payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

 Cuadripléjico movió la mano con su mente



cuadraplejico

Ian Burkhart mueve su mano y dedos con la supervisión de los médicos. La prueba fue exitosa. CORTESÍA OHIO STATE

 

 

Con un implante en el cerebro y el uso de un dispositivo para activar músculos, el paciente cuadripléjico logró mover mano y dedos.

Por RAMIRO VELÁSQUEZ GÓMEZ | Publicado el 27 de junio de 2014

Lo pensó y su mano y sus dedos se movieron. Nada extraño a no ser que se considere que es... un cuadripléjico.

Ian Burkhart, de 23 años, quien quedó paralizado tras un accidente en auto hace cuatro años, se convirtió en la primera persona en ensayar con éxito el Neurobridge.

Es un sistema que permite mover la mano con el pensamiento gracias a un chip del tamaño de una alverja implantado en el cerebro y una especie de manga portátil que ayuda a activar los músculos de la extremidad.

El desarrollo, un paso más para ayudar a que personas con discapacidad de esta clase puedan tener mayor independencia, se logró en el Wexner Medical Center en The Ohio State University, en colaboración con la firma Battelle, especializada en tecnología virtual de médula espinal.

"Uno se puede quedar en una silla quejándose, pero eso no lo ayudará. Entonces, puede esforzarse duro, hacer lo que pueda y seguir con la vida", dijo el joven al hablar del logro.

"Es como un bypass del corazón, pero en vez de pasar sangre, estamos pasando señales eléctricas", explicó Chad Bouton, líder de Battelle.

El neuropuente combina algoritmos que aprenden a decodificar la actividad del cerebro del paciente y una manga de estimulación muscular de alta definición que traduce los impulsos neuronales del cerebro y transmite nuevas señales al miembro paralizado.

El desarrollo de los algoritmos, el software y la manga de estimulación demoró una década dijeron los científicos.

Y hace dos años Bouton y su grupo comenzó a colaborar con Ali Rezai y Jerry Mysiw, de la universidad, para diseñar los ensayos clínicos que contaron con el visto bueno de las autoridades de salud.

Durante una intervención quirúrgica de tres horas el pasado 22 de abril, Rezai implantó un pequeño chip en la corteza motriz del cerebro de Burkhart. Este interpreta las señales cerebrales y las envía a un computador, que las graba y envía al electrodo de alta definición en la manga estimuladora del músculo.

Esa manga permite la activación de pequeños segmentos de músculo en el brazo para facilitar el movimiento del dedo. Se suma a una médula virtual que permite la coordinación para movimientos dinámicos de la mano y la muñeca.

La idea es tener cinco pacientes en la prueba.

"He estado haciendo rehabilitación por muchos años y este es un tremendo paso en lo que podemos ofrecer a esas personas (discapacitadas)" dijo Mysiw. "Ahora examinaremos las interfaces persona-máquina y sus interacciones y cómo esa clase de tecnología puede ayudar".

Un avance llamativo.

ANTECEDENTES

VARIOS LOGROS EN CORTO TIEMPO

Podría decirse que en una década o dos la situación de las personas con movilidad reducida de sus miembros será distinta. Este no es el primer logro en el tema, pero sí en su abordaje.

El año pasado, por ejemplo, científicos de la Universidad de Pittsburgh revelaron que una mujer cuadripléjica de 57 años logró mover con el pensamiento un brazo prostético e incluso tomar chocolate con él. Antes lo habían hecho científicos en Brown University, que en 2006 también lograron que un hombre moviera un cursor con su mente.