payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

CIENCIA Y CONCIENCIA

Revista de Filosofía Trascendental

Órgano Oficial de la Gran Fraternidad Universal (Blanca)

ciencias_conciencia_18

Facsímil de la edición original en 1937


“Publicado por la “Sociedad Bodha de las Antillas”

Santiago de Cuba – Oriente


Presente Reedición publicada por:

ALIANZA UNIVERSAL, CULTURAL, HUMANISTA Y ESPIRITUAL Y REVISTA ARIEL (www.revista-ariel.org)

Junio 21 de 2012

CIENCIA Y CONCIENCIA 

Revista de Filosofía Trascendental

Órgano Oficial de la Gran Fraternidad Espiritual 

Director: Juan Grau Castillo   Administrador: Enrique Fernández C.

Santiago de Cuba. Oriente – CUBA

_________________________________________________________

Vol.11 Septiembre de 1937 (2481) - Reedición Junio 21 de 2012 No.18

__________________________________________________________


EDITORIAL

 

Cada día se hacen más insistentes los rumores de en torno a una inminente transformación histórica de carácter mundial, con significación de RENACIMIENTO ESPIRTUAL.

También son intensos los rumores respecto a una naciente CIVILIZACION ESPIRITUAL. Todo eso a pesar de los horrores de la siniestra debacle del 1914 al 1918 y todo el cortejo de cínicas y criminales gestas fratricidas que han dado Carta Patente de actualidad a las más desenfrenadas pasiones, a las más bárbaras empresas y en fin a las más descorazonantes y desoladoras infamias…!Rusia, Etiopía, China, las tiranías, los nacionalismos enragé, los trastornos sociales siempre sangrientos y en fin los múltiples errores de todo ése flamante modernismo actual, resultante harto calamitoso de ése tan ponderado “cientifismo” o positivismo tecnocrático que domina cada vez más nuestra vida¡

¡Todo esto debe ser por inquietud ingénita, decimos nosotros! El hombre necesita aspirar, trasformar sus propios moldes ideológicos y anhelar lo ignoto, para vivir!

Pero nada parece justificar por ahora una CIVILIZACION ESPIRITUAL, ni en las ansias, ni en los hechos ni tampoco en el curso y proceso de los acontecimientos del trance histórico en que vivimos. En ninguna parte del mundo se deja advertir nada que se parezca a “espiritual”. Por lo contrario, los hechos, las ideas y los ideales (?) del momento son evidencias positivas de consagración de la brutalidad, de la necedad y de la desorientación o falta de noción edificante; de ahí el caos en todos los órdenes de cosas, el fracaso de todas las fórmulas sapientes y en fin la bancarrota siniestra de valores y la negación virulenta y satírica de todo principio sublime.

En efecto, ¿dónde radica la espiritualidad del momento, cuando fracasa tan lastimosamente la LIGA DE LAS NACIONES, cuando pueden suceder casos fatídicos como los de Etiopía, China, España y sus ingentes matanzas y despojos a nombre de una civilización toda estructurada con “hechos” y “cosas” pura y exclusivamente MATERIALES, a cuestas de recursos de ignominia y sufrimientos sin nombre? ¿Y el así llamado “proteccionismo aduanal”, el sistema de finanzas trashumante y casquivanas, los socialismos a base de odios, destrucción y expoliación, los religionismos cada vez más sectarios y en fin, para no alargar demasiado la lista, los prejuicios cada vez más recios y la falta de sentimientos cada vez más patente en los seres humanos?. Se hace cada momento más difícil viajar libremente por el mundo, y ni la libertad de pensamiento ni la de comerciar, ni siquiera el derecho a vivir de acuerdo con la propia conciencia viene a ser posible, pues las divisiones políticas, raciales y económicas se ahondan en estúpida consagración de una competencia suicida reforzada por el odio e impiedad. ¡Cada denominación, bien sea en lo geográfico en lo racial o en lo político, constituye una deificación absoluta! ¡El absolutismo irreverente, despiadado y malévolo es la tónica, la gesta audace, la orientación funambulesca de las fracciones y los sistemas!.... sistemas y fracciones que representan maravillosamente el quebrantamiento fragmentario del ente humano, organismo subdividido, parcializado, minimizado hasta convertirse en una sombra absurda de lo que debiera ser…. Inferiorizarse, desintegrarse, dislocarse, destruirse parece ser el único objetivo y empeño de los seres humanos…..

Espiritualidad es integralidad sustancial de valores fundados en una cultura de esforzados logros de superación; es visión amplia y superior; es edificación incesante; impersonalidad con sentido Universal; valores de principios actualizantes, es decir, precisamente todo lo opuesto a lo que hoy cunde y se consagra? ¿Qué espiritualidad es ésa que tiene menester de inmensas catedrales de piedra, de cirios encendidos en pleno día en las tinieblas de los recintos “divinos” y que recurre a todos los oropeles y al incienso para entrar en Gracia con los poderes celestiales­­­? ¿No es ésta una prueba patente de la introversión de los sentidos críticos del hombre, una positiva inversión de valores, una categórica negación de lo fundamental, en fin, una cínica substitución de lo genuinamente transcendental? Esas catedrales, con sus cirios encendidos y sus brillos fastuosos en la fría sombra artificiosa, son más bien catafalcos del Espíritu, en que yacen morigerados e insensatamente morboso el criterio, el sentimiento y la inteligencia humana, en desoladora negación de la vida universal ¿Será todo esto el refugio de la conciencia humana? ¿No será acaso su último recurso?

Los japoneses hablan pomposamente de una nueva “cultura espiritual”, que adornan con crímenes ignominiosos en China; Eucken clama con Berdiaef por una “civilización cristiana”, que hasta ahora no ha sabido formalizarse; Papini pide un “segundo advenimiento del Cristo”, que hasta ahora no se ha justificado ni siquiera en lo de su primera llegada, Valloton habla de una “renovación espiritual”, cual si en realidad hubiera habido, hasta ahora, una REALIDAD ESPIRITUAL EN LA VIDA HUMANA POSITIVISTA Y MECANIZADA, exaltada con los horrores de las guerras y los diferendos sociales del momento, tragedias, convulsiones desoladoras, dramas que acusan, de hecho, una quiebra total de valores y conceptos. Y hay quienes hablan de “renovación religiosa, renovación moral, renovación política”….. ¡como si la religión, la moral y la política hubiesen evitado todos los problemas que hoy son el tormento y la desgracia del mundo! El categorismo absolutista de estos sistemas no ha bastado para lograr una positiva habilitación de la humanidad en una moral edificante y unos conceptos verdaderamente sagrados… porque todos han sido subrepticios en una aparición y sumamente antojadizos en sus ansias y falacias en sus motivos y principios, sumados en vana convención y burda glorificación de lo aparente, simbólico, representativo… es decir, sustitutivo de la Verdad.

Si hemos de hablar de ESPIRITUALIDAD, busquemos ante todo una genuina CULTURA, con sentido Universal y caracteres de superación individual. Y si lo que queremos es una genuina CIVILIZACIÓN ESPIRITUAL, pensemos ante todo en una realización del plan Natural – Universal de la Vida. Sirviendo a la Vida responderemos a las necesidades de la conciencia, y dentro de tal norma y orientación, hallaremos todos los principios que harán tabla rasa con los problemas ingentes que hoy asolan a nuestra desventurada especie que sueña con una Espiritualidad que no conoce sino a través de sus ansias y sus vagos recuerdos de pasadas grandezas históricas, patentes hoy tan sólo en las mitologías ancestrales.

Orientémonos hacía un genuino RENACIMIENTO ESPIRITUAL

Swami Jñanakanda

  _______________

COMUNIÓN MISTICA

(Luz – Vida – Amor)


-1-

La muerte o disolución es oscuridad, la vida es luz.

La vida es en lo manifestado unificación. En lo inmanifestado reintegración. La unificación y la reintegración son el efecto de la atracción y de la armonía, manifestaciones del amor, cuando no el amor mismo.

La unificación a que da margen la vida es la concentración y la unión de muchas vidas menores bajo la sujeción de una vida mayor, una que las rige dando nacimiento a las formas.

El hombre es la forma mejor organizada y más perfecta en el plano físico y constituye un conjunto de millones de vidas menores regidas en cada ser humano por una vida una, la Monada, el señor solar, millones de vidas cuyo universo es él, siendo el Señor Solar, su logos. Por eso se ha dicho siempre que el hombre es un microcosmos.

Los seres de la creación con formas así constituidas, unos gozan de más luz que otros, según la escala de la creación a que pertenecen y dentro de cada escala, según el mayor desenvolvimiento de la vida una que los rige o cobija, esto es según el mayor o menor adelanto del espíritu que en ellos se manifiesta como vida y forma. Así el hombre percibió más luz que el animal, pues solo decimos, tiene más conciencia que éste. El animal percibe más luz que el vegetal por la misma razón y el vegetal más que el mineral; si bien todos gozan en realidad en igual grado de los beneficios de una luz que es la misma para todos.

Cuando Goethe perdía su personalidad física porque el espíritu abandonaba a la forma física, tuvo razón para pedir ¡Luz, más luz!, como la habrá tenido para pedir ¡Vida, más vida!. Aunque es de dudar si Goethe, que en nuestro concepto era un iniciado, no hacia la exclamación porque percibía más luz a medida que penetraba en su forma astral a un campo en que la vida es más intensa y en que, por lo mismo, la luz es más esplendente.


-2-

La luz es en realidad la vida misma manifestada en los cuatro subplanos del Plano Mental inferior, en el Plano Astral y el Plano Físico. En esos planos, los seres que en ellos existen la perciben de acuerdo con los sentidos que les son propios y corresponden a dichos planos o que, adelantándose a los seres de su especie, han desarrollado. La humanidad ordinaria, el noventa y tanto por ciento de los hombres alcanzarán paulatinamente el despertamiento de los sentidos superiores a medida que avance la evolución general y entonces el hombre logrará gozar de mayor luz, es decir, de una luz con mayores atributos de los que por ahora perciba la luz astral, que nos rodea, es parte de la luz física que vemos, es más extensa en atributos que ésta y la luz mental que por la misma razón nos envuelve, lo es más aún que la astral.

En los tres subplanos superiores del plano mental, la luz deja de existir como tal reintegrándose a la vida y confundiéndose con ella, la que a su vez desaparece como vida en los planos Búdhicos, para reintegrarse con la energía superior de donde emanó, energía que el hombre conoce rudimentariamente con el nombre y bajo el sentimiento que apellida amor.

