payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

E s t u d i o  y  J u v e n t u d

Renovación, Actualización, Regeneración, Resurrección

“Palingenesis de Vida”

Las gracias y bondades de la Juventud son los maravillosos atributos del Ser en su más esplendorosa germinación, hasta alcanzar la madurez, que más tarde culmina en la senectud con el óbito irremediable de ese Gran Fin, como el del “fruto maduro” cosechado para ser consumido y asimilado. Alude este proceso insalvable, a la Juventud cronológica que arraiga en lo físico y que en el mejor de los casos, apenas alucina y distrae momentáneamente los ineludibles rigores de la entropía; diríamos que es una juventud del cuerpo, transitoria y aparente, que prohíja otra Juventud más duradera, que invierte los procesos de la juventud  del cuerpo, que no envejece; y es aquella, que se consolida como la Juventud del Alma (Mente-Psiqué). La primera juventud (la del cuerpo) es un fruto que con nuestra existencia se consume. La segunda Juventud (la del Alma) una semilla en proyectivo desarrollo permanente  en el interminable decurso de la Vida.

La Juventud del Alma se cultiva y desarrolla sin cesar (eternamente), pues encierra de por sí, ella misma, un permanente proceso creador y vitalizante, que potencializa la mente en quienes someten su Alma a los procesos maravillosos y PALINGENÉSICOS del “Cultivo Integral” en la más rejuvenecedora Regeneración, Resurrección y Renovación, promovida por el Estudio, la Investigación y la sustentación de propósitos en una Vida sana y ejemplarizante,  tal es la máxima del Ideal científico, perseguida por los Sabios en la ciencia de la Conciencia, y escenificada cotidianamente en los roles conscientes de la Educación Integral en el Sagrado Templo de la Escuela y la Universidad; el Alma Mater, Santuario reverenciado de la Universalidad de la Cultura y el Espíritu.

ESTUDIO Y JUVENTUD Palingenesia de Vida y Regeneración de nuestra existencia, que tiene el poder de afirmar y propiciar el encuentro de generaciones diferentes en la UNIVERSIDAD, el cual se efectúa día tras día, con el cumplimiento de planes, proyectos y programas, mediante los procesos Iniciáticos de la “Educación Integral”  y en el continuo desarrollo de las tareas de crear, asegurar y difundir el pensamiento positivo, liberador y superativo, expresado en afirmaciones de Actitudes Mentales que nos permiten participar del Proyecto de Vida constante, renovador, rejuvenecedor, en verdadera Comunión Espiritual y fraternidad académica.

La vida de Estudio o Saber científico-práctico Supra-Universitario, reúne los elementos que bien pueden ser característicos de la Fuente de la  Juventud, pues pone a su contribución “todas las actividades que participan en las prácticas proyectivas, investigativas y vivénciales, que ayudan a revelar la Inteligencia, el carácter y el criterio, con actitudes de franca disposición de mejoramientos Mental y Espiritual en cada Estudiante”.

Claro está que esta virtud Palingenésica puede dilapidarse y ser inocua cuando las relaciones prevalecientes en el Estudiante son las de la inercia y la negativa al servicio. En cambio se mantiene vigente y en todo su dinamismo, cuando se está en actitud de permanente disposición a emprender un proyecto nuevo y ejecutarlo hasta su completa culminación: Es el hombre alerta y en tensión (preparado), en la condición de arquero, atento a lanzar la flecha hacia el centro perfecto del blanco. Es el hombre con temple interno, en porte de dignidad y condición de fortaleza, presto para actuar decidida y enérgicamente frente a todas las circunstancias.

La Palingenesia se hace evidente en casos aislados y poco usuales  pero que maravillan a legos y profanos por parte de aquellos, quienes, a temprana edad, expresan sin tiempo aparente de cultivo, dotes, condiciones, virtudes y genialidades que ni aún en la madurez de muchos Místicos podemos encontrar. Es la virtud del Genio, del Taumaturgo, del Profeta, del Vidente, la genialidad del artista cuando se hace luz en su cerebro, o se vive la iluminación de una Mente Cultivada. Esta condición Proyectiva de Vida, bajo el influjo permanente del desarrollo consciente en una mente sometida a los rigores del “Cultivo Integral”, desborda las barreras del tiempo y el espacio de la juventud cronológica, para proyectarse al futuro en un entorno de permanente presente, con actualidades y renovaciones que hacen de quien así se promueve, un “resucitado” siempre nuevo, regenerado y transformado en las acrisoladoras fraguas del Estudio, la Investigación y la Cultura (LA VERDADERA MAESTRÍA).

