervisión. No decimos interferencia, sino SUPERVISIÓN ¿Tendrá tal vez motivos y funciones, esta ONU, que la humanidad libre y oficiosa no tiene derecho a conocer?

Decididamente, basta ya de ensayos y rodeos ¡qué se juegue limpio!

Tampoco está bien que los comunistas velen únicamente por sus propios intereses. El bienestar de la Humanidad no es asunto de fronteras y de imperialismo ideológico, o de política secreta.

La Unión Espiritual Universal habla con derecho, por ser una Confederación Internacional de Sociedades y Movimientos Humanistas, Cívicos, Fraternales, Filosóficos, Místicos y Mutualistas, con una representación de más de la mitad del género humano en adhesiones colectivas, además de ser un Sindicato Mundial de Idealistas, Artistas, Intelectuales y gentes de profesiones liberales, con 800.000 Miembros individuales. Debe, por tanto, protección a sus Socios, no solamente en lo Espiritual, sino también en lo moral y material. En esto, no sólo es una Corporación extraordinaria, sino ÚNICA. De ahí que con nosotros no se trata de un capricho, ni podrá alegarse que somos intransigentes. La realidad es que no llevamos disputas con nadie y no nos alientan envidias de ninguna clase. Nuestra posición responde a una situación bien definida y señalada, y por nada hemos de comprometer nuestro derecho a representar y defender a nuestros innumerables asociados - derecho inalienable que para nosotros constituye un deber inevitable e impostergable.  De ahí que hablemos con acentos Cósmicos.

Queremos también subrayar el hecho que más quisiéramos denunciar y condenar, ya bien puesto en evidencia en la ONU. En realidad, la imposición y defensa á outrance de intereses locales, privados, y secretos deben desaparecer de la ONU si es que ha de cumplir a conciencia y cabalidad su cometido, y en caso contrario más valdría disolverla de una vez, a fin de no alimentar falsas esperanzas y jugar con una "espuria democracia", o fabricar una nueva impostura internacionalista destinada a engendrar nuevas guerras. Lo experimentado con la Liga Ginebrina debiera bastarnos.  Mientras las naciones se empeñan en glorificar sus soberanías y afianzar sus imperios, resulta grotesco hablar de humanismo, democracia y Cristiandad. Mientras las naciones fuertes se constituyan en dictadoras y señeras, a Ia brava o con amenazas, las pequeñas naciones no tendrán nunca oportunidad de sobrevivir sus legítimas esperanzas, ni podrán jamás hacer valer sus derechos, como aconteció en los muy recientes casos de Irán, Indochina, Siam, Indonesia, los países Bálticos y Balcánicos y otros ¿Hasta cuándo tendrán los PUEBLOS que luchar a sangre y fuego contra los potentados de la retórica "democrática", "providencial y "Salvadora" a fin de conseguir la realización de sus  legítimos ideales de auténtica Democracia?

Pr. OM.  Cherenzi Lind

NOTA: - A última hora la ONU aceptó por fin a la CISO y la Confederación de Trabajadores de América en el Consejo Consultivo.  Enhorabuena.  Nuestra tesis triunfó en parte.  Ahora el camino está abierto para la representación civil libre.