payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

ESPIGAS DE NUESTROS PROPIOS CAMPOS

“Mi última voluntad es mi actual trabajo y mis sacrificios constituyen mi Evangelio Viviente”  Maha Chohan Koot Hoomi Lal Singh

A TODOS  A QUIENES PUEDE CONCERNIR

Copia de un documento importante

Barcelona, 1 de junio de 1966.

Caso: LIND
Tema: Justicia.

Sr. Robert KENNEDY
The Capitol
Washington, D.C.
E.E.U.U.

Estimado Senador,

Permítame recurrir a usted, valga decir, como último recurso.

El infrascrito es un ciudadano cubano por naturalización, nacido en la India cuando aún existía la parte imperial de la Commonwealth Británica. Educador, líder Religioso, arqueólogo, Guía Espiritual, etc. Cuando el régimen de Castro comenzó el régimen comunista en Cuba en 1959, naturalmente estuve entre aquellos de los que más protestó y combatió la ignominia. El resultado fueron treinta meses de encarcelamiento, más la invasión repetida a mi hogar, la confiscación general de las propiedades y de las cuentas bancarias, con los consecuentes robos y  ataques consiguientes a la dignidad humana.

Gracias a una campaña mundial en mi favor, en la cual intervinieron muchos centenares de diversas organizaciones internacionalmente reconocidas de carácter religioso, fraternal, humanista, y las peticiones constantes a las NACIONES UNIDAS, la ORGANIZACIÓN DE ESTADOS AMERICANOS, la UNESCO, el VATICANO, etc., etc., así como al gobierno de La Habana, fui finalmente liberado junto con mi familia y me fue permitido para salir del país el l9 de marzo de 1962. Sin embargo, ante mi protesta y denegación debidas para abandonar Cuba sin mis trabajos inéditos, algunas partes vitales de nuestro Museo Mundial de la Historia Viviente de la humanidad, y una porción de los archivos de nuestra organización, finalmente nos concedieron llevar con nosotros lo que satisficimos. Siguió en vigor, no obstante, la confiscación de todas las propiedades, objetos de valor, cuentas bancarias, ropa e incluso pañuelos adicionales.

Arribados en Ámsterdam, Holanda, solicitamos entrada en los E.E.U.U. en el Consulado General de Estados Unidos E.E.U.U. en Rotterdam, pero seguimos todavía esperando la debida respuesta. - Desde entonces, también he estado luchando con la oficina de la O.N.U para los refugiados, sin ningún resultado práctico. Visité numerosos países, pero en ninguna parte se me ha permitido permanecer para largo. Fui entonces al Brasil, pero incluso allí me encontré con la oposición comunista de las cabezas del gobierno, y tuve que huir por el amor a la vida.

Ahora estoy en España con un permiso temporal y condicional. Mi equipaje estuvo casi tres años en la Aduana en Holanda, porque no tenía donde ponerlo. Finalmente tuve que retirarlos pues podía perderlo todo, así que tomé la decisión y ahora tengo mis pertenencia dispersas en cuatro diversos países. Guardo en las mudanzas prácticamente un cepillo de dientes y un bolso. Por supuesto, no intenté alcanzar Miami porque arriesgaba mi vida con los tiburones en el estrecho de la Florida, pero encuentro tiburones casi a diario, porque como usted puede suponer, la existencia de un refugiado, exiliado y “calificado anticomunista” no es ninguna broma. Además, no he podido encontrar a un solo país lo SUFICIENTEMENTE CRISTIANO, DEMOCRÁTICO, HUMANITARIO, CULTIVADO o CIVILIZADO para concederme una residencia legal. Cuando mi pasaporte cubano se venza me convertiré también en un APATRIDA.

Éste es mi “caso histórico”, y es absolutamente bien sabido de la O.N.U y de otras organizaciones del mundo, puesto que después de mi dura prueba en Cuba tuve que continuar con un martirio indecible. Solicité el asilo al Vaticano tomando en cuenta que es una nación, y además como Sede Religiosa, pero también sin ningún provecho. La mayoría de los países incluso ni tolerarán que circule a través de ellos. Los países que más se vanaglorian de su CRISTIANISMO y DEMOCRACIA, y de que no, me han rehusado toda asistencia o una residencia.  Mi crimen, consiste obviamente, en ser un dignificado y sincero “anticomunista”, al extremo de poner en riesgo mi vida por mi convicción democrática, mi credo religioso y mis principios Espirituales. – Ahora mi nacionalidad se vuelve contra mí. ¿Pero es mi falta si Cuba se volvió comunista o cualquier cosa que sea ahora? Esos responsables de la tragedia cubana deben ser considerados responsables de todas las consecuencias de este lío siniestro.

Soy un HUMANO que exige ser tratado humanamente. No pido ningún favor. No me propongo imponer lecciones de civismo ante nadie. PERO CREO MUY PROFUNDAMENTE Y EN TODA SINCERIDAD QUE LAS NACIONES UNIDAS DEBEN HACER ALGO PRÁCTICO SOBRE CASOS TALES COMO EL MÍO.  Hay muchos millones de refugiados, de exiliados o de víctimas de la inhumanidad del hombre hacia el hombre a lo largo del mundo.  ¿No es tiempo ya que las Naciones Unidas solucionen por lo menos UN problema del mundo?  También he abrogado al Honorable Presidente Johnson en demanda de justicia, pero sin respuestas. Peticiones similares al papa de Roma no produjeron ninguna respuesta tampoco.

El pensamiento de dirigir a usted la actual petición me surgió cuando leí que usted exigió resultados más prácticos en la ayuda a los refugiados. Usted es aún muy joven, y tiene un gran futuro por delante así que usted puede obrar todavía maravillas siendo cada vez más humanitario.  Las leyes de América me están dejando por fuera, porque nací en la India, y otras clases de prejuicios. Cueste lo que cueste, amo América, y si mi caso puede aclararle en solucionar los de millones de otras víctimas de la civilización moderna, le deseo la mejor de las suertes.

Mi caso puede seguir sin resolverse.  Después de cuatro años de peticiones vanas a las Naciones Unidas y aquí y allí, estoy comenzando a preguntarme si no fue un estúpido error ser tan democrático, y tan excesivamente opuesto al comunismo. Quién sabe, puede ser que algún cierto día me forzarán a ir a los comunistas y pedirles misericordia, y una residencia legal permanente. Solamente Dios sabe lo que tiene el futuro guardado para mí.  Todo lo que puedo decir es que estoy cansado y enfermo de sufrir humillaciones y maltratos.

Sería tan maravilloso enterarse que usted tomó el interés más leve en un caso como el mío. Este caso debe revelarle algunas de las dimensiones de la inhumanidad de algunos seres humanos.  De todas formas constituye una lección maravillosa en términos de la vida moderna práctica.

Muy obligado por su amable atención.

Muy sinceramente suyo

Profesor  OM Lind

“Sin hogar bajo Dios”

(Manuscrito)

Apartado Postal 126
Barcelona, España.
La antedicha es mi dirección temporal

(Original en Inglés)