payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

Editorial

 

ALIANZA FILOSÓFICA, RELIGIOSA Y ESPIRITUALISTA

DEL NUEVO MUNDO

Gran Comunidad Fraternal Universal- Cooperativa de Organizaciones Religiosas, Biosofía y Cosmocrácia.

sello-au

Conclusión de la Carta de Su Alteza el Príncipe OM- CHERENZI LIND

¿No sería hora de cambiar de rumbo y enfrentarse a la realidad objetivamente a fin de construir un mundo mejor para todos? ¿No debemos, de hecho, buscar una cristalización realista de los ideales, de las aspiraciones y delas verdades grandiosas espirituales o Divinas que pretendemos cultivar?

¿Hasta cuando?

Debe ser evidente para todos en los tiempos actuales que se impone un acercamiento práctico positivo, es decir algo más que simples doctrinas, promesas y palabrería refinada. Se necesitan más acciones, menos palabras. Es indispensable creer con un sentido creador, y no solamente de una manera imaginaria e ilusoria. Demasiado hablar en fin tanto de Amor, de Justicia y de Fraternidad; pongámonos a practicar eso que nos gustaría ver prevalecer dentro y fuera de nosotros mismos. Y no olvidemos que no habrá jamás paz en el mundo en tanto que los hombres no la hayan realizado individualmente en su corazón, ni dignidad, ni bondad, ni compasión hasta tanto éstas no florezcan en todas las conciencias.

No creo equivocarme al decir que hay demasiada animosidad, desprecio, rencor y odio entre las diversas organizaciones religiosas, fraternales, espirituales y filosóficas. Será necesario deponer las armas, pacificar los espíritus, elevar los corazones, aclarar las conciencias, y sobre todo polarizar la vida de los ciudadanos por una moral más respetable e, igualmente, dinamizar la dignidad humana por los valores espirituales. Ya es suficiente de tanto hablar de ideales, de tradiciones y de principios que casi nadie comprende ni practica. La primera y la más vital expresión de la religión es el SERVICIO IMPERSONAL E INCONDICIONAL de la verdadera Fraternidad o la Filosofía Espiritual auténtica.Si tomamos esta definición como común denominador y base de una escala de valores, veríamos que muy pocas personas cumplen con estos númerosos criterios, y demasiados se alejan, los impostores, los charlatanes que se cubren de religión y de espiritualismo para explotar la buena fe y la ignorancia de los demás. Tratemos de corregir nuestros errores, porque todavía hay tiempo para esto.

No permitamos que prevalezcan las fuerzas del mal. Dinamicemos el bien de manera que podamos convertirlo en potencial normativo de nuestra vida. Hagamos triunfar las fuerzas Espirituales.

El reino Espiritual pierde su razón de ser si permanece desunido y es bastante árido que haya tantas divisiones y tantas picaduras entre las diversas organizaciones que pretenden ser religiosas, espirituales, humanistas, filosóficas como si se tratara de simples facciones políticas o de primitivas tribus guerreras. El reino y el Dominio Espiritual no pueden ser más que uno, y es la Gran Fraternidad Universal de almas dignas que viven de acuerdo con sus ideales religiosos o espirituales y filosóficos. Ella existe, ciertamente, pero cuan pequeñarespecto al número de grupos y movimientos que ya existen. La desunión en tal caso, revela una falta de comprensión, una cultura bien limitada, y la ausencia de comunión espiritual. En lugar de fronteras, de barreras y de abismos fantasmagóricos y amenazantes, debemos construir PUENTES, VÍNCULOS Y UNA ALIANZA con la REGLA DE ORO, ENTRE TODAS LAS RELIGIONES, FRATERNIDADES, SOCIEDADES ESPIRITUALES Y MOVIMIENTOS FILOSÓFICOS BASADOS EN LOS PRINCIPIOS O LOS IDEALES DIGNIFICANTES Y SOBRE UNA MORAL O UNA ÉTICA VERDADERAMENTE Espiritual. Demasiados sectarismos dividen y crean antagonismos. Cultivemos el Verbo Espiritual que eleva, dignifica y une en la paz y la justicia universal eterna.