Así, amor, vida y luz son una sola y misma cosa; y podemos afirmar, por lo tanto, que el sol físico es el órgano de la sublime forma o cuerpo del logos del Universo, por el cual fluyen a todo lo creado aquellas tres manifestaciones, como fluye, a todo el organismo humano (un universo en pequeño cuyo logos es la Mónada) la sangre a través de su sol, el corazón. No sin razón veneraban los antiguos al que llamamos astro rey como fuente visible de luz en el campo puramente físico, manantial de vida en el intelectual y para los sabios en el campo oculto, urna diamantina en que está depositado, por así decirlo, el Amor Divino para irradiarse inagotable y constante sobre la creación.


-3-

Luz es conciencia, Vida es actividad. Amor es voluntad. La primera revelación del ABSOLUTO es pensamiento de querer crear que se manifiesta simultáneamente en voluntad y poder de hacerlo.

La palabra revelar es aquí cubrirse de un velo mayor, materializarse en mayor grado, sumirse más en el mundo de Maya, o de las ilusiones, en la Grán ilusión en donde las cosas no son cognoscibles mientras no revisten los velos de lo irreal, para así de la ilusión sufrida recoger el verdadero conocimiento o de la ciencia de lo incognoscible, de lo que está detrás de lo irreal, lo único cierto y verdadero: lo real.

Y desde aquel momento, empezó la Creación entera a tener ser, porque Aquel pensamiento en revelación la contenía toda necesariamente: surgió SAT.

SAT al que en ese sentido podemos llamar la voluntad y el poder creador, había de revelarse, sin embargo, a su vez o sea manifestarse y se reflejó como BUDHI, elemento primordial cuya realidad es el gozo intenso de vida que irrumpe en todo el contenido de Aquel Pensamiento. Inconteniblemente Budhi quiere darse a todo lo que ya tiene ser por la revelación primera. Es la inquietud tranquila pero avasalladora que se comunica a todo por vibrar al unísono y en armonía para sentir la bienaventuranza de la existencia, esto es, de la Vida Una que surgió de Aquel Pensamiento[1] y hace el amor y con él Ananda.

Ananda, con todo, no es más que inquietud tranquila que necesita revelarse para salir de ese estado y pasar al movimiento a que tiende, a la vibración que pide su estado y que constituye la inquietud de su ser y por efecto de la condición indicada, al fin se refleja como MANAS cuya realidad es la actividad constante e incontenible, la energía que se traduce en vibración a todo el material de la revelación primera, preparado al efecto por Budhi y que empieza a actuar con la tendencia a despertar en ese material la conciencia de la existencia que tiene recibida ab initio de aquella revelación primera; y brotó CHIT.

De la manera indicada tenemos que de la voluntad nació el amor; de éste la actividad y en fin de ésta la conciencia[2]. Esta ultima en los subplanos inferiores de Manas y los planos astral y físico, es Luz en grado mayor o menor, luz percibida en lo físico por la vista, en lo astral por el sistema nervioso y en el mental inferior por el intelecto concreto o discriminador, dando al hombre la noción de la existencia en toda la extensión propia del grado de la evolución a que pertenece.

Resumiendo; la luz nace de la vida y por ella existe para los seres de la creación; la vida nace del amor y sólo por él puede existir, porque es quien sostiene la energía de las vibraciones y la armonía que en estas preside para mantener las formas de los seres; y el amor brotó de la voluntad divina que lo mantiene con su sabiduría.

H. Yato



[1] Energía primordial en función de principio, Swami Jñanakanda

[2] Consúltese el Editorial del No. 16 de esta publicación.


INNOVACIÓN CREADORA

Renovarse es Vivir”

“Se es lo que se piensa”

“Creer es Crear; concebir es perfeccionarse”

K.H.

Es indudable que la fórmula latina del délfico Numa Pompilio: “Mens sana in corpore sano” (Mente sana en cuerpo sano) nunca deja de ser uno de los más importantes aspectos del orden del día en el curso de nuestra vida.

En efecto, una MENTE SANA es y será siempre la base fundamental de una vida sana y edificante.

¿Y en qué consiste una mente sana? – Pues una función psicostática, o sea de Conciencia y de proceso fisiológico (especialmente el endocrinal) bien coordinada, cultivada hasta el extremo de mantener estados edificantes y promover condiciones cada vez más benéficas en el conjunto mental.

Todo esto constituye una ciencia nada fácil, por cuanto los datos que se tienen acerca de la Mente distan mucho de ser precisos. Apenas si hay nociones acertadas con respecto a su constitución, funciones y trascendencias.

Es así que la psicología, lejos de ser una ciencia del alma, es un mero ensayo de física inorgánica con rasgos de metafísica y de ética. En cuanto al psicoanálisis, no podemos ser demasiado apresurados en nuestros juicios, por cuanto no ha salido aun de su periodo de demostración.

Demasiado a menudo, los sistemas filosóficos y las organizaciones religiosas han desnaturalizado su significación, desacreditado sus funciones y aun viciado su realidad por sus erróneas alusiones con respecto a ello.

La verdad es que resulta difícil saber exactamente qué es la mente, vista desde los miradores de la ciencia y la filosofía moderna. En cuanto a la religión, por su exagerada metafísica, vicia completamente el problema.

Veces y veces nos hemos expresado con respecto a este serio problema, con frases un tanto duras, porque en el fondo es de suma importancia.

Muchos nos describen la Mente como una entidad inmortal, otros como algo Divino, otros aun como un órgano a función bifásica, que viene a ser lo que ha dado en llamar la CONCIENCIA y la SUBCONCIENCIA.

Nosotros disentimos de todos estos pareceres, por más que los respetamos.

A nuestro entender la Mente es un conglomerado de FUERZAS, que una vez desarrolladas y cultivadas se convierten en FACULTADES.

Ahora bien, no se necesita mucha ciencia para comprender que siendo así, la Mente debe comprender una función, es decir, cierto mecanismo. Es ahí donde queremos llegar, para luego describir sus trascendencias, y en fin dar con la clave de la vida, o sea una noción y visión del significado del fenómeno vital. Dígase lo que se quiera, distaremos mucho de comprender lo que es la vida, para qué sirve y en fin cuáles son sus motivos primordiales o fundamentales, entre tanto no logremos una clara noción de lo que es la mente, cómo funciona y cuales son sus resultantes, no ya en el aspecto puramente ético, sino más bien con respecto a la finalidad de la existencia, o sea la significación de la evolución. Además, mal podríamos pretender tener nociones de lo que es la Conciencia sin antes haber conseguido explicarse adecuadamente lo que es la Mente, y por sobre todo, dominar sus funciones y servirse edificantemente de sus posibilidades perceptivas, afectivas y conceptuales, por cuanto ella viene a ser una especie de ante-sala de la Conciencia y del Espíritu.

Acabamos de mencionar a la Conciencia. No se trata aquí de la “conciencia” psicológica, o mejor dicho, de los psicólogos (!). Aludimos a la Conciencia genérica, fundamental, trascendentalmente vital, o sea del fenómeno vital inteligente Universal. Tampoco debemos equivocar a esta Conciencia biocosmogenética con la “conciencia metafísica”, o sea de los conglomerados de seres vivientes y de las épocas en curso histórico, que son más bien figuras de retórica, más bien que datos precisos de lo fundamental de la vida.

Así que, apartándonos tanto de la metafísica fantástica como de las palabrerías confusas de cientifismos embriónicos, de ensayo y parada trataremos de reseñar aquello que tantas veces hemos enunciado y explicado en el curso de nuestras múltiples conferencias en torno a la Epistemología Radical, o sea la novísima o trascendente Ciencia de la Conciencia y del Conocimiento.

La Mente no es sino un haz o conglomerado de “fuerzas”; fuerzas más sutiles que las físicas de nuestro cuerpo físico, por ser elaboradas y trasformadas en el complejo juego de las funciones fisiológicas del sistema nervioso y de los órganos endocrinos, que son centros de atracción y expulsión de energías. Así se forma el realismo supraespacio-temporal, o sea de más de las tres dimensiones clásicas de la geometría plana o euclideana. Por esto cabe decir que la Mente no ocupa lugar en nuestro ser y no obstante radica en todo él.

De ahí se desprende que cualquier alteración en dichas funciones u órganos, la Mente sufre en su mecanismo afectivo-conceptual, aunque ella presida en grado notable a todo el fenómeno vital, por representar el motivo y la finalidad misma de todo ello.

Para explicar en toda su trascendencia la realidad de la Mente precisaría entrar en detalles, lo cual debemos excusarnos de hacer aquí, puesto que tan sólo nos proponemos hacer una reseña de lo que sabemos y enseñamos.

El juego interactivo de esas fuerzas o facultades componentes de la Mente es lo que da por resultado lo que conocemos por PENSAMIENTO, SENTIMIENTO e INTELIGENCIA. Pero no se vaya a creer que la Mente crea todo esto, originándolo de modo primordial. De ningún modo.

El PENSAMIENTO, por una parte, no es otra cosa que un proceso, una función. Lo que comúnmente llamamos “pensamientos”, son más bien nociones, ideas, definiciones.

El SENTIMIENTO representa la capacidad reactiva de la Mente. Corrientemente, se da demasiado carácter sensitivo y ético al sentimiento, cuando en realidad estas nociones son un producto exclusivo de nuestro sentimentalismo y de nuestras conveniencias circunstanciales.

La INTELIGENCIA, a su vez, es una función cuantitativa-cualitativa biocósmica o epigenésica, es decir, de carácter puramente vital, exclusivamente del hecho en si y per se de la Vida (Universal). Todo lo existente es inteligente, y la Vida es un fenómeno de inteligencia, fundamentalmente inteligente.

Podemos, por tanto, decir que la Mente es un conjunto de FUERZAS con carácter funcional trifásico, o sea de Pensamiento, Sentimiento e Inteligencia, entendiendo siempre por ello características primordiales que por de pronto pertenecen al entero dominio de la Naturaleza Universal.

Todos los valores de la Vida se fundamentan y sintetizan a través de la Mente; por ella. Su funcionamiento integral, coordinado, hace que podamos existir con provecho y lograr realizaciones de Conciencia (que son siempre trascendentales) o sea de carácter fundamental y por ahí Universales.

Ahora bien, si esta Mente sufre en su mecanismo a causa de unos órganos nerviosos y de unas funciones glandulares endocrinas en desajuste, enfermizos o accidentados, es natural que ha de pronunciarse en deficiencia. Un sistema desequilibrado, enfermizo o anormal no podría ser vehículo adecuado para ninguna clase de FUERZA, mucho menos sabría serlo de la Mente, cuyas funciones son tan delicadas y trascendentes. Es así, en fin, cómo la Inteligencia, tanto como el Sentimiento y el Pensamiento dejan de encontrar medios adecuados de expresión en un organismo afectado, descentrado o morboso.

