payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

UN ACONTECIMIENTO SIN PRECEDENTES EN BRASIL
QUE FIJA PAUTAS PARA EL PORVENIR ESPIRITUAL DE LA NUEVA ERA
 

Porto Alegre, el 1 de Agosto de 1963

Dando prueba de extraordinario altruismo el presidente de la Misión Cultural Espiritual Universal S.A. Pr. OM Lind-Schernrezig, mejor conocido como Ilustre Maestro Kut Humi Lal Singh, decidió no esperar la construcción del Santuario Espiritual de la Nueva Era, en Brasilia. Acaba de convertir de manera provisoria su Sede Espiritual de Mostardeiro 285 en TEMPLO UNIVERSAL DE TODAS LAS RELIGIONES, lo que era hasta entonces el primer Ashram o Refugio de Paz y Meditación Espiritual en el Brasil. Esta institución, única en América Latina, es también la mayor y más regia de su clase en todo el mundo, ya que se trata de un auténtico palacio principesco, con amplios jardines, que alberga también el MUSEO MUNDIAL DE LA HISTORIA VIVIENTE DE LA HUMANIDAD, la Alianza Filosófico-Religiosa y Espiritualista del Nuevo Mundo, el Instituto Científico de Yoga Integral, la Universidad Mundial Científico-Espiritual de los Nuevos Tiempos, el Centro Luminar “Señor Maitreya”, el Centro Libre de Estudio Teosófico, y el Comité Organizador del PRIMER CONGRESO BRASILEÑO RELIGIOSO, HUMANISTA, FRATERNAL, FILOSOFICO Y ESPIRITUALISTA que constituye de por sí una grandiosa Alianza para el Progreso Cultural y Espiritual o Concilio Ecuménico de todas las expresiones religiosas y espirituales con un bien definido denominador común universal que garantice la convivencia de comprensión, asistencia mutual y paz entre todos los hombres.

El Pr. OM Lind Schernrezig ha resuelto ausentarse del país, y al propio tiempo dar un sentido práctico y efectivo a sus enseñanzas de amor, sabiduría y nobleza espiritual. Así, ha dado un uso sumamente  útil a su magnífica mansión en Porto Alegre, confiando en lograr así un mejor entendimiento y una genuina cooperación fraternal entre todas las organizaciones religiosas, fraternales, espiritualistas y filosóficas. Tan noble gesto es sin duda digno de la mayor admiración, ya que, como bien  dice el Ilustre sabio Lind: “Tratase, ante todo, de contribuir a que acabe la “guerra fría”  y los “muros de Berlín” que existen entre los idealistas, humanistas, “amantes de la verdad”, pacifistas y sacrificados luchadores por la “hermandad mundial” y “unión espiritual universal”, con un expresivo monumento funcional dinámico destinado a promover la rehabilitación humana y así contrarrestar los peligrosos avances del comunismo y de las mafias místicas internacionales.

Todas las organizaciones religiosas, fraternales, espiritualistas y filosóficas tienen por tanto iguales derechos a utilizar los amplios salones y jardines de la mansión para sus fines característicos, con solamente solicitar anticipadamente tal usufructo. Todas las facilidades y acomodaciones son absoluta e incondicionalmente gratuitas. No se permite ahí, empero, labores de índole política, mercantil, antisocial ni antifraternal de ninguna especie.

***

Si se quiere aprovechar las lecciones de la historia y evitar otro eclipse humano como los del antiguo Egipto, Caldea y México, urge ante todo estrechar los lazos espirituales, de cultura y de hermandad de toda la humanidad, por encima de todos los abismos creados por la incomprensión, la cruel violencia, el odio sádico, el fanatismo bárbaro, la injusticia sistemática, los partidismos ideológicos intransigentes, los autoritarismos totalitarios, los sectarismos absolutistas, y la insensatez de los rebaños de Panurgo. Los hombres deben aprender de nuevo a humanizarse, y así capacitarse para demostrar la validez de sus religiones, sus ideales y sus filosofías. Deben saber justificar su existencia de acuerdo con los principios que proclaman adoptar y amar.

EL SANTUARIO ESPIRITUAL UNIVERSAL DE LA NUEVA ERA y la UNIVERSIDAD MUNDIAL CIENTIFICO-ESPIRITUAL DE LOS NUEVOS TIEMPOS continuarán funcionando como de costumbre bajo la égida de la Gran Jerarquía Espiritual y dentro del cuadro de la Gran Hermandad Espiritual Universal.