Permítanme recordarles, Queridos Hermanos, queen tanto no haya más bondad que inventivas crueles y sospechas monstruosas entre cristianos, la religión cristiana sufrirá faltas terribles. Podemos decir la misma cosa de todas las religiones, dado que entonces se trata de religiones no más que de nombre, bien que pretenden detentar orgullosamente, cada una a su manera, monopolios de la Verdad, de la Bondad y de Dios incluso. Que no se hable tampoco de Fraternidad o de Filosofía allá donde prevalecen los egoísmos, la animosidad malsana y las pasiones brutales que, dicho sea de paso, reducen a todos los hombres y convierten en engaño y parodia cínica los ideales más sublimes. En cuanto a las múltiples especies de espiritualismo y de misticismo lamento decir, sus expresiones son en general llenas de antítesis y negativas por ser fundadas sobre principios adulterados. El pequeño de corazón, unido a la falta de cultura y a la ausencia de conciencia, revela siempre una espantosa vida espiritual. No nos dejemos alucinar por doctrinas pomposas y no nos dejemos engañar por ilusiones superlativas…. Lo que importa en la vida no es tanto lo que creemos y lo que predicamos, sino lo que somos en realidad y lo que hacemos.

Entre las cosas magníficas que restan por verse materializar, además de la unión entre todos los cristianos, está el espectáculo de una comprensión y de una cooperación espléndida entre todas las gentes de todas las creencias religiosas, la ausencia “de excomuniones” de la masonería y del pensamiento liberal por ciertas religiones, la falta de estudio y de prácticas en relación con la parasicología, con la medicina espiritual en ciertos medios religiosos, la completa ausencia de comprensión y de practica universitaria y democrática en muchos de los medios “espiritualistas”, la falta de espíritu fraternal entre las diferentes organizaciones “fraternales”, etc., etc..

Permítanme también decirles que no tengo tiempo para odiar, ni para ilusiones vanas y grotescas pasiones. Por eso mismo, me encuentro entre los que, en lugar de tanto hablar de doctrinas y de perderse en sueños metafísicos, aman verdaderamente su prójimo, crean, hacen la paz y practican la Comunión Espiritual Universal.

Yo ofrecí mi casa en Porto Alegre para que sirva de TEMPLO UNIVERSAL DE LA VERDAD DE TODAS LAS RELIGIONES, mientras que sea mi propiedad y esté bajo mi responsabilidad. Mi deseo fundamentalmente es que exista un terreno neutral de ENTENDIMIENTO, de COMPRENSIÓN y de COOPERACIÓN entre todas las modalidades religiosas, fraternales, espirituales, místicas, humanistas y filosóficas. Allá uno puede reencontrarse y aprender a vivir juntos pacíficamente y con respeto mutuo. Uno puede orar o meditara su plena satisfacción, según su propio deseo. Uno puede, sobretodo, demostrar su buena fe, su sinceridad y su capacidad de Amor para el prójimo tanto como por Dios y la Verdad Espiritual. Allá, uno puede ser uno mismo con excelencia en demostrar sus méritos, sus valores y su verdadera dignidad.

En el TEMPLO UNIVERSAL DE LA VERDAD DE TODAS LAS RELIGIONES no se trata de doctrinas ni de dogmas, y todavía mucho menos de tradiciones o de potenciales financieros. No se trata de hacer competencia en términos materiales, sino por las virtudes espirituales.

Yo me retiro de Brasil dejando el primer TEMPLO UNIVERSAL DE LA VERDAD DE TODAS LAS RELIGIONES, además de una Alianza Científica y Espiritual y una Universidadcon sentido eterno. Es mi mayor ofrenda, después de la ofrenda que yo he hecho de mi vida.

Traten de unirse y de colaborar, aprendan a repartir las tareas, las obligaciones y los honores de servir a la Humanidad, la Verdad y Dios. No pido a nadie de imitarme ni de comprenderme; Yo no les ofrezco más que la ocasión de demostrar que ustedes son capaces de vivir vuestros mejores ideales.

Brasil es un país maravilloso, jamás lo olvidaré. Si en el futuro lejano aprendo que los espiritualistas y los miembros de todas las modalidades de religión, de fraternidad y de filosofía se reconciliaron moralmente y espiritualmente, y que destruyeron los abismos, las “murallas de Berlín” y las trincheras armadas (de odios crueles) que actualmente les dividen, yo consideraría que mi visita por aquí no ha sido infructuosa, ya que ésto es lo que deseo y más persigo. Es necesario UNIRSE PARA CONSTRUIR, y no DIVIDIRSE…. La fraternidad entre los hombres de buena voluntad no será posible más que cuando se aprendan a amar, a respetarse y a ayudarse mutuamente. Llevemos ésto a la Religión, a la Fraternidad y a la Filosofía…. Y miremos bien eso que les queda.

Hermanos Brasileños, ni la animosidad, ni el odio, ni la envidia, ni las trampas, ni el peor desprecio y los insultos los más abominables no pueden destruir el más pequeño átomo de la Verdad ni permiten el acercamiento de la Verdad Espiritual o de Dios.

Les deseo mucha felicidad y con las mejores bendiciones de eternidad, a cada uno según sus méritos.

Principe OM Lind - Schernrezig- K.H.