La Mente, es, en estricta consideración, una realidad “física”, pero de un físico suprasutil y primordial que podemos considerar como causal con respecto al funcionalismo endocrino-nervioso. Por lo tanto, la Mente tiene aspectos de “consecuencia”, así como también de “primordial”, con respecto a las partes fundamentales del sistema fisiológico vital de nuestro ser.

Y es ante semejantes consideraciones que debemos de detenernos seriamente, pues las consecuencias aparentes se averan múltiples y de primera importancia, con repercusiones en lo ético y con caracteres providenciales, es decir, de vital trascendencia por sus consecuencias tanto en el encausamiento evolutivo como en el forjamiento de las finalidades de la vida. Esto nos transporta, en fin, al campo trascendente de la Conciencia (que es siempre Universal)[1] y nos plantea todo el problema de la Espiritualidad[2].

Toda la vida está, en realidad, supeditada a la función mental, sea como mecanismo íntimo o ya en sus resultantes conceptuales. Somos lo que pensamos, se ha dicho ya. Podemos añadir, desde luego, que CREER ES CREAR siempre que esto entrañe una participación plena del engranaje de las fuerzas mentales.

Saliendo un poco de las exageraciones del llamado “psicoanálisis”, hemos de encontrar que, en efecto, la realidad y vida mental no está exclusivamente amanerada ni conducida por el libido sexual y los deseos sofocados o regolfados “en el inconciente”. Es más, esa región “subconsciente” es completamente hipotética, si no en absoluto ajena a la Mente. Y decimos esto porque no reconocemos sino la existencia de UNA SOLA CONCIENCIA,

Llegamos, pues a la necesidad de una técnica de aprovechamiento sagaz de toda la realidad Mental, es decir, su constitución, sus funcionamientos y en fin sus trascendencias, en modo edificante.

¿Acaso se ha compensado toda la importancia que comporta tal técnica de utilización práctica de las posibilidades de ese conglomerado de FUERZAS que es la Mente? Y en todo caso ¿Qué es lo que se sabe, en definitivas, de las relaciones existentes entre la Mente en si y la Vida como medio o finalidad Universal? - ¿Cuál es el procedimiento que nos permite enjaezar esas fuerzas Mentales a las necesidades mismas de la vida? ¿En qué modo pueden ser beneficiosas las energías mentales? Estas y tantísimas otras preguntas podemos hacernos, con la seguridad de que nos encontramos en un sendero de realizaciones superiores, pero sin saber exactamente dónde nos hallamos ni disponer de datos precisos para proceder enaltecedoramente.

Con todo lo que se ha venido diciendo acerca de la sabiduría o la sagacidad y sus resultantes edificantes en la vida, del individual lo mismo que en la de las colectividades, lo cierto es que todavía nos encontramos en ayunas con respecto al procedimiento adecuado conducente a tal edificación, por más que se trata de la utilización de energías innatas, que radican en toda la inmediación de nuestro ser y especialmente en lo íntimo nuestro.

Si la sabiduría es conveniente, no cabe la menor duda de que la ética es recomendable. Así, nos vemos confrontados con una serie de hechos que ponen cada vez más de manifiesto la importancia, que podemos calificar de vital, que asume la Mente en todas las consideraciones que se haga en torno suyo. Mejor dicho, todas las modalidades de la vida están, en cierto modo, vinculadas con las funciones mentales y dependientes de la conjugación de esas energías.

¿Y cómo proceder? – Hay ahí un complejo problema, por cuanto la Mente asume dos características bien distintas, o sea, la una, FUNCIONAL y la otra CONCEPTUAL. En otros términos, para lograr una técnica del funcionamiento energético Mental en todas sus fases (Pensamiento, Sentimiento e Inteligencia), tenemos que atender a las implicaciones de orden estructural y mecánico de la misma y luego, en fin, si no en primer lugar, situar bien la importancia de los conceptos, o sea de las resultantes características en ella.

Como FUNCION, la Mente debe ser atendida en sus aspectos estructurales y en su mecanismo dinámico. Como CONCEPTO debe considerarse desde el punto de vista de las nociones y las actitudes.



[1] Cunsúltese el Editorial de nuestra edición de Julio 1937

[2] Decimos “plantea”, por cuanto lo Espiritual se plantea en los Planos inferiores. No se logra, hace o realiza plenamente sino cuando se traspasan los Planos inferiores, inclusive el Búdhico. De ahí que sea tan difícil conseguir la Espiritualidad, si no es en modo aspiracional, en grado de afán o como empeño, siendo toda otra clasificación de esta especie meramente teórica, además de carente de trascendencia.

 

En tales consideraciones hemos diseñado el siguiente cuadro, que nos permitirá proceder a una organización práctica de la energía mental y su utilización efectiva y eficiente por parte nuestra.

1.- PROFILAXIA (Higiene, Cordura y serenidad)

2.- EDUCACION (Orientación, Concepto y Eficiencia.

3.- CONTROL (Rectitud, Dignidad y Medida)

La profilaxia mental es de todos puntos imprescindible para operar el saneamiento de la Mente, especialmente cuando consideramos que los prejuicios, la vanidad, odio son criaderos de turpitudes y falacias desastrosas que hacen imperativo un genuino desinfectante (al cauterio si posible) de la Mente.

La educación facilitará la labor de la profilaxia en buen grado; pero de todos modos hay que apelar al Control, sin el cual la Mente no puede operar disciplinada y armoniosamente.

La profilaxia que recomendamos es de carácter imperioso y cuando se trata de casos extremos, como de prejuicios, fanatismo, ambiciones rastreras que conducen la vida hacia un abismo de vicios e indignidades, reclama el cauterio al igual que la amputación. Se impone una nueva plasmación mental, una nueva educación mental funcional y conceptual.

Las creencias, lo mismo que los defectos de criterio por falta de cultura o de control y educación interna resultan terribles tósigos y promotores de desarreglos en nuestra vida mental, provocando así todo un desastre en nuestro entero ser, por cuanto cometemos errores bajo semejantes impulsos, o bien alteramos por completo nuestro sistema fisiológico.

Y no debemos perder de vista el hecho de que nuestras actitudes y nuestros pensamientos afectan por igual nuestro sistema nervioso, nuestras posibilidades sexuales y el resto de los órganos endocrinos. No es exagerado decir que todo nuestro ser vibra al compás de las funciones de nuestra Mente.

Estas nociones servirán para facilitar la comprensión de la necesidad de un CONTROL, una EDUCACIÓN y una PROFILAXIA mental constante, por ser de suma importancia para el individuo y sin lo cual la vida no es sino una resultante de múltiples modalidades instintivas perpetradas automáticamente y sin trascendencias, en un vegetar injustificable frente a sus múltiples miserias. CULTIVARSE ES PERFECCIONARSE, PERFECCIONARSE MENTALMENTE ES VIVIR EN TRANCE DE GENUINA Y POSITIVA SUPERACION CONSCIENTE

Pr OM. Cherenzi-Lind

*   *   *

*


YO NO SOY DEMASIADO SABIO …

Yo no soy demasiado sabio para negarte,

Señor; encuentro lógica tu existencia divina;

Me basta con abrir los ojos para hallarte

La creación entera me convida a adorarte

Y te adoro en la Rosa y te Adoro en la Espina.

¿Qué son nuestras angustias para querer con ellas

Arguirte de cruel? ¿Sabemos por ventura

Si tú con nuestras lágrimas fabricas las estrellas,

Si los seres más altos, si las cosas más bellas

Se amasan con el noble barro en la amargura?

Esperemos, suframos, no lancemos jamás

A lo Invisible nuestra negación como un reto.

Pobre criatura triste, ¡Ya verás, ya verás!

La muerte se aproxima.. ¡De sus labios oiras

El celeste secreto!

Amado Nervo

 

YA NO SOY TU NOVIO…..

 

Ya no soy tu novio, amada. ¡Con qué gozo,

Después de tanto tiempo tan anhelado,

Sorprende al corazón éste alborozo!

Lleno de amor, con lírico retozo,

Se me sale del pecho a celebrarlo…


Desde ahora, mis íntimos cantares

Halagarán tus sueños y tus cosas.

Te llevaré conmigo a los altares,

Con rayitos de sol por azahares

Y un vestido nupcial hecho de Rosas.


Verás, mi epitalamio será una

Rima extraña de luz y de fragancia,

Como jamás escucharás ninguna;

Perfumes de ilusión, claror de luna

Que alegrarán tu primorosa estancia.

Yo soy feliz desde el feliz momento

Cuando tu mano se apretó en la mía

Para formalizar el juramento.

Sentí como en el ancho firmamento

Las estrellas temblaban de alegría.

Semejaban arrullos de palomas,

Tus suspiros; y en raros embelesos,

Te embriagabas con cálidos aromas

Que dejaron encima de tus pomas

Su música de mimos y besos


Cielos y tierras nos dieron cantares

Y eran tantas tus gracias milagrosas

Que juré conducirte a los altares,

Con rayitos de sol por azahares

Y un vestido nupcial hecho de rosas. 


EL PODER DE LA VOLUNTAD

 

La voluntad ha de revestirse de una potencia absoluta, sin que nada ni nadie pueda hacerla variar en su firmeza. Siempre que procuramos una cosa, la voluntad debe trazarse una ruta de sublime energía y de persistente tenacidad y así, con ésta orientación inquebrantable, sostener el pensamiento para que tampoco se desvíe ni abandone por un momento el ideal que persigue.

La voluntad no es otra cosa que la expresión de nuestro deseo, y si este es frágil, variable, quebradizo, la voluntad será también carente de persistencia y energía y por tanto, contendrá cualidades negativas y hasta vituperables, ya que, pudiendo llegar a las más altas cumbres de la vida y de la gloria, se queda en los míseros valles donde la impotencia es norma única. Y puesto que desgraciadamente abandonaríamos hasta ahora este propósito, y por ende se encuentra la voluntad sin freno ni guía, a merced de la volubilidad y la inconstancia, se hace preciso que la hagamos tornar por las sendas del éxito, que son las de la obediencia ciega a las orientaciones definitivas que le marque nuestro inquebrantable deseo. ¡QUIERO! Dirá la voluntad.... y ese quiero debe ser ya la norma exclusiva de todas las manifestaciones de nuestra vida.

Una tal afirmación imperativa de una decisión definitiva no tiene otro curso. ¡Es una energía que se troca en realidad efectiva en nuestra mente, primero como idea, y luego en todo nuestro ser y en nuestra vida, en virtud del poder alquímico de nuestra voluntad! ¡Querer es vencer! ¡Querer es superarse! ¡Vencer, Superar, éso es vivir de veras! .......