La Palingenesia es inherente a la naturaleza humana  y a la vida misma en su sentido Universal de modo natural, pues encierra las dinámicas evolutivas de carácter cósmico (transformación trascendente y superativa) en sus diferentes formas de expresión de la conciencia. Esto  nos demuestra con asombro que la “Educación Integral” o Palingenesia de la Vida, ha sido expresada desde remotas edades y en las más antiguas culturas por los Budas y Cristos de que se tenga conocimiento hasta la historia más reciente, pues tal condición Palingenésica o Juventud del Alma, a través de ellos, a sido plasmada en ejemplos vivientes de esfuerzos, empeños y trabajos, orientados con Sentido Moral, Fortalecimiento Mental y Firmeza de Carácter; representados en Normas y Preceptos, Leyes y Principios, Tablas y Decálogos, Reglas de Oro y Convenios, Cartas Magnas y Códigos Espirituales.

La Palingenesia como génesis misma de la Iniciación Esotérica, “Educación Integral”, implica hondamente la regeneración y el cultivo como  dinámica de un proceso ineludible que debe sufrir toda condición renovadora, superativa, trascendente y por sobre todo regeneradora de la persona Humana. Es esa misma condición de entronizamiento del Hombre a la Naturaleza, propiciando y haciendo viable el Servicio de práctica e inmediata utilidad al “Plan de la Vida” en el Gran Concierto de la Naturaleza Universal.

Estudio y Juventud, síntesis de una Vida Joven, vigorosa, entusiasta, eufórica y feliz, es tal como debe ser la expresión de quienes así piensan, sienten y viven, en una armoniosa y fraterna “Universalidad-Universitaria” que concibe al Mundo como “una  Gran Aula de Clases” en que nutrimos nuestras almas (Mentes) con el alimento vital y vigorizante de la Juventud.

La Universidad, coloca cara a cara, de frente, al Estudiante con el Templo de la Verdad, en escenarios multidimensionales. Un volver a empezar, un renacer a otra Juventud más allá de la juventud del cuerpo…. a la Juventud del Alma, que en sus primeros contactos hela el cuerpo y asombra el alma (Mente), situando de nuevo al individuo en supina condición solícita, que destaca nuestra pequeñez ante el inconmensurable espectáculo de la universalidad de la Vida en esta sobredimensionada “Aula de Clases” que ahora es nuestro Mundo.

Sentimiento de vida ejemplarizante, que se sustenta y demuestra en condiciones de ciencia con Conciencia, en ejemplos, vivencias, íntimos esfuerzos y experiencias resumidas, en suma, como realidades y hechos de permanente actualidad, promovidos por quienes saben vivir sana e inteligentemente, sin excluirse o aislarse de la vida y sus circunstancias, muy por el contrario, superando y trascendiendo sobre todas las condiciones de los planos ilusorios de la mente  inferior e inculta (astral), encumbrándose en “Vuelo Mental Inteligente” a los anchurosos y profundos horizontes, de un panorama más Universal, que posibilita la Mente Superior, expresada en condiciones de Inteligencia Internacional y de Civilización Espiritual, en que convivamos en genuina Comunión Espiritual con toda la comunidad de la Vida, como una sola Humanidad, con una sola Religión, una sola y única Verdad, y adorando un único y sólo Dios..

“Por medio de la Mente construimos puentes entre los abismos que separan los mundos y también contactamos el Infinito. Cuando dejamos de sentir los mundos de la realidad objetiva, estamos por así decirlo, en lo nuestro, para hacer contacto con los dominios más sutiles a través de nuestras facultades subjetivas; y aún si nos rehusamos a seguir la vida hasta su más Grande Fin, en el arrojado salto al más allá, todavía tenemos el privilegio de encarar la Fuente Pura de Luz-Vida y libar de sus Grandes Poderes.” K-H

El seguro fin de la Maestría, que en su sencillez, todo lo difícil lo hace fácil y que lo imposible lo sustrae al campo de las realidades, en expresiones de actualidad y hechos que se precipitan y cristalizan en acontecimientos irrefutables de una mente positiva, edificante, creadora, desarrollada y cultivada; es la genuina “Educación Integral”

 

Aporte del Estudiante y Secretario General de la Universidad Espiritual en Colombia, Sr. Francisco Guerra Zapata, al Centro Luminar CONCIENCIA COSMICA, en apoyo a Talleres sobre “Educación Integral”. Medellín, Diciembre de 2002.