payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

univ.Mund.


UNIVERSIDAD MUNDIAL CIENTIFICO ESPIRITUAL

“Ariel” es un vehículo de expresión de Valores que corresponden a una Humanidad Superior, a una ansiadísima Nueva Era.

Queremos dejar bien presente en nuestros lectores que la UNIVERSIDAD ESPIRITUAL es en realidad una Confederación de organizaciones espiritualistas, idealistas, culturales, místicas, filosóficas y también de profundísimo sentido religioso, aunque sin fanatismos, y ajena a todo dogmatismo y doctrinarismo sectarista o proselítico. Cada organización, por otra parte, mantiene su completa autonomía y funciona según sus propias aspiraciones, pero de acuerdo con los Estatutos Generales de la Institución denominada UNIVERSIDAD ESPIRITUAL, fungiendo entonces como FACULTADES.

La UNIVERSIDAD ESPIRITUAL es una Institución de índole Cultural y Espiritual exclusivamente, sin carácter religioso o político. Y está establecida en muchos países del mundo, con “status legal” por su debido Registro como organismo de Orientación Ideal,  de Cultivo del carácter y de las cualidades imponderables del ser, y en fin, como sede educacional de honda y positiva transformación estructural y funcional humana  -  transformación que significa eliminación del atavismo y del karma, a la vez que mejoramiento sustancial de las facultades del ser, a fin de poder expresar las mejores vivencias íntimas y trascendentales.

La UNIVERSIDAD ESPIRITUAL, por lo tanto, amplía todos los conocimientos humanos respecto de la vida en general, y también, de modo excepcional, guía el ser hacia mejores realizaciones y lo prepara al mismo tiempo para descubrir los nexos que lo unen al Infinito Universal y le permiten  utilizar las energías cósmicas e individuales para satisfacer sus mejores ansias y más paradigmáticas aspiraciones idealistas y espirituales.

La UNIVERSIDAD ESPIRITUAL no es impositiva, no exige JURAMENTOS eternos ni arranca PROMESAS fantásticas, aunque sí espera la más completa SINCERIDAD Y CONSTANCIA EN EL ESFUERZO de parte de sus adheridos o Estudiantes. Además, no es doctrinal; es decir, no se basa en teorías y postulaciones TODAS HECHAS, que cada adherente debe aprender de memoria y aceptar con ciega fe, a base de asentimiento esclavo. Como institución educacional, posee normas fijas y procedimientos fijos, rigurosos, de honda disciplina cultivadora; pero no hace eunucos idealistas, a quienes se castra de toda iniciativa y fuerza moral propia, los que son simples fanáticos de doctrinas insustanciales e inconsistentes. Esta Institución Libera al individuo, poseyéndole de veras de sus íntimas fuerzas, y haciéndole comprender y sentir el alcance de sus facultades y poderes superiores. Por eso mismo, los ilusos, los que gustan ser engañados con ilusiones, promesas y fantásticas ofertas, no tienen cabida entre nosotros, pues ni tenemos procedimientos de engaña-bobos ni toleramos a las almas débiles o a los corazones vacilantes. Para nosotros, la fuerza moral, mental y espiritual es algo vigente, vívida, sustancial, trascendente, superlativa, y NO TOLERAMOS VENCIDOS DE LA VIDA, fracasados, eternos adoloridos ........

La UNIVERSIDAD ESPIRITUAL se torna garante de las organizaciones que formen parte de ella, como FACULTADES, mientras ellas se conformen al espíritu de orientación, dignificación y superación que postulan sus Estatutos Generales, y los Miembros de estas Facultades participan en las actividades y enseñanzas de la UNIVERSIDAD ESPIRITUAL solamente al conformarse con sus condiciones, que son de estudio, disciplina, orden y diligencia, y para ello deben estudiar algún CURSO editado por la Institución.

La UNIVERSIDAD ESPIRITUAL, pues, además de ofrecer una orientación ideal, promueve actitudes mentales y una función mística superlativa, además de despertar nuevas facultades y revelar el maravilloso sentido mágico de los poderes de la naturaleza Universal - los cuales permite utilizar a voluntad - y también, fija un derrotero y una realización espiritual verdadera, sin vanas fantasías dogmáticas ni ilusiones doctrinales, ni burdas esperanzas de impotentes, inconscientes y eunucos espirituales.

Estas son las razones, por otra parte, por las cuales no recomendamos lecturas superfluas. NUESTROS CURSOS contienen todo lo indispensable para lograr un alto nivel cultural y conseguir los mejores derroteros y realizaciones asequibles. ¿Por qué, pues, perder el tiempo, tan valioso, en lecturas de segunda importancia, o de carácter teórico o fantástico, que no siempre se ajustan a la realidad natural ni a las necesidades inminentes del ser humano?

Por otra parte, la UNIVERSIDAD ESPIRITUAL exige CONSTANCIA y SINCERIDAD, por simple conveniencia propia del estudiante. Este sabrá si quiere de veras una mejor orientación, superarse, y desarrollar mejores facultades y poderes. La medida de su sinceridad le hará estudiar con ahínco, y su constancia le permitirá seguir con paciencia y carácter y firme voluntad sus ejercicios. No olvidemos esto: NUESTROS CURSOS SON MAS PRACTICOS QUE TEORICOS, Y EL PROGRESO DEL ESTUDIANTE DEPENDE EXPRESAMENTE DE SUS ESFUERZOS EN LA PRACTICA DE SUS EJERCICIOS, DE LO CUAL HA DE RESULTAR UNA MEJOR CAPACIDAD PARA LA COMPRENSION DE SUS LECCIONES Y SU MEJORAMIENTO O SUPERACION EN TODO SENTIDO.