Llegan los obstáculos, las más rudas y al parecer formidables oposiciones a la consecución del deseo. ¡Cada deseo original nuestro parece originar en primer término reacciones antagónicas! ¡Cada nuevo deseo original crea sus propias reacciones en el ambiente!

¿Acaso nuestro deseo es débil? Si lo alimenta una mente inculta e indiferente, no encuentra base ni sostén en nosotros y luego se ve destituido por las creaciones del ambiente, y si nuestra voluntad es frágil o inconsistente, todo está perdido...

¡Ser original, ser uno mismo, he ahí lo difícil! Es lo grande, pero cuán difícil es de lograr!.

La voluntad propia tiene una infinidad de grandes enemigos. El mayor de todos, es la propia decidía, que es hija de nuestra ingénita ineptitud. Es lo que nos hace columbrar imposibles antes de haber hechos esfuerzos!

Pero hay otros terribles enemigos, como por ejemplo el “qué dirán” de las parvadas insulsas, siempre listas a ponernos la muralla de sus vetos, generalmente estúpidos y malévolos; luego los consejeros amistosos y las insensateces de la mediocridad que no ven sino quimera, locura, objeto de burla necia en todo empeño de innovación o de superación...

Se impone en nosotros, por tanto, un verdadero esfuerzo. ¡Voluntad es creación de esfuerzo!.

Ya lo expresaron antiguos maestros de Sabiduría, para vencer en las lides de la vida, preciso es aprender a ser fuerte, y esto se encuentra en la clásica formula de los magos: “SABER, OSAR, QUERER Y CALLAR”.

Saber: para no estar desorientado o equivocarse; Osar: o sea atreverse a actuar, asumiendo una actitud creadora ante las circunstancias de la vida; Querer, desde luego, para ser siempre el artesano de su propio destino y labrar su propia felicidad, y en fin Callar: como precepto de sagacidad, pues el silencio propicia todas las grandes obras; es la primera condición de la función mental conocida por Concentración y Meditación (el ORAR de los no-iniciados) y en fin la manera de afinar el ser a los principios creadores de lo superlativo.

Así que, ante las dificultades, debemos mantenernos Conscientes, con mente alerta y equilibrio firme. Y en estas circunstancias, resulta muy efectivo saber decir y repetir en sí mismo, con decisión y firmeza; ¡QUIERO!. Ese ¡QUIERO! Repetido a menudo en nuestro fuero interno, fortalece nuestros nervios, templa nuestro carácter, energetiza nuestra mente, afianza nuestras ansias; se constituye en hábito y luego en virtud y fundamento de nuestra vida.

La voluntad es la potencia directora de lo que el pensamiento haya logrado concebir; sostiene, en fin, el producto de la mente perceptriz y anhelante, haciendo que esas fuerzas se exterioricen en forma tangible, convertida en viviente realidad.

Pero así como la Voluntad ha de ser inalterable y persistente para ser vencedora en sus empeños, del mismo modo el pensamiento debe obrar con independencia absoluta y continuidad insaciable, alejándose de todo lo que no tenga relación con el ideal perseguido.

El milagro no es otra cosa que la consecuencia de un pensamiento y de una voluntad firmes, puestos al servicio de la virtud, que es un ideal de superación en la vida.

Acordemonos aquí de la bella y significante leyenda de José Enrique rodó, denominada “La Pampa de Granito”. Reza así:

 

“En una inmensa pampa de granito; su color gris; en su llaneza ni una arruga; triste y desierta; triste y fría; bajo un cielo de indiferencia, bajo un cielo de plomo. Y sobre la pampa estaba un viejo gigantesco; enjuto, lívido, sin barba; estaba el gigantesco de pie, erguido como un árbol desnudo. Y eran fríos los ojos de este hombre, como aquella pampa y aquel cielo; y su nariz tajante y dura como una segur; y sus músculos, recios como el mismo suelo de granito; y sus labios no abultaban más que el filo de una espada. Y junto al viejo había tres niños, ateridos, flacos, miserables; tres pobres niños que temblaban, junto al viejo indiferente e imperioso, como el genio de aquella pampa de granito”.

El viejo tenía en la palma de la mano una simiente menuda. En su otra mano, el índice extendido parecía oprimir en el vacío del aire como una cosa de bronce y he aquí que tomó por el flojo pescuezo a uno de los niños, y le mostró en la palma de la mano la simiente, y con voz compatible al silbido helado de una ráfaga, le dijo: “Abre un hueco para esta simiente” y luego soltó el cuerpo trémulo del niño, que cayó sonando como un saco mediado de guijarros sobre la pampa de granito. Padre, sollozó él, ¿cómo lo podré abrir si todo este suelo es raso y duro?.

“Muérdelo”, contestó el viejo con el silbido helado de la ráfaga; y levantó uno de sus pies y lo puso sobre el pescuezo lánguido del niño; y los dientes del triste sonaban rozando la corteza de la roca, como el cuchillo en la piedra de afilar; y así pasó mucho tiempo mucho tiempo; tanto, que el niño tenía abierta en la boca una cavidad no menor que el cóncavo de un cráneo; pero roía, roía siempre, con una gemido de estertor; roía el pobre niño bajo la planta del viejo indiferente e inmutable como la pampa de granito.

Cuando el hueco llegó a ser lo hondo que se precisaba, el viejo levantó la planta opresora; y quien hubiera estado allí hubiese visto entonces una cosa más triste aún, y es que el niño, sin haber dejado de serlo, tenía la cabeza blanca de canas; y apartóle el viejo con el pie, y levantó al segundo que había mirado temblando todo aquello.

“Junta, tierra para la cimiente” le dijo.

“Padre”, preguntó el cuitado, “En donde hay tierra”

“La hay en el viento; recógela”, repuso el amo de la pampa de granito; y con el pulgar y el índice abrió las mandíbulas miserables del niño; y le tuvo así contra la dirección del viento que soplaba y en la lengua y en las fauces jadeantes se reunía el flotante polvo del viento, que luego el niño vomitaba, como limo precario; y pasó mucho tiempo y ni impaciencia ni anhelo de piedad mostraba el viejo indiferente e inmutable sobre la pampa de granito.

Cuando la cabida de piedra fue colmada, el viejo echó en ella la simiente; y arrojó al niño de sí como se arroja una cáscara sin jugo, sin notar que el dolor había pintado la infantil cabeza de blanco; y luego, levanto al último de los pequeños y le dijo, señalándole la simiente enterrada: “Has de regar esa simiente”, y como él le preguntase, todo trémulo de angustia; “Padre, en donde hay agua”. Le dijo “Llora, la hay en tus ojos”, y le torció las manos débiles; y en los ojos del niño rompió entonces abundosa vena de llanto y él polvo sediente la bebía; y éste llanto duró mucho tiempo, mucho tiempo, porque para exprimir los lagrimales cansados, estaba el viejo indiferente e inmutable de pié sobre la pampa de granito.

Las lágrimas corrían en el arroyo quejumbroso tocando el círculo de tierra; y la simiente asomó sobre el haz de la tierra como un punto; y luego echó fuera el tallo incipiente, las primeras hojuelas; y mientras el niño lloraba, el árbol nuevo criaba ramas y hojas y en todo esto pasó mucho tiempo; mucho tiempo pasó, hasta que el árbol tuvo tronco robusto y copa anchurosa, follaje y flores que aromaban el aire y descolló en la soledad, descolló el árbol aún más alto que el viejo indiferente e inmutable, sobre la pampa de granito.

El viento hacia sonar las hojas del árbol y las aves del cielo vinieron a anidar en su copa y sus flores se cuajaron de frutos; y el viejo soltó entonces al niño, que dejo de llorar, toda blanca la cabeza de canas.

Y los tres niños tendieron las manos ávidas a la fruta del árbol; pero el flaco gigante los tomó, como cachorros, del pescuezo y arrancó una semilla y fue a situarse con ellos en cercano punto de la roca y levantando uno de sus pies juntó los dientes del primer niño con el suelo; juntó de nuevo con el suelo los dientes del niño, que sonaron bajo la planta del viejo indiferente e inmutable, erguido, inmenso, silencioso, sobre la pampa de granito.

Esta desolada pampa es nuestra vida; y ése inexorable espectro es el poder de nuestra VOLUNTAD; y ésos trémulos niños son nuestras entrañas, nuestras facultades y nuestras potencias, de cuya debilidad y desamparo la VOLUNTAD arranca la energía todopoderosa que subyuga al mundo y rompe las sombras de lo arcano.

Un puñado de polvo, suspendido por un soplo efímero, sobre el haz de la tierra, para volver, cuando el soplo acaba, a caer y disiparse en ella; un puñado de polvo; una débil y transitoria criatura, lleva dentro de sí la potencia original, la potencia emancipadora y realenga, que no está presente ni en los encrespamientos de la mar ni en la gravitación de la montaña ni en el girar de los orbes; un puñado de polvo puede mirar a lo alto y dirigiéndose al misterioso principio de las cosas, decirle: “Si existes como Fuerza Libre y consciente de tus obras, eres como yo, una Voluntad; soy de tu raza; soy tu semejante; y si sólo existes como fuerza ciega y fatal, si el Universo es una patrulla de esclavos que rondan en el espacio infinito, teniendo por amo una sombra que se ignora a sí mismo, entonces yo valgo mucho más que tú; y el nombre que te puse, devuélvemelo, porque no hay, en la tierra ni en el cielo, nada más grande que yo”.

* *   *

*

PENSAMIENTOS

 Por el Pr. OM. Cherenzi-Lind

 

“El MITO es el lenguaje espiritual de los pueblos. Las colectividades sin mitos carecen de vida propia y de sentido étnico, pues por ellos habla la significación sublime de la vida.”

“El mito es la inspiración epopéyica que radica en todo individuo o colectividad, que le fija su destino, por cuanto resume todos los valores humanos en su forma potencial, siendo además lo divino de su naturaleza, expresado en ideales de superación, fijados en formas legendarias y simbólicas”.

“La mitología es la ciencia de las realizaciones espirituales y la representación gráfica de la verdad”.

“En los mitos se exalta el sentido fundamental de lo real en hipérboles y teoremas cosmogónicos, sintetizados en divinidades, dando a las virtudes sus más trascendentes significados, por ser la realización de lo superlativo e infinito en todos los planos de la vida.”

“En toda leyenda mística hay un fondo de verdad. Las supersticiones se atienen a las formas de éstos relatos sublimes”.

“Las religiones subsisten por sus fondos mitológicos que son la fuerza de sus tradiciones”.

“El Arte Oriental se distingue por su sentido Universal y su significación espiritual”.

