payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font
Reimpreso por Ariel, 2006. Esperanzas Irrealizadas. Esta carta fue escrita en París. Recordamos a nuestros lectores los recientes hechos violentos acaecidos en Francia protagonizados por inmigrantes ilegales, incluidos sus hijos y nietos, como un espejo para ser considerado en otras regiones y países.

 

París, julio 14 de 1965

ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS
Secretaría General
Sr. U Thant
Ciudad de Nueva York – N.Y. – EEUU

Distinguido señor:

La presente tiene por finalidad llamar la atención de todas las naciones civilizadas sobre la gran necesidad de una drástica e inmediata solución al problema de los REFUGIADOS, EXILADOS, ERRANTES SIN HOGAR, APATRIDAS  que son víctimas de la civilización moderna pues sufren, ya sea por la persecución o bien por la indiferencia, la intolerancia religiosa y las contiendas políticas, mediante indecibles maneras de VIOLENCIA MALIGNA Y OMINOSA GUERRA.

Pedimos que todas las Representaciones Oficiales de las NACIONES UNIDAS consideren debidamente este desgarrador problema de los REFUGIADOS en vistas de hallar una pronta si no inmediata solución.

Cada nueva Revolución o Guerra aumenta por millones el número de REFUGIADOS, y tan perversos designios como la discriminación y la intolerancia religiosa, así como los prejuicios raciales y la inadaptabilidad o marginación social contribuyen igualmente a la creación rápida de esta creciente porción de humanidad. Este problema, si ha de prosperar, constituirá en el próximo futuro grave peligro para todas las naciones establecidas ya que los MALTRATADOS de hoy se convertirán en los INADAPTADOS, MARGINADOS, INESTABLES e INCONTROLABLES del mañana. Nos referimos, por cierto, a una genuina amenaza, ya que no es posible tener centenares de millones de personas sin nacionalidad, sin status legal, sin protección jurídica y sin dignidad humana. Sin la menor exageración, hay, hoy por hoy, más de cien millones de personas diseminadas en la faz del entero planeta que caen en la categoría de REFUGIADOS, APARTIDAS (Sans Patrie, Heimatscholess, Emigrantes) EXILADOS o MINORÍAS PERSEGUIDAS debido a la intolerancia religiosa y los conflictos políticos. La situación de muchos millones de estas infortunadas víctimas de la civilización moderna, es simplemente desesperante.

Nuestra organización es la única que realmente ha afrontado esta tragedia de los REFUGIADOS en general. Desde 1919, de hecho, hemos trabajado de manera conspicua para resolver sus problemas de múltiples maneras. Desde 1945, cuando las Naciones Unidas fueron establecidas, incluso en San Francisco, hemos presentado, de manera insistente, unas reclamaciones y enviado peticiones en la forma debida. Pero nuestros progresos no han sido enteramente satisfactorios por cuanto el número de las víctimas continua aumentando. – Una de nuestras primeras soluciones fue instrumentar estos REFUGIADOS con un STATUS LEGAL INTERNACIONAL, más como la solución no maduró, tomamos la opción por un tipo de PASAPORTE LEGAL INTERNACIONAL provisional, de manera que esta gente pudiera, por lo menos, buscar a su elección una residencia en algunos países, con tal de que los aceptaran. Pero incluso esta solución es lenta de realizarse.

Hemos hecho llamamientos a diversas naciones, recientemente, respecto a la donación de algún pedazo de territorio al efecto de establecer un HOGAR MUNDIAL para estas pobres víctimas. En 1946 hicimos, de hecho, un llamamiento general a un buen número de naciones, pero con poco o sin ningún resultado. – Ahora estamos otra vez lanzando nuevos esfuerzos para lograr esta meta. Por ejemplo, las Naciones Unidas podrían buscar la forma de transferir uno de sus numerosos TERRITORIOS BAJO MANDATO – o parte de ellos – a un Comité Internacional ad hoc, o a nuestra organización, que se ha especializado en estos problemas de la DIGNIDAD HUMANA.

