payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

 ORDEN SAGRADA DEL ESPIRITU SANTO

- MISION Y SEMINARIO ECUMENICO -
GRAN SANTUARIO MANIFESTO MUNDIAL

ALIANZA RELIGIOSA UNIVERSAL

aru all churches

Ante el incremento de la violencia, la ruda agresividad, el odio diabólico, la codicia egoísta y cercados por la destrucción ocasionada por la siniestra influencia de los complejos regímenes políticos irresponsables, así como de los malsanos dogmas metafísicos en todo el mundo, y porque los valores Espirituales están siendo dejados de lado e ignorados, mientras que los más elementales principios de democracia y comportamiento religioso están siendo pospuestos y comprometidos bajo el impacto de morales decadentes, las Iglesias, Seminarios y Santuarios que comprenden la ALIANZA RELIGIOSA MUNDIAL proclaman aquí su profesión de fe y su inquebrantable voluntad que constituyen su mejor justificación.

  1. Creemos en la Paternidad de Dios y la Hermandad del Hombre, y nuestra Misión consiste exclusivamente en hacer posible la Comunión Espiritual, en promocionar la Hermandad del Hombre, y en desarrollar una civilización de paz, amistad, respeto y protección mutua en todas las latitudes del mundo, sin el menor espíritu sectario, discriminación racial, intolerancia doctrinal, o aspiración hegemónica.
  2. Dios es la fuente principal de Vida – el Espíritu – Esencia del ser en todo el Universo, y como tal, funciona como la causa inmanente y fin, así como la fuente suprema de Inspiración de todas las tendencias vitales. Por consiguiente, la vida debe ser conducida sobre una base de absoluta fe, convicción y confianza y todas nuestras aspiraciones y esfuerzos deben orientarse hacia los valores espirituales que deben prevalecer siempre.
  3. Proclamamos que sin una sana actitud hacia la vida no hay posible ética sana ni moralidad encomiable. Todos los problemas de la vida se basan en las limitaciones humanas en esta conexión, y todas las deficiencias que surjan de los mismos asumen la forma de engaños, vicios, esfuerzos despiadados, pasiones culposas, crimen y guerra . . .
  4. La tarea inmediata y permanente de genuino propósito religioso consiste fundamentalmente en enseñar a la gente cómo vivir sanamente y cómo pensar rectamente. La Misión de la Religión es, por lo tanto, educacional e inspiracional en un espíritu de libertad de conciencia, pureza de sentimientos (Corazón) y pacifico y amistoso comportamiento . . .
  5. Consideramos que no hay lugar en la Religión para las luchas políticas y mundanas. No obstante, aborrecemos y rechazamos todas las formas de agresión, coerción, violencia, dictadura, mala voluntad, destrucción por la justicia propia, derramamiento de sangre y el odio. En principio, consecuentemente, condenamos la guerra en todos sus aspectos, y denunciamos a todos los sistemas de fuerza o violencia, particularmente al comunismo porque es una forma monstruosa de agresión diabólica debida a su sed de poder y una codicia dominante implacable.