payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

 

 regeneracion-humana

 

REGENERACION HUMANA

por Swami Jñanakanda

I N T R O D U C C I O N

“El Saber Salva"

“La mejor dádiva posible, es la dádiva que nos fortalece, edifica e inspira"

 “Cada esfuerzo nuestro íntimo es un aporte más en la edificación propia y hacia el enaltecimiento espiritual"

K.H.

La presente obrita, “REGENERACIÓN HUMANA”, es en realidad una sencilla y breve reseña destinada a poner de manifiesto la importancia del problema sexual y sobre todo viabilizar su por demás urgente solución, de ahí que pregone, por encima de todo, la necesidad de una EDUCACION íntima sexual.

            Esta nueva exposición nuestra no es para lectores casuales, sino para aquellas personas que se sienten atenazadas por los pruritos y apetitos genésicos y que por otra parte columbran en su intimidad el fragoroso bullir del candente y vibrante poder misterioso que es el sexo.

No pretendemos "pontificar", ni mucho menos agotar, el problema más importante y torturante, a la vez que más vital, de la naturaleza humana. Bástanos situar el asunto en sus legítimas proporciones y realzar las naturales necesidades de nuestra vida en cuanto a los imperativos Espirituales que propugnamos. Eso sí, nuestro propósito es educativo y de honda introspección, a la vez que de investigación científica, es decir, racional, ponderada, metódica y edificante.

            No es nuestro propósito sentar teorías novedosas y propugnar doctrinas destinadas a arrebatar entusiasmos. Nuestro análisis es severo e imparcial como debe serlo toda investigación, y nuestro rendimiento sólo persigue reflejar la realidad descubierta. Si alguna vez penetramos en el sanctum sanctorum de algunas personalidades y organizaciones, no es con el afán de entrometernos en las intimidades ajenas, pues sólo queremos poner en evidencia el sentido de nuestras convicciones o exponer mejor la realidad que nos inspira mejor, sin animosidad ni prurito de intolerancia. Mas si aquí y allá atropellamos algún prejuicio o desquiciamos el endeble continente de un ídolo, valga la ocasión para ratificar nuestra “sinceridad” y subrayarla con nuestro empeño de atajar el fantasma de la hipocresía y acabar con el ogro de la estulticia.

            Esta exposición es venero de la rehabilitación moral y Espiritual y debe considerarse además como el umbral del templo de los Misterios de la Vida. Para más detallados aspectos de la educación psicogenésica que recomendamos, débese consultar nuestras obras anteriores, especialmente “Sublimación Sexual”, “El Misterio de la Vida”, Qué es el Amor?”, “Orientación Sexual”, “Sexual Mastery”, “El Control del Ritmo Sexual Masculino y Femenino”, “Misterio del Amor”.

No es esta obra un alarde de propaganda para el mundo aturdido ya por la multiplicidad de propagandas más o menos pueriles o dolosas. Marca el empeño de la GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL BLANCA de   programatizar   y     viabilizar     una       genuina REGENERACIÓN HUMANA, por la vía de una bien asentada “Eugenesia de carácter Espiritual”. Este estudio, desde luego, incita a una experiencia, y si logra despertar favorablemente su interés, habrá cumplido su misión; pero para nosotros es el inciso que se olvidó incluir en la pomposa “Declaración del Atlántico”, y que en realidad debiera figurar como su primer postulado, puesto que, sin él, no hay, ni habrá jamás, mejoramiento humano posible. Quisiéramos pregonar estos asertos desde lo más alto del Sinaí, y hacerlos tan evidentes como los Himalaya, pues este es un asunto que no puede estar por más tiempo ubicado en las contingencias de la mala consejera de la soledad o de la imaginación morbosa. Ojalá halle su lugar de manera prominente en el confesionario, en el kindergarten, en el gineceo, así como en la universidad y en las Salas de Legislación, pero sobre todo que no sea ya el problema sexual el pretexto para los prejuicios sociales, religiosos y raciales ... Que sea esta obrita el medio más eficaz para reconciliar al hombre en general con las necesidades de elevación e interpenetración humana y que sirva de nexo con el Infinito y como mejor medio para la rehabilitación Espiritual.

