payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

 Un 10% de niños de 1 y 3 años que ven diariamente la televisión, presentan déficit de atención a los 7 años

ninos

En un estudio publicado en la revista Pediatrics del mes de Abril de 2004, miembros del Departamento de Pediatría de la Universidad de Washington, Seattle, se proponen comprobar la hipótesis de que la exposición precoz de niños (a edades de 1 y de 3 años) se asocia con problemas de atención a la edad de 7 años.

Los autores dispusieron de los datos correspondientes a 1.278 niños de 1 año de edad y 1.345 de 3 años de edad. El principal resultado del estudio era la determinación a la edad de 7 años de la subescala de hiperactividad del Behavioral Problems Index (Índice de Problemas de Conducta) a todos los participantes incluidos en el estudio. Los niños que presentaron una desviación estándar de más/menos 1,2 por encima de la media fueron clasificados como afectos de problemas de atención. El principal factor de predicción utilizado en el estudio fue el cómputo de las horas de televisión a las que el niño fue expuesto diariamente a la edad de 1 y de 3 años.

Entre los participantes con 1 año de edad, el 36% no veía la televisión, mientras que el 37% la observaba entre 1 y 2 horas diarias (lo que supuso para estos niños un incremento del riesgo entre 1% y 20% de padecer déficit de atención a los 7 años). Un 14% de los niños de 1 año observaba la televisión durante 3 a 4 horas diarias (un incremento entre el 30% y el 40% del riesgo de padecer a los 7 años déficit de atención, comparado con los niños que no observaban la televisión). Los niños restantes del grupo de 1 año de edad observaba la televisión al menos 5 horas diarias.

Entre los participantes con 3 años de edad, sólo el 7% no observaba la televisión, el 44% la veía de 1 a 2 horas diarias, el 27% de 3 a 4 horas diarias , casi el 11% entre 5 y 6 horas diarias y el 10% 7 y más horas diarias.

En total, los niños participantes en el estudio observaban la televisión de 0 a 16 horas al día, con un media de 2,2 horas a la edad de 1 año y de 3,6 horas a la edad de 3 años. El contenido de los programas no fue analizado en el estudio.

Los resultados del estudio han mostrado globalmente que un 10% de los niños tenían problemas de atención a la edad de 7 años. Mediante un estudio estadístico apropiado se demostró también que el número de horas de televisión observadas diariamente por los niños (tanto de 1 año como de 3 años) se asociaba con problemas de atención a la edad de 7 años.

La conclusión de los autores es que, aunque son necesarios más estudios sobre la asociación televisión/déficit de atención en niños pequeños, deben hacerse esfuerzos por limitar las horas que pasan ante la pantalla del televisor los niños entre 1 y 3 años. La Academia Americana de Pediatría recomienda que los niños no vean la televisión antes de los 2 años y que por encima de los 2 años el tiempo sea limitado de una a dos horas diarias de programas educativos. Esta recomendación está muy lejana de la realidad. Según un estudio realizado por la Henry L. Káiser Family Foundation, alrededor del 43% de los niños menores de 2 años ven la televisión diariamente y el 26% tiene un televisor en su dormitorio.

Fuente: Pediatrics