Cada Lección de nuestros Cursos lleva un EXAMEN, y todo Curso lleva además un EXAMEN FINAL. Tome cuenta debida de esto el Estudiante, pues nosotros no buscamos ni queremos adherentes, acólitos o FIELES, que aceptan todo lo que ponderamos y se hacen defensores fanáticos de lo que enseñamos. !No¡ Sólo deben de hallar cabida en nuestras filas personas SINCERAS y ávidas de autosuperación, a base de dignidad moral, de logros mentales y de realizaciones espirituales, y que saben vivir de veras nuestras enseñanzas, gracias a su despertar e intensa vivencia de Conciencia.

Nosotros nos comprometemos a cambiar por completo la personalidad y la vida de cualquier persona. Podemos modificar el atavismo y el karma, anulándolos, y destruir todas las influencias nefastas que pesan sobre el ser, o liquidar las condiciones negativas o anormales que hincan sus garras hondamente en el individuo, y en fin está a nuestro alcance variar por completo el destino de cada cual, y por ahí el de las colectividades también; pero para ello, necesitamos de la Buena Voluntad de los Estudiantes o interferidos, y también debemos contar con el esfuerzo asiduo, paciente y decisivo de los interesados. Todo esto es muy importante, al extremo de que ninguna escuela Filosófica ni ningún sistema Religioso lo logra, aunque suela prometerlo.

La UNIVERSIDAD ESPIRITUAL no impone credos ni priva a nadie de seguir con sus cultos e ideales. Y lo que es más, justificando su incomparable liberalismo y el sagrado sentido de su respeto a la libertad individual, garantiza el más completo éxito en estos asuntos, a todos sus Estudiantes, siempre que ellos ensayen con sinceridad y dignidad. Nada de esto es realmente difícil, si el interesado es verdaderamente sincero, y si hace los esfuerzos. Nosotros sabremos guiarlos. No reclamamos sino que se nos juzgue por nuestros hechos, y no por las interpretaciones caprichosas o interesadas de OTROS.

ENSAYE Ud. hoy mismo nuestras enseñanzas transformadoras y encaminadoras, y después, júzguenos, con imparcialidad. Sabemos que resistimos todos los ácidos de la crítica analítica bien intencionada.

En los momentos actuales, de confusión ideológica, de descalabros morales, de descoyuntamiento de “ismos” y de desbarajuste de doctrinas y fracaso de instituciones consagradas, al promoverse un moderno RENACIMIENTO ESPIRITUAL, es imperativo buscar nuevos horizontes, y sobre todo tomar seriamente en cuenta las características pregonadas por la UNIVERSIDAD ESPIRITUAL, pues de estas enseñanzas ha de emerger la Nueva Era y la Nueva Humanidad del mañana. Los que se ríen de nuestra previsión serán los miserables vencidos del mañana, las víctimas de las circunstancias y de la ignorancia de HOY, que no supieron trascender. Los que no se preparan para vencer, serán los irremediablemente vencidos y atormentados del porvenir.

Se está formando un nuevo mundo. Pero no crea el estudioso lector que se trata de lo que haya de resultar de esa descomunal carnicería humana de la guerra mundial. Con destruir intereses creados e ideologías convencionales, torpedear barcos repletos de niños y mujeres y bombardear ciudades pobladas de almas indefensas, NO SE CAMBIA UN MUNDO. Los cambios que se operan hoy en ciertas esferas del mundo, tienen su fundamento en lo más íntimo del ser. Ahí solamente se transformará el ser, el cual a su vez creará un mundo mejor, más digno, más noble, más Espiritual.

Con maderamen viejo, no se puede crear un nuevo edificio. Así mismo, el mundo mejor de mañana no se forjará con las pasiones, vanidades, los prejuicios, los errores, las pasiones y la ignorancia que han prevalecido hasta HOY.

 

HOY mismo, ensaye nuestra oferta, y aún si no puede inscribirse como Miembro -Estudiante, solicite siguiera UNA LECCION INICIAL, gratis. Al Servicio de la Humanidad y de la Conciencia Universal.

Swami Jñanakanda

Los Ángeles, California, el 22 de Septiembre de 1940

El anterior artículo, a pesar de la fecha en que fue escrito, cobra permanente actualidad, toda vez que laboramos sobre Principios Universales, y como tal aplicables a todas las razas, a todas las naciones, a todas las culturas, a todas las personas y para todos los tiempos. No somos una chifladura de última hora.

*  *  *

Nota de ARIEL: La UNIVERSIDAD MUNDIAL CIENTIFICO ESPIRITUAL tiene una Seccional en Colombia, cuyo nombre de Universidad Espiritual en Colombia hubo de ser cambiado luego por exigencias del gobierno Colombiano por el de SOCIEDAD ACADEMICA DE ESTUDIOS ESOTÉRICOS, reconocida mediante Personería Jurídica No. 49 del año 1940.  En la actualidad se atienden todos los cursos por correspondencia del mundo hispanoparlante desde esta Secciónal.