Esta obrita está dedicada a la humanidad en general, la gran huérfana de enseñanzas educadoras y emancipadoras, la víctima de su estolidez y de sus propios prejuicios y, en particular a los espiritualistas, ocultistas, y cristianos de todas las escuelas, de todos los ritos, de todos los clanes y de todas las posturas, porque ellos más que nadie conocen y sienten en sus vivas carnes los estragos de la “sexualidad” tabú, hipócritamente condenada, torpemente abusada y desconcertantemente ignorada.

            Sabemos de antemano que vamos a ser blanco de la ira de todas aquellas almas incipientes y orgullosas que hacen de la vida una caricatura de la moral y una hipócrita parodia de ideales mal asimilados, y descargarán sobre nosotros toda la fuerza de su inquina y de sus pobrezas espirituales y mal disimuladas exaltaciones sensuales. También enfilarán contra nosotros sus dardos denigrantes los totalitarios de los misticismos charlatanismos ylos sectarismos de la “impostura y de las mistificaciones espiritualistas y teosofísticas”. Además, los auto-consagrados Rosacruz a su vez cacarearán y gesticularán con toda la superfluidad de sus ínfulas imperatoriales, esgrimiendo misterios y revelaciones archidivinas de “cámara oscura”. Conocemos todos esos trucos y todas las vulgaridades de la superstición sistematizada, cuyas ilusiones gelatinosas no logran asustarnos. No tememos a la crítica sensata, porque somos los primeros en admitir toda posibilidad de mejoramiento en nuestra obra, y en facilitar la rectificación de nuestros errores.

A lo mejor se aplicará a nosotros lo que dijera el famoso filósofo inglés Bertrand Russell en “Vieja y Nueva Moral Sexual”: “El escritor que trata un tema sexual se pone en peligro de que los partidarios de guardar silencio sobre tales cuestiones le acusen de padecer una obsesión ilícita”. Pero esta idea se aplica únicamente a los escritores que luchan por cambiar la ética convencional. Los que sostienen la vieja moral, nunca parecen sospechosos de padecer una obsesión sexual. Pero, de hecho, padecen en ese orden, mucho más que los partidarios de la libertad sexual mayor. Una moral vieja y rigurosa proviene de la reacción contra el deseo. Los más rígidos son los que están llenos de perversiones secretas y no pueden mirar con limpieza yserenidad el fenómeno del sexo. O se nos tratará de Mago Negro, pues los viciosos son terribles en sus odios y nunca perdonan a quienes sustentan propósitos de reformarlos.

El hecho es que, ahora que estamos obrando con denodado énfasis, en todo el mundo, en el NUEVO SISTEMA DE VIDA, lo cual ni siquiera inspirarse pudo el género humano, sino a través de una tremenda Conciencia de guerra y una hornaza marciana y saturnal de proporciones cataclísmicas, conviene contemplar los problemas humanos con serenidad y resolverlos inteligentemente. No podemos quedarnos con los mismos errores de la preguerra (Segunda Guerra Mundial definitiva) y sería peor que suicida seguir confundiendo la INOCENCIA con la IRRESPONSABILIDAD, y la VIRTUD con la IGNORANCIA.

         Se imponen nuevos genuinos Valores Espirituales. Procedemos a crear una Nueva Era a base de una amplia comprensión de todo lo que atañe al hombre, desde lo sexual hasta lo Espiritual y sobre todo librémonos de los prejuicios y de las tradiciones que hacen tan artificiosa e irresponsable nuestra vida moderna. Busquemos nuestra propia superación Integral en nuestras propias necesidades humanas del momento, sin reparar en los errores y las fatalidades del pasado. Se impone un moderno Renacimiento Espiritual.

Confiamos en que esta obrita, sea detenidamente sopesada, y ojalá cada uno de nuestros lectores interesados, beneficien de ella y hallen en la misma la satisfacción inmensa que nosotros experimentamos al hacerla.

El Autor

 

UNION ESPIRITUAL UNIVERSAL

Bogotá – Colombia
Impresa originalmente en mayo de 1955