“El occidente es expresamente objetivo en sus inferencias artísticas a trueque el Oriente es trascendentemente subjetivo, logrando objetivizar sus conceptos. Por esto el occidente es humano en Arte, mientras el Oriente es Universal y Divino”.

“Ajanta es todo un epítome espiritual en expresión artística, orquestación de formas vívidas que dan la impresión de ser reales, animadas, trascendentes, ahí, las Madonnas Budhistas no dejan nada que desear de las de Bellini y el “Moisés” de Michael Angelo parecería juego de niño; en fin, es Asis, Siena, Florencia superadas, siglos antes que los Europeos emergieran del Medioevo”.

“El Arte es la expresión emotiva y motivadora de un sentido íntimo y trascendente en las cosas”.

Aspiramos hacía una Filosofía de la Ciencia y a una Ciencia de la Filosofía, pero ¿acaso no lo hemos logrado?

¡Yo no quiero nada de ése “Dios” y del “Espíritu” que necesita de Incencio, velas, letanías, pompas, disfraces y catedrales para prodigar sus Bendiciones y sentirse exaltado y glorificado!

Para mí, el único verdadero Dios es Aquel que pueda glorificarse con la suma sencillez, la mayor humildad y la más completa sinceridad de los hombres y que prodiga sus grandezas en silencio y sin aparatosidad...

En cuanto al Espíritu, si no es el que se revela sublime y magnifico, elocuente y trascendente en las ansias de Vida Impersonal, que nada sabe de egotismo ni de vanidades y que adora a la verdad dónde le encuentre, ni siquiera merece mi desprecio........

 

ALGUNAS MAXIMAS ZOROASTRINAS

Con comentarios del Swami Jñanakanda

Lo más antiguo es Dios, por ser increado; lo más hermoso en el mundo, por ser obra del mismo Dios; lo más capaz en el espacio, lo más veloz en el pensamiento y lo más constante en la esperanza, pues resta en el corazón del náufrago cuando todo lo ha perdido.

Comentario: Como lo Primordial que es; Dios (de alguna manera lo vamos a llamar) radica en modo esencial en TODO y mientras exista “algo” habrá DIOS.

“Respeta a tu padre y a tu madre, si deseas vivir largo tiempo sobre el haz de la tierra, cual sea tu conducta hacía ellos será la de tus hijos hacia ti”

Comentario: No se crea que es un prurito de egoísmo o de ansia de justa retribución que hace que se recomiende tanto el respecto hacia los progenitores, sino más bien el hecho de que el respeto hacia los padres representa la esencia del respeto propio, por cuanto en ellos debemos encontrar lo mejor que hay en nosotros. Todo el amor filial descansa en esta verdad. Esto es, además, el fundamento del respeto de su propia persona. Y el respeto íntimo es el fundamento para toda otra forma de respeto en la vida. Quien sepa respetarse a sí propio está en condición para respetar toda otra forma de vida y también para admirar lo trascendente en la naturaleza.

“Honra a los ancianos y no murmures de los muertos”

Comentario: “Honrar honra”, pues el sentido de la honorabilidad es el alimento de la dignidad en nosotros. ¡Solamente lo que honra tiene dignidad, y tan sólo lo dignificante nos hace honrado y honorable!.

Al honrar a los ancianos, rendimos pleitesías a ciertos valores precisos y trascendentes de la vida, encarnados en ellos. La vejez reviste caracteres de símbolo de dignidad.

En cuanto a los “muertos”, sería cobardía difamarlos, pues no pueden ofrecer defensa alguna. Y si se trata de malquererlos, es una indignidad, por cuanto es señal de ingente cobardía y bajeza. Además, lo pasado pasado está. Vivir es renovarse, superarse, dignificarse cada vez más.

“Quien no sabe callar; tampoco sabe hablar”

Comentario: Cuanto menos se sabe, más se necesita hablar para darse a entender. Pero la sabiduría es sumamente silenciosa; la sagacidad es parca en palabras. La elocuencia surge gloriosa solamente en su propio criadero, el silencio, que le es siempre tan propicio.

Los zotes son siempre parlanchines y la charlatanería es siempre sinónimo de vanidad y estulticia.

“Sepa criar contento en todas las circunstancias”

Comentario: Conformidad en las horas de prueba y satisfacción en medio de ellas es la actitud más bella y dignificante posible, que revela fortaleza de carácter, gran corazón, elevación de miras y nobleza de sentimientos. Ni la ira ni la desesperación han sido jamás buenos consejeros ni han hecho más dichoso a nadie.

“Vive con tus amigos cual si un día debiesen ser enemigos tuyos, considerando como amigos a tus deseos y pasiones que mientras los domines te respetarán, pero intimando con ellos bien pronto te dominarán a ti. Domínalos como si fueran tus enemigos”.

Comentario: La amistad es algo más que un mero acercamiento social. No hay nada de convencional en la genuina amistad, por cuanto es un sentimiento, una simpatía fuertemente soldada por cualidades, intereses y aspiraciones o logros y valores comunes. Es difícil por tanto, que la verdadera amistad pueda ser pasajera y frágil.   La genuina amistad es incondicional; afirmándose por principios inquebrantables, a manera de supersentido. Todo lo que une a los individuos entre sí puede ser admiración, atracción fisiológica, devoción en común o ideales idénticos, mas no amistad. La amistad es inquebrantable, inspirando el sacrificio, el holocausto mismo, pero está por encima de todas las convencinalidades de la vida transitoria.

Amistad es “impersonalidad” y también devoción, íntima fusión de seres. Es algo realmente sagrado. ¡Faltar a la amistad, por lo tanto, es un verdadero “suicidio moral”, “un insulto a la majestad de la vida interna” y “un crimen de lesa dignidad hacia lo que más amamos: nosotros mismos”.

Para la amistad, por tanto, no debe haber reservas ni dobleces, sino la más absoluta SINCERIDAD y DIGNIDAD. Así no importa que seamos víctimas de “falsos amigos” o de “enemigos disfrazados”; seremos siempre más fuerte que ellos.

“Cuando dudes si una acción es buena o mala, abstente de cometerla”

Comentario: Obrar a plena conciencia y con la mente siempre alerta es una de las primeras condiciones de vida edificante y la norma de la vida sagaz. No se debe actuar en trance de duda o con incertidumbre; más vale variar de rumbo, antes que correr el riesgo de sufrir consecuencias desconocidas. Se debe vivir y obrar siempre en pleno conocimiento de causas, a sabiendas de lo que provocamos o incurrimos, de modo que el devenir a nuestros alcances sea lo que merecemos, esperamos y anhelamos. Así, no hay posibles victimas inconscientes del acaso... ni mal hado. El infortunio pertenece tan sólo a los inconsecuentes, los irresolutos, los indolentes y en fin los que carecen de orientación en la vida y no saben aspirar a una dignificante superación intima.

“La felicidad del cuerpo consiste en la salud, la del espíritu en el SABER LO QUE ES”

Comentario: Esta es otra manera de expresar la significación del delfico enunciado “Mens sana y corpore sano”. En efecto, no hay posible goce moral ni disfrute completo de las posibilidades mentales sin una salud corporal. En cuanto a la felicidad en su más amplia aceptación, es obvio que “saber lo que es” constituye la esencia de toda bienaventuranza, sublimidad y genuina elación y euforia integral del ser.

Poder distinguir entre lo ilusorio y lo esencial; saber comprender los motivos y las causas de las cosas; lograr situarse por encima de la realidad aparente y comulgar con los principios fundamentales de la vida, he ahí la genuina felicidad, la más segura y trascendente dicha asequible.

“No hay rosa sin espinas, ni mujer linda sin caprichos”

Comentario: Fatalismo? De ninguna manera ¡ Renocer las cualidades y concurrencias propias de la realidad, no es pesimismo, sino sagacidad y enalcetimiento.

Conocer las diversas y múltiples cualidades de las cosas y los acontecimientos. ¡He ahí la fuente de la genuina sabiduría, así como de la auténtica felicidad. Además, con esto, hay que saber convivir con las circunstancias y no dejarse vencer o aniquilar por ellas. Por eso conviene estar bien enterado de todo para poder vivir más ampliamente!

“Los placeres del mundo duran poco, sólo la verdad y la virtud son inmortales”

Comentario: Quién lo duda? Precisa ser bien zote para no rendirse ante las evidencias rotundas de la vida diaria. ¿Qué son los placeres, sino excitaciones sensoriales provocadas intencionalmente? ¿Acaso los resultados no son suficientemente elocuentes a este respecto? ¡Todo placer es un seguro engendro de correspondientes dolores, desdichas, miserias, cual si en realidad la vida tuviese en reserva sino pruebas rudas y motivos de esfuerzo! A decir verdad, parece tal como si cada placer en que incurrimos fuera tan sólo un intermedio de desdichas y desazones o bien una provocación para amarguras y miserias inéditas en nosotros. ¿No es acaso, el dolor, la nota tónica de la vida? Y los placeres son medio de huida de la realidad... pero son transitorios, fugaces, simples remedos de una dicha ansiada y jamás satisfecha!.

Las virtudes, en cambio, es decir, los valores íntimos, son tan inmortales como los principios que encarnan y actualizan.

“La templanza da salud; las virtudes conciencia limpia; la filosofía tranquilidad. Cumplidlos todos y seréis la Verdad”.

Comentarios: Si se ha hecho jamás un verdadero plan de genuina vida, susceptible de aplicación práctica, éste lo es. Todo lo que puedan decir los Grandes Instructores del Mundo, los hierarcas y Mesías, en nada mejorará ésta fórmula enaltecedora que contiene todos los preceptos de la más sublime y divinizadora ética.

Esta fórmula plena de revelaciones trascendentes justifica la templanza, consagra las virtudes y en fin descubre todo el valor de la filosofía. Y se nos indica que tal cumplimiento identifica con la verdad.

¡Esta es la única verdad que merece nuestras preocupaciones! ¡!Toda otra afirmación con rotulo de “verdad” es mera argucia, pedantería de filósofos de cámara oscura y en fin sofismas irrisorios!

Y no hay posible salud sin templanza, ni conciencia limpia sin virtudes, ni mucho menos tranquilidad íntima sin acertada filosofía. Toda vanagloria basada en motivos extraños resulta pueril y desabrida... manjar de “pobres de espíritus” y de “huérfanos de criterio”.

“Procura que no se cometan crímenes y no te verás en la necesidad de censurarlos”.

Comentarios: Así como antaño la máxima divisa era: “Noblesse Oblige”, hoy en día y siempre debemos tener por lema; “DIGNIDAD ANTE TODO”, pues sin ésta se encuentra siempre una justificación a todas las turpitudes, ignominias falacias y monstruosidades, es más, la dignidad propia nos pone en la obligación de no tolerar el crimen, la hipocresía ni la ignominia y evitar todo comercio con los propósitos o motivos susceptibles de convertirse en hechos vergonzosos, miserables, abominables o condenables.