Estamos en posición para presentar elocuentes estadísticas en cuanto al número de REFUGIADOS y referente a su inimaginable trágica situación que revela la extensión de la inhumanidad del hombre hacia el hombre en este campo. Podemos también demostrar que nuestra organización constituye un Instrumento grandemente apreciado para la defensa de la Dignidad Humana. Las naciones integrantes de las Naciones Unidas podrían resolver instantáneamente este problema de los REFUGIADOS, con simplemente ofrecerles un pedazo de tierra, una pequeña isla, una roca que aflore por encima de las olas del océano, lo suficientemente grande como para plantar la Bandera de la Internacionalidad o de los REFUGIADOS maltratados, indeseados y menospreciados. Esto es digno de ensayo, por decir lo menos, y por cierto el más noble experimento humano jamás intentado.

Una vez los REFUGIADOS tuvieran en HOGAR LEGAL suyo, podrían fácilmente obtener papeles de Ciudadanía Mundial – con la demostración efectiva de sus condiciones. Entonces volverían a ganar inmediatamente un status legal de Dignidad Humana, y a través de sus propias grandes experiencias podrían ofrecer al mundo entero una Nación Piloto basada en un positivo HUMANISMO. Tal como están ahora, los REFUGIADOS no tienen protección legal, ya que la mayoría de ellos no tienen documentos legales o pasaportes. No son considerados como auténticos e integrales SERES HUMANOS. La mayoría de ellos no pueden poseer propiedades de ninguna clase, desarrollar un negocio, casarse, registrar sus hijos, ni siquiera interponer quejas legales ya que no tienen papeles legales y están solamente tolerados en ciertos países.

Hablando en nombre de los REFUGIADOS, somos conscientes que estamos defendiendo una de las mayores INJUSTICIAS de todos los tiempos. Es, por cierto, un problema que choca y provoca la mayor indignación, y consideramos que es ridículo hablar de democracia, de cristianismo o de civilización cuando un tal problema subsiste, como la peor mancha de la DIGNIDAD HUMANA.

Sabemos de lo que hablamos ya que desde 1912 celebramos el CONGRESO MUNDIAL DE TODAS LAS RELIGIONES, FES, FRATERNIDADES, Y FILOSOFIAS ESPIRITUALES, y no podemos menos que sentirnos escépticos cuando percibimos que todas las religiones mismas no fueron capaces de resolver este problema de los REFUGIADOS. Naturalmente, este problema no es exclusivamente de ellas. Pertenece obviamente más bien a las mismas naciones. Pero incluso hoy por hoy, nuestra organización es todavía testigo de la imperturbable indiferencia de la mayoría de la gente. Naturalmente, no es suficiente condenar un problema, DEBEMOS RESOLVERLO. Resolver la tragedia de los REFUGIADOS es incontrovertiblemente nuestra mayor tarea y meta. De hecho es por eso que estamos ahora dirigiendo aquí un nuevo Llamamiento a las NACIONES UNIDAS. El trágico sino de los REFUGIADOS es debido a las Revoluciones y Guerras Mundiales. Su suerte depende enteramente del humanismo de todas las naciones.

Pero si existiese solamente un simple puñado de REFUGIADOS, en vez de tantos millones, sería todavía un problemas grave que todas las naciones deberían atender y resolver. ¿O es que las naciones no tienen todavía bastante corazón, ni son bastante cristianas y bastante democráticas,  ni lo suficientemente civilizadas, para acabar con este inhumanismo?

Dirigimos nuestro Llamamiento a todas las naciones, individualmente, así como colectivamente. ¡DEBE HABER UNA MANERA DE RESOLVER ESTE PROBLEMA Y DE ERRADICAR UNA DE LAS MAS IGNOMINIOSAS Y ABOMINABLES TRAGEDIAS MUNDIALES!

Esperando un veredicto favorable, quedamos,

Sinceramente,

Pr. OM Lind Schernrezig
Gran Patrón