payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

Por favor responder a:    UNION UNIVERSELLE DE SERVICE UNIVERSEL

c/c Marie Bethman

5 Trabadan

Lausanne – SUIZA

 

Rio de Janeiro, Octubre 20 de 1963

A la: UNIÓN PANAMERICANA

Organización de Estados Americanos

Washington 6

D.C. ---- EE.UU.


Caballero


Deseamos referirnos a nuestro caso, que fue presentado a esta organización por decenas de organizaciones religiosas, humanitarias, fraternales, místicas, culturales y espiritualistas de todos los rincones del mundo entre los años 1960 y 1962. Como referencia directa, tenemos a la mano, entre otras, una carta con fecha del 13 de marzo de 1962, firmada por el Sr. Charles G, Fenwick, Director del Departamento de Asuntos Jurídicos, y otra fechada el 19 de marzo de 1962, firmada por el Sr. Luis Roque, Secretaria Ejecutivo, Comisión Inter-Americana de los Derechos Humanos, ambos indicando que nuestro caso estaba bajo consideración seria.

Sucintamente, fuimos residentes de Cuba durante varias décadas antes del advenimiento del siniestro régimen comunista de Castro, y exacto el día en que los Estados Unidos de América rompieron todas las relaciones diplomáticas con Cuba, teníamos una cita en la Embajada EE.UU. para obtener una visa a fin de huir del infierno comunista que surgía. Nuestra desgracia comenzó entonces.

La persecución bajo diversos modos comenzó contra nosotros, mientras que la presión, las amenazas y las intimidaciones convergieron para forzarnos a atacar a los Estados Unidos de América y al mismo tiempo pretendiendo que aceptásemos, adoptásemos e incluso apreciáramos el régimen comunista. Puesto que rechazamos tal actitud y hechos, vimos nuestras libertades metódicamente limitadas, luego nos sometieron a toda clase de difamaciones y formas de persecución, así como a una estricta y constante vigilancia militar policiva. Fuimos sometidos, de hecho, a encarcelamiento domiciliario y se nos prohibió abandonar la isla, y nuestra lucha para adquirir alimento y medicina nos fue limitada al extremo. Resumiendo, sufrimos el encarcelamiento durante dos años largos. Las Naciones Unidas, al igual que la Organización de Estados Americanos fueron debidamente alertadas sobre nuestra difícil condición, gracias a mensajes especiales que logramos pasar de contrabando al mundo exterior a través de algunas misiones diplomáticas extranjeras amistosas. De hecho, es gracias al interés directo de un número de naciones, privadamente, así como de las organizaciones internacionales colectivas antedichas, que finalmente nos liberaron, siéndonos permitido abandonar el infierno comunista el 19 de marzo de 1962.

El mundo libre nos aclamó como grandes mártires. Centenares de diversas organizaciones religiosas, culturales, fraternales, místicas, humanistas y filosóficas a lo largo del mundo libre nos ovacionaron como grandes servidores de Dios y de la Humanidad, habiéndonos atrevido a desafiar a Fidel Castro en persona y a resistir todas las formas de persecución sádica por el comunismo. Sin embargo, el tiempo pasa, y aún hoy permanecemos sin un hogar, pues ningún país hasta ahora nos ha concedido una residencia permanente, y nuestro equipaje todavía permanece en los muelles de Rótterdam, desde mayo de 1962, deteriorándose obviamente, y no hay nada que podemos hacer sobre él.

Solicitamos una visa especial del consulado de Rótterdam de los EE.UU. apoyados en los hechos de nuestra llegada de Cuba como refugiados y exilados enfermos y maltratados, pero entonces nos tropezamos con el tratamiento más absurdo y más inhumano al extremo que nuestros documentos fueron ignorados y nuestros pedidos visas también fueron tergiversados. O fuimos recibidos allí por diplomados comunistas o el hecho de haber sido los enemigos No. 1 régimen comunista de Castro era un pecado mayor en contra nuestra. Esta experiencia amarga nos hizo cuestionarnos si estábamos realmente en nuestros cabales cuando nos erigimos desafiantemente contra el régimen de Castro durante esos dos años largos de confinamiento, de martirio y de resistencia espiritual, que el mundo entero entonces admiró tanto. Para decir la verdad, incluso los comunistas de Fidel Castro en Cuba admiraron y respetaron nuestro valor y nuestra dignidad. Por supuesto si hubiéramos huido de Cuba en un bote pequeño, quizás la nación entera nos habría dado “el tratamiento de héroes del mundo”, pero sucede que somos simples educadores y modesta gente religiosa que estuvimos en el infierno y salimos de él sin jactancia, así que no se hizo caso a nuestros documentos, nuestro estado religioso fue deformado y negado, se burlaron de nuestras demandas, y fuimos incluso denigrados por Funcionarios del Departamento de Estado de los EE.UU. Todo lo que tenemos ahora para probar nuestra ordalía, es un bulto de documentos enviados a los Naciones Unidas y a la OEA por centenares de diversas organizaciones religiosas, fraternales y filosóficas de docenas de países, abogando por nuestras vidas y seguridad, y demandando nuestra liberación en nombre de la humanidad y la Ley Divina. Hoy, vagamos alrededor del mundo como “forzados turistas”, sin hogar, y sin nuestro propio equipaje.......

Que sepamos, la Comisión Interamericana en Derechos Humanos no ha hecho mucho en nuestro favor. ¿O ha hecho?

Quisiéramos saber si, como seres humanos, merecemos alguna suerte de atención de países que claman ser democráticos, cristianos y humanitarios - Nuestra solicitud de RESIDENCIA se ha enfrentado siempre con un increíble espíritu negativo. Ahora, nos preguntamos, ¿Fue un tremendo crimen resistir y rechazar el comunismo como lo hicimos en Cuba? ¿O es nuestro ejemplo considerado como pernicioso? Nos preguntamos.

Apelamos nuevamente a la Unión Panamericana, y solicitamos una reconsideración de nuestro caso, por cuanto no podemos soportar por mucho más tiempo semejante adversidad como vagabundos sin hogar y aborrecibles anticomunistas. Nos causa horror el pensamiento que algunas veces nos asalta de tener que retornar a Cuba y arrodillarnos ante Fidel Castro, y decirle que estamos arrepentidos, y rogar por su gracia comunista. Cuando aún estábamos en Cuba, pensamos que la muerte seria mejor ser esclavos comunistas; pero hoy, después de casi dos años de una experiencia igualmente atroz con la susodicha gente libre, no sabemos que pensar sobre la civilización moderna. Seguramente, hay sobre esta parte del mundo al menos UN país que sea lo suficiente CRISTIANO o DEMOCRATICO y HUMANITARIO para garantizarnos una residencia permanente. No somos vagos, y no tenemos vocación para el estilo de vida gitano. En Cuba tuvimos una Universidad Espiritual que duró veintisiete años y atendió más de tres mil estudiantes de todas las Américas, y salvaguardamos la bandera de los valores espirituales durante diecinueve años con el Gran Santuario Espiritual Universal, la Alianza Universal Humanista, Cultural y Espiritual y el Museo Mundial de la Historia Viviente del Hombre. Si nuestro record no es lo suficiente para algún país, debería ser meritorio para algún otro, indudablemente.


Confiando que merecemos la debida atención, y contando con su asistencia en obtener una RESIDENCIA PERMANENTE en algún lugar, quedamos,


Sinceramente,

Pr. OM Lind
Presidente


Marie  Peurozet                        Blanche Ledran                     Micheline Héraud

(Firmas)



Post Data:


Por favor responda a la siguiente dirección: UNIVERSAL SPIRITUAL AND CULTURAL
MISSION, Dr. OM Lind y Blanche Ledran. C/o Mile Marie Bethman, 5 Trabadan
Lausanne, Switzerland.

________________

Esta carta es enviada a través de amigos en destino a Europa, por cuanto el correo es casi enteramente confiscado o robado y violado desde hace muchos meses a pesar de toda clase de protestas.