“He visto a muchos incapaces para las ciencias, pero a nadie que lo fuese para la virtud”

Comentario: ¿Porqué no? Todo es posible ¡Pero es un hecho que donde prima la ignorancia y sus consecuencias, que son el fanatismo, la pasión arrebatadora, la vanidad, los prejuicios, el odio, no hay posible virtud, que es una flor que crece solo en los jardines de la dignidad y el esfuerzo de superación consciente!. ¡Todavía hay quienes creen en la virtud a semejanza de una hermosa orquídea, que crece en los inmundos pantanos! ... y añadiríamos que cuando hay capacidad para la virtud, la hay para todas las demás aspiraciones.  

 

SILENCIO

(Libro recibido: “Silencio”, por Arturo Peña, Editorial Laber, Cuenca 35, Quito, Ecuador)

 

He venido a adornar nuestra ya nutrida biblioteca un ejemplar de la obra “silencio”, por el dilecto espiritualista Arturo Peña, gran adicto a la Gran Fraternidad Universal (Blanca).

¡Bello ejemplar de ansia de serenidad, de ufanidad de trascendentes logros!

“Silencio” llega a mi atención cual una sinfonía majestuosa de motivos hondos y de universal amplitud.

Hay algo más que un libro en “Silencio”, por ser compendio de Meditaciones y cogitaciones divinas, elegantes en su expresividad y sublimadoras en sus gestas infinitas. Resulta ser todo un curso y método de desarrollo de vida mística, de cultivo de los valores superiores que llenan la vida.

El autor de este tratado poemático del arte de vivir la Comunión Mística ha demostrado ahí cuales son sus propios logros y enseña a la humanidad doliente e inquiridora cuál es el Sendero de superación, que es de Meditación, silencio acogedor y enaltecedor, Dinamismo consciente interno, en que lo humano se troca en Divino y lo individual en Universal.

El autor habla un lenguaje de iniciado, de mentor, de símbolo viviente de trascendentes valores, la misma belleza de su sencillo decir es evidencia fehaciente de sus sublimes alcances.

La Espiritualidad tiene un poeta ........   Pr. OM. Cherenzi-Lind

___________

Estrofas tomadas al acaso en “Silencio” :

Y Silencio, tú anulas los aislamientos

De las corrientes cósmicas y otorgas

Al hombre que se inicia en los Misterios

La fuerza que hay en el “Bastón de Brahma”

 

Tú agitas rotaciones en los Centros :

Los siete lotos magos que actualizan

Sutiles herramientas, impalpables,

Con las que hacemos vida en otros mundos.

Y, silencio, tú anulas aisladores.....

Quemas las resistencias y le enjoyas

Al SER con tus diademas de brillantes;

 

Tu haces crecer las Flores que del Anima

Vienen a ser, por ti, Sentidos nuevos ....!

Tú tornas al esclavo en un Liberto!

 

VIDAS HUMILDES

Las emociones, ¡cuántas ruinas han ocasionado y cuanta muerte prematura no entendieron los románticos que sólo somos libres dentro de nuestro pensamiento. La vida social y familiar nos amarra, ciertamente, a costumbres, respetos, pequeñeces donde no entra para nada la poesía. Pero entra algo más alto. Para el hombre magnánimo la vida es un símbolo. Lo más pequeño, es sagrado si son sagradas nuestras manos. Cuando ayudamos a un pobre ciego a pasar de una acera a la otra, cuando entramos en una panadería a comprar un poco de pan para un niño hambriento que nos espera en la calle, no hacemos poesía. !Quién sabe si la haremos¡

No existimos para el placer: tenemos otro fin más alto. Grave error es el suponer que la vida del hogar estricta y fiel es incompatible con la inspiración poética. Virgilio y Horacio, Petrarca, Leopardi, Goethe, Schiller, Milton, Tennyson y, entre nosotros, Garcilaso y Jorge Manrique no han necesitado llevar una vida disipada y licenciosa para escribir poemas inmortales. En la frente del poeta resplandece la tranquilidad y en sus ojos la inspiración, aunque sus manos descienden a ejecutar viles tareas. No le agita el anhelo de goces materiales, porque su mente le proporciona otros más exquisitos; no le turban las pequeñeces de la vida ordinaria, porque sabe cerrar las puertas. Cuando el mar está irritado, el poeta nada hacia la isla afortunada, donde halla reposo. El genio puede coordinarse con las humildes necesidades de la vida, con las camisas de franela y las sopas de ajo.

Santa Teresa, la sublime mujer que vivía en las cimas más altas del espíritu, que volaba a las azuladas crestas donde se comunicaba con el altísimo, era una alegre monjita que tenía la manía de la limpieza. Barría sin descanso limpiaba, lavaba, guisaba, fregaba los suelos; por todo lo cual fue llamada la santa de la escoba. Friendo pescado para la comunidad componía un capítulo de su castillo interior.

Armando Palacio Valdés.

 

ESTROFAS HEROICAS

El dolor me dijo su canción...

El dolor me dijo su canción... canción de secretas ansias ahogadas en la nebulosa realidad del acaso que en incontables trances de vida nos apremia el corazón y destruye las ilusiones...

Pero la canción del dolor que yo conozco es hermosa. Su rítmica cadencia es arrebatadora sinfonía hecha de angustias, sollozos y afanes no satisfechos...

El vívido pentagrama de la realidad se ve cuajado de cristalinas notas hechas de lágrimas y su compás se marca en destrozadoras esperas...

Esta canción es sublime, pues diafaniza el ser y le predispone para una vida más excelsa. Es la más popular de las músicas, mas es la menos anhelada, pues es comprendida solamente de las almas selectas y es grata solamente a los corazones ávidos de superación... Música de todas las latitudes, se deja oír por doquier, incesantemente, en inesperadas estrofas que responden al mágico conjuro de nuestros afanes y más preciadas ilusiones. ¡Es el himno de la vida y su constante glorificación subliminal!.

¡Sufrir es vivir! La canción del dolor llena de inefables embelesos a quienes saben apreciarlo y lanza a la desesperación a los que nada aceptan de su ignota majestad!.

Estrofa desgarradora hecha de momentos álgidos, ésta música del dolor ennoblece y eleva cuando se la acepta con serenidad. Mas cuando se la rehuye, nos persigue con acentos de ensañamiento y arpegio desgarrador.

¡Quien ama el dolor es sabio! ¡Huir del dolor es sólo de necios!... ¡El dolor musita su triunfal sonoridad con glorificadora insistencia solamente para las almas nobles!.

La canción del dolor es de sentimientos enaltecidos, vibraciones de ansias exaltadas, sollozos tristes que son la palpitación de una deidad mayor y mejor que nace dentro de mi.

El dolor me dijo su canción...

Swami Jñanakanda

______________________

AMAR Y SUFRIR
______________________

 

SUFRIR! He ahí el principio y el fin de todo.

Entonces ¿Porqué aborrecemos al dolor? Y puesto que el sufrimiento es la única y verdadera riqueza que poseemos, el gozo que nadie quiere arrebatarnos Por qué no desearlo?

La vida está llena de sorpresas y entre todas ¿Por qué habremos de amar sólo las alegrías que son pasajeras y sólo rozan la vida soliviantada de dolores?

Y si vida es sinónimo de dolor ¿Por qué no ponemos en éste un poco de amor?.

Amar las penas lo mismo que las alegrías, he ahí el secreto de la tranquilidad; no dejarnos abatir por el dolor es la fuente de la dicha. El dolor es parte integrante de nuestro ser, y por tanto factor inevitable de nuestra vida. ¡Conocer este secreto es vivir plenamente!.

Solemos afligirnos por los desengaños de la vida, que son duros trances morales; mas olvidamos que ellos pasan como las nubes en el cielo y como las tormentas en el mar, dejando sólo huellas de recuerdos a modo de adornos del tiempo.... ¡El tiempo!... nuestro mejor amigo... el que todo lo transforma, restañando las heridas y curando tristezas y sufrimientos, ¡con el tiempo todo se esfuma y las impresiones que en cierta ocasión nos torturaran, se van diluyendo en la mente plasmándose en fugaces sentimientos dilectos de añoranza...!

¡Cuánto se sufre sin razón, penando sin necesidad!

Para no vivir amargado, desgarrado y en constante desazón, debemos prepararnos, aprendiendo a amarlo por todo lo bueno que provoca en nosotros. Si lo comprendemos bien, sabremos que no es un enemigo de nuestro ser en esta transitoria existencia. Entonces, no será motivo de lamentaciones, de desesperación, de intranquilidad ni de maldiciones. Comprendiéndolo así, no nos infundirá horror ni nos espantará, pues se revelará fuente de grandes bienes, de bienaventuranza, y nos fortalecerá en nuestras luchas como el fuego que templa el acero. Descubriremos, en fin, que el dolor templa nuestro ser, engrandeciéndolo y elevándolo.

Sin dolor la vida no es completa. Sin él no sabríamos apreciar las alegrías ni las satisfacciones, ni nos sentiríamos movidos hacía la admiración o el deseo; y de todos modos vamos hacia el dolor. AMAR EL DOLOR ES SABER VIVIR. Vivir sin pensar en los sufrimientos del mañana que todos debemos sobrellevar con calma y resignación, es estar en perenne espera de lo peor que vendrá. Si no viene, tanto mejor. Pero en caso de que fuese lo “peor”, éste se convertiría en flores de alivio, bálsamo de sinsabores, si sabemos amar el dolor, por cuanto descubrimos entonces que cada padecimiento es cual una nueva Rosa en el vergel de nuestra existencia, puesta ahí por el sabio sembrador. El Destino.

Amemos también la vida, sí, y regocijémonos al encontrar su alforja llena de alegrías y de tristezas. Amémosla intensamente, con todas las fibras de nuestra potencialidad creadora. Amémosla plenamente cuando nos ha brindado un dolor, porque así nos ha dado los medios con que renovar nuestra fé y las esperanzas que el dolor no puede destruir... Amémosla gozosamente, como un niño ama a sus juguetes... como amamos las rosas, aunque sus espinas nos desgarren las manos....

AMEMOS LA VIDA AUNQUE LOS DOLORES NOS DESGARREN EL ALMA Y AMEMOS EL DOLOR PORQUE SIN EL ... LA VIDA NO VALDRÍA LA PENA VIVIRSE....

Estío 1936

Carolina Hoyle

 

CIVILIZACIÓN
 

¡Los civilizados están de pláceme!

Millones y millones de seres que se precian de “humanos” y vanaglorian de “Cristianos”, “Hijos de Dios”, “Escogidos de Dios” o bien simplemente “Hermanos”, no tienen otro pensamiento que de buscar la manera cómo VENCER A SUS ENEMIGOS...

Y quienes son los enemigos? Pues otros seres humanos, con idénticas pretensiones y con igual presunción, con afanes similares y en fin con ambiciones exactamente semejantes, diferenciándose tan sólo en los métodos para lograr plena satisfacción en sus inquietudes y desesperadas ansias!.

¡Son civilizados y orgullosos de serlo!

Y Civilización es vivir “modernamente”, aunque sea al precio de todas las vergüenzas y a despecho de todas las ignominias...

Se pregonan altísimos principios de Bondad y virtudes de esencia Divina Revelada... o conferida... mas al propio tiempo se odia, se expolia, se masacra, se destruye con más empeño, más cinismo y mayor saña que se consigue blasfemar. ¡Civilización parece no ser otra cosa que la más expedita eliminación de los obstáculos, sean éstos cosas o personas! ¿Qué sutano o mengano dificultan nuestros planes de conquista o de triunfo? ¡Pues a eliminarlos, por la difamación, por el odio, por el crimen! ¿Qué una nación aservilada o anonadada puede servir a viles designios de imperialismo?. ¡Pues a sojuzgarla, anexándola, aupándola, a tropel de feroz destrucción y sanguinaria matanza! ¡Siempre se consigue justificarse! ¡Siempre se consigue estar en gracia con la Divinidad sempiterna! ¡Y los “civilizados” van así a pasos de vencedores con ambiciones y armas “Bendecidas”, pues glorifican su credo y gozan del beneplácito de sus Sacerdotes!...

¡Cuantas regiones de la tierra están hoy en llamas, atropelladas por huestes vandálicas y sanguinarias que siembran miserias, desolación y desesperación, odios y siniestros, infamias y cinismo! ¡Es la CIVILIZACIÓN en estruendosa y gloriosa marcha hacía su porvenir! Por una parte se destruye vida y hacienda en nombre de CRISTO-DIOS y por otra bajo el acerbo de un BUDA-IDOLO; parece una debacle de deidades morbosas y exasperadas que utilizan a los hombres para ventilar ignotos designios ajenos a la vida, infundiendo en ellos ansias y motivos idiotizadores, embrutecedores...

Los hombres “civilizados” se baten, maldicen y destruyen llenos de ira, venganza y goce. ¡Con tal de salir con las suyas, no importa mucho los medios y los métodos; lo preciso es el mirar al “enemigo”, aunque tenga los mismos propósitos y la misma Divinidad inspiradora! ¡La consigna es VENCER, cueste lo que costare, aunque se fomente ruina y siembre miserias! ¡Lo primordial es que salga triunfante la psicosis, la ambición sátira, el encono morboso, la ideología atrabiliaria o la fantasía PROPIA!.

Y para estos gladiadores modernos, tarados, casos clínicos todos, salvajes por elección propia, no queda nada respetable en el mundo ni en el entero universo!. Hay que DESTRUIR! Se bombardean hospitales, se hunden barcos mercantes o de pasajeros, se incendian ciudades indefensas, se ametrallan masas ambulantes de refugiados, con mucho más gusto que una buena lid guerrera, pues toda destrucción de cosas o de vidas son triunfos! ¡Son puntos ganados por la CIVILIZACIÓN! ¡Así sigue el macabro festín, la desoladora siembra del modernismo! Olimpo ¡Los hombres convertidos en Dioses crean su propio Infierno! (Oh Dante, Oh Shanghai, Etiopía, España, Lusitania, China, Chaco! ¡Oh flamantes civilizados!)

Y para qué todo esto? Nadie lo sabe, nadie lo piensa siquiera. ¡Lo interesante, ahora, es dar rienda suelta a sus arrestos de matarife ingénito! ¡La civilización festiva de la actualidad es el entronizamiento del derecho de los fámulos, de los reclutas enaltecidos, de los bedeles en rebeldía, de los ignaros y fracasados que saben hacerse aplaudir por sus gesticulaciones teatrales...! Ni la dignidad ni la honorabilidad cuentan ya; lo importante es triunfar, aunque sea matoneando y asaltando derechos ajenos. Es el reinado de la falacia y del embuste, del oropel y de los “sub”; sub valor, sub quilate, sub-humano, subalternos arrogantes, impávidos, audaces, cínicos y siniestros!.

¡Y nunca se ha hablado tanto como ahora de PAZ, FRATERNIDAD y DECENCIA! ¡Si, se pregona de voz en cuello PAZ!. Se hacen conferencias internacionales. Las FRATERNIDADES están todas en efervescencia en sus proclamaciones de “Derechos del Hombre”... y en fin se descarta la DECENCIA con estridencias esquileanas, virgilianas..., pero cada conferencia de Paz es fermento a nuevas guerras, cada fraternidad es enemiga de otras! Y en fin la decencia consagrada es la del bribón con éxito momentáneo!

¡Se creo una LIGA DE NACIONES para hacer triunfar estos bellísimos ideales, pero cada descontento se vuelve contra ella! ¡Oh, Japón, Alemania, Italia,! Todo es burdo, absurdo, sencillamente descorazonante! ¡Ni las religiones con sus omnipotentes aliados celestiales ni la liga de naciones con sus brillos funambulescos de “genuina civilización” logran evitar la fatídica farándula carnavalesca de esos infernales monstruos! ¡Los civilizados siguen en sus endemoniadas brutalidades y triunfa el verbo maléfico de los energúmenos con sus instintos sueltos!.

CIVILIZACIÓN... ¿Qué podemos esperar de un régimen que consagra y legaliza la destrucción por sistema y la matanza como deber, que glorifica la expoliación y Diviniza el fratricidio, que tolera y hasta recomienda todas las infamias por derecho de conquista? Nada...

Y para mayor provecho de semejante estado de cosas, se inventan todos los días novísimos artefactos de destrucción. Ya se habla de “Rayos eléctricos que descomponen las maquinarias de aeroplanos y tanques”; otros rayos que inflaman los depósitos de gasolina”, Dispositivos fotoeléctricos que hacen explotar minas o polvorines. “Gases, envenenadores de acueductos”. “Gases letales contra los cuales nada pueden las caretas”, haces de luz enviados por potentes reflectores llevando fuerzas destructoras “Proyectiles de largo alcance llevando gérmenes mortíferos”, modificación del aire de modo que la epidermis humana se cubra de llagas al entrar en contacto con él, “Lepra galopante”, “Gripe española cien veces más cruenta”... ¡la apoteosis de la química y la electricidad! La ciencia al servicio de la ¡DESTRUCCIÓN!.

¿Y quién piensa en hacer la guerra a la guerra?

¡Nadie piensa en protestar siquiera! Etiopía, España, China; cuantas novísimas experiencias de coloniaje por la fuerza bruta y a fuerza de siniestros.... ¡Y nosotros hemos sido los únicos en condenar esa satánica lubricidad! Aunque los civilizados están demasiado ocupados para hacernos caso!...

Pr. OM. Cherenzi Lind

_______________________

EL REY DEL MUNDO

El estudio que sigue constituye el resultado de una ardua labor de uno de los más enaltecidos hombres amantes de la verdad que hoy figuran en los círculos espiritualistas.

René Guenon, que así se llama el autor en referencia, no es un quídam ni un megalómano aparecido en el escenario de las más elevadas contemplaciones. Espíritu amplio y grávido de intensas preocupaciones por la verdad délfica, ha producido diversas obras de singular contenido pedagógico de carácter espiritualista, demostrándose en esto un mentor idóneo, bien orientado y lleno del sentido de la responsabilidad más edificante.

“EL REY DEL MUNDO” es un pequeño texto de estudio que se recomienda por sí mismo, tanto por la importancia de su materia como por la utilidad de objetivo con que es tratado, Es sin duda, una de sus más importantes obras, bien que sumamente reducido en apariencia y humilde en porte.

Otras importantes obras del mismo autor, que bastan para confirmar nuestros aciertos, son: “EL ESOTERISMO DE DANTE”, “ORIENTE Y OCCIDENTE”, “EL ERROR ESPIRITISTA”, “INTRODUCCION GENERAL AL ESTUDIO DE LAS DOCTRINAS HINDUS”, y sobre todo, “EL THEOSOPHISMO, HISTORIA DE UNA PSEUDO RELIGION” (Nueva librarie, Paris, 1921) en la cual trata sin ambages de lo que llama él más escandaloso y detestable sistema de explotación de la credulidad humana que conociera, el mundo desde los albores del Cristianismo”.

La entera obra de René Guenon es recomendable, pero hace excepción aquí ofreciendo una traducción completa y fiel de “EL REY DEL MUNDO” por ser analítico y expositivo y constituir, a nuestro entender, una de las mejores introducciones posibles al “mundo del misterio”. Es decir, al “campo sublime de la Magia Espiritual”.

Rabbi Darti Ben Natchoun

 

“EL REY DEL MUNDO”

La obra póstuma de Saint-Yves d Alveydre intitulada “La Mission de l´ Inde” publicada en 1910, contiene la descripción de un centro Iniciático misterioso designado bajo el nombre de AGARTHA.

Gran número de lectores, entonces, supusieron que no se trataba sino de un relato fantástico, una especie de ficción sin verdaderos fundamentos reales. Y podemos decir que, en efecto, tomando las cosas según el sentido literal y juzgando por las meras apariencias externas, hay una cierta justificación de tal apreciación, que posiblemente no preocupó al autor, pues ya sabemos que él mismo no publico ésta obra, sin duda por razones poderosas, aunque escrita desde más de treinta años antes y sin pretensión determinada.

Hasta entonces, es apenas si se había hecho mención del AGARTHA en EUROPA, incluso de su jefe, el BRAHMATMA, si no por Luis Jacolliot; escritor de cierto relieve pero considerado poco serio[1] (1) y por tanto en modo alguno una autoridad en la materia. A nuestro entender, dicho autor sin duda había oído hablar de esas cosas en el curso de su presencia en la India, pero las arreglo a su manera con una dosis exagerada de fantasía.

Pero he ahí que ocurre algo importante y un tanto inesperado: la aparición del libro intitulado ”Hombres, Bestias y Dioses”, en el cual Ferdinand Ossendowsky describe sus peripecias de un accidentado viaje que hiciera por los años 1920 y 1921 a través del corazón del Asia, sin omitir relatos cuasi idénticos a los que se encuentran en la obra de Saint- Yves d Alveydre. Ahora, con la expectación creada en torno a estos debatidos asuntos, creemos llegada la ocasión favorable para romper el silencio sobre el particular del Agartha.

Naturalmente, no faltaron almas malévolas o crudamente escépticas que acusaran a Ossendowsky de haber sin más ni más plagiado a Saint-Yves, haciendo evidente los puntos y pasajes de concordancias de ambas obras. Y los hay entre estos que presentaron con lujo de detalle una similitud bastante sorprendente. Se descubre así algo aparentemente inverosímil en el mismo Saint-Yves, es decir, la afirmación respecto de la existencia de un mundo subterráneo que extiende su ramificación por doquier, a través de los mares y continentes, estableciendo así comunicaciones invisibles entre todas las regiones de la tierra. De esto. Ossendowsky no hace afirmación alguna, diciendo que no sabe que pensar, atribuyendo cuanto dice a diversos personajes que encontraran en el curso de su viaje. Hay también, con respecto a puntos más específicos, el caso en el “El rey del mundo” está representado ante el lugar de entierro de su predecesor, aquel que trata del origen de los Bohemios que se supone habrían sido antaño habitantes del Agartha[2] y muchos más. Saint-Yves refiere que hay casos, durante la celebración subterránea de los “Misterios Cósmicos”, en que los viajeros que se encuentran en medio de los desiertos detienen su marcha y los mismos animales guardan silencio[3]. Ossendowsky afirma haber asistido en persona a uno de estos momentos de general recogimiento. En cuanto a extrañas coincidencias, las hay. Véase si no la histórica de una isla hoy ya desaparecida dónde vivían hombres y animales extraordinarios. En esto Saint-Yves hace mención del resumen del periplo de lambule por Diodoro de Cicilia, a trueque Ossendowsky hace referencia al viaje de un anciano Budhista del Nepal. Pero las descripciones no difieren grandemente y creemos que si existe verdaderamente dos versiones distintas de esta historia, proviniendo de fuentes tan distintas y lejanas, convendría descubrirlas y compararlas con cuidado.

Señalamos estas coincidencias o semejanzas por interés de investigación. Pero también creemos conveniente decir que no encontramos aquí fundamento suficiente para convencernos de ningún plagio. Tampoco llevamos la intención de entregarnos a discusiones que no tienen para nosotros importancia alguna. Independientemente de los testimonios de Ossendowsky, sabemos por otras fuentes que tales relatos son sumamente comunes en Mongolia y todo el centro del Asia. Y añadiremos de una vez que semejantes referencias pueden encontrarse en las tradiciones de casi todos los pueblos en la tierra, por otra parte si el señor Ossendowsky hubiese copiado en parte la “Misión de la India” dejamos de comprender cómo por ejemplo cuando escribe Agharti, en vez de Agharta. A nuestro entender, esto explica más bien que pudo tener de fuente mongólica las mismas informaciones que Saint-Yves logró con procedencia indostánica (por cuanto sabemos fehacientemente que éste estuvo en relación con dos Hindúes, por lo menos[4].

(continuará)



[1] “Los hijos de Dios” pp.236,263,267,272; “El Espiritismo en la india”, pp.27-28

NOTA DEL TRADUCTOR: El particular tratado aquí no ha sido un secreto en los círculos iniciáticos de Europa. Ya los Rosa cruz lo dieron a entender así desde hace muchos siglos.

 

[2] Debemos decir con referencia a los pueblos “en tribulación” de los cuales los bohemios constituyen un ejemplo singular que tenemos aquí un fenómeno bastante misterioso que exige mucha atención.

[3] El Dr. A. Reghini nos ha indicado que esto podía tener conexiones con el timor panicus de los antiguos, los cual es posible.

[4] Los adversarios de Ossendowsky quisieron explicar esto adelantado el argumento que tenía ante sí entonces una traducción rusa de “Misión de la india” traducción que resulta dudosa puesto que los herederos del propio Saint-Yves-d Alveydre confiesan no tener conocimiento de ella. También se ha reprochado a Ossendowsky el hecho de escribir OM, en tanto que Saint-Yves d Alveydre escribe a AUM. Pues si bien es cierto que AUM es la representación del monosílabos sagrado descompuesto en sus elementos constitutivos, OM es la trascripción correcta en cuanto a la pronunciación, según la usanza en la India, el Thibet y la Mongolia. Tales detalles bastarán para permitir una apreciación con respecto a ciertos críticos….

NOTA DEL TRADUCTOR : Léase la obrita AUM por el Maestro K.H. La obra de Ossendowsky ha sido ya aceptada por los centros Budhistas de China y la India, lo cual comprueba que es bastante fidedigna.

 

NUESTRAS RELACIONES

ROGAMOS EL CANJE

(Las obras que se nos remitan serán analizadas)

 

He RECIBIDO Y AGRADECEMOS las siguientes publicaciones:

-          “ROSENDO” calle Matanzas, 18 (altos), Matanzas, Cuba, Excelente publicación Espiritista de Vanguardia.

-          “OSIRIS”, de México, sin dirección. Publicación Masónica.

-          “BOLETIN MENSUAL” de Matanzas, Cuba, sin dirección.

-          “CONCIENCIA”, Trocadero 55, Habana, Cuba. Excelente publicación Espiritualista, que abarca todas las actividades Masónicas. Recomendable.

-          “MENPHIS” Apartado 7848, México, D.F.- publicación Masónica.

-          “EL MENSAJERO DEL LOTO” De Point loma, California. Teosófica.

-          “R.U.T.A” Apartado 64, Pachuca, Hgo. México. Masónica excelente.

-          “LUZ”, Rastro 74. Santiago de Cuba, Cuba. Espiritistas

-          “ACACIA”, La paz, 1788, Montevideo, Uruguay, Masónica excelente.

-          “PERSEVERENCIA”, Luis A. Herrera Esq. Rep. Francesa. Asunción- Paraguay.

Publicación de asuntos Rosa- Cruz:

-          “LA LUZ DEL PORVENIR”, Ave.11 Noviembre, 81, Sabadell. España, Espiritista.

Sumamente recomendable; sin duda la mejor de sus clase.

-          “EVOLUCION”, Sarmiento 2478, buenos Aires. Rep. Argentina. Teosófica.

-          “VIDA”, Ángel 12, Habana, Cuba. Naturista.

-          “LUZ”, Apartado2874, México, D.F

-          “LAZOS DE AMISTAD”, 1656 Madison AVE. New York, N.Y. USA. Masónica.

-          “DHARMA”, 18 Ave. Sur 15, San Salvador. Teosófica.

-          “PERSONALIDAD Y CULTURA MENTAL”, San miguel 109, Habana. Excelente y sumamente recomendable publicación sobre asuntos de cultivo de la personalidad y problemas conexos, felicitamos a los editores de tan importante medio de difusión de la más significativa cultura: la interna

-          “SOPHIA”, Castilla 428, Quito, Ecuador, Excelente publicación Rosa+ Cruz, sumamente recomendable. Revela altísimos ideales de renovación y de vida serena. Material excelente. Publicación Nítida.

-          “EL HERALDO ROSA+ CRUZ”, Apartado 126, Barcelona, España. Excelente publicación Rosa Cruz. Muy recomendable. Entre las mejores de su clase.

-          “L` ASTRONOMIE” 28, Rue Serpente, parís, (V1), Francia, Astronomía.

-          “YOGANK OF THE YOGAPRACHARAK”, Yogamandal, Benarés, India. Sublime.

-          “THE WORLD OBERVER” 11 West 42 nd st. New york City.

-          “LA NUEVA DEMOCRACIA” 254 Fourth Ave. New York City. Usa. Una de las más recomendables publicaciones de pensamiento renovador y de ideales edificantes. Debiera ser visitante inevitable de toda persona interesada en el curso de las ideas y la mejor orientación de la vida en éste mundo.

-          “BOLETIN NEW HISTORY”, 132 East ,5th St. New york, Usa, Pacifista.

-          “SURVUE”, 8, Rue Copernio, Paris (xv1), France. Espiritista.

-          “LE SINCERISTE”, Waltwilder, par Bilsen, Bélgica, Espiritista.

-          “THE GREATER WORLD”, 3 , Lansdowne Rd. London, Inglaterra, Religioso

-          “LE SIMBOLISME”, 16, Rue Ernest-Renan, Paris (xv), Francia, masónica. Excelente innovación y muy recomendable.

-          “CULTURAL NIPPON”, New Osaka Bldg. Uchisaiwai-cho, Kojimachi-ku, Tokyo, Japón. Publicación de cultura general, sumamente interesante en inglés y francés, que defiende el principio de la absoluta unidad de la tierra y el Hombre de corte patriótico, aunque con visión mundial…..

 

LIBROS RECIBIDOS:

A VISION…of the new living life, por uno que la conocío. F.E.BILZ, Verlagsbuchhandlung, Leipsig.

Muy notable publicación de la vida nueva, inspiradora.

…PRESIDENTIAL REPORT, Rules y reports of THE INDIAN RESEARCH INSTITUTE, 170, Maniktala st. Calcutta India.

… THE I AM “EXPERIENCE”, por Dr.Gerald B. Bryan, 10952 Weyburn Ave. Los Angeles, Cla. Usa interesante divulgación de Las farsas y charlatanerías de unos impostores que comercian con el misterio. Muy sugestiva relación.

… SILENCIO, Editorial labor, J.E. Ortiz V. Cuenca 35, Quito, Ecuador, por, Arturo Peña, Excelente revelación.

***

ASTROLOGIA:

“La inteligencia es función de la vida; que a su vez es característica de la conciencia universal”. Maestro K.H.

! NO IMPORTA CUANDO, DONDE Y COMO HAYA NACIDO USTED !


No hay más suerte que la de las Fuerzas debidamente encauzadas y de las facultades acertadamente cultivadas y dirigidas.

No hay ni predestinación ni hado ni azar, ni casualidad, ni caprichos en la naturaleza Universal, ni la vida está regida por FUERZAS CIEGAS, LEYES FATALES o VOLUNTADES ABSOLUTAS.

¿Cuál es el horóscopo que ¨no se pueda” “hacer mentir”?

¿Cuál es el destino perfecto?

¿Cómo puédese vencer la fuerza de las circunstancias?

¿Hay fuerzas naturales superiores a la “Raza”, el “Credo”, el “sexo” y las circunstancias ambientes?

¿Cómo se crea el destino y modifica la vida?

¿Cómo se supera las “Leyes Naturales”?

¿Cuáles son los Principios regidores de la Existencia?

¿Puede el hombre desafiar y vencer los poderes cósmicos?

¿Cómo asesorarse de fuerzas superiores para vivir con ÉXITO y FELIZ en el curso de la existencia?

***


ESTUDIE USTED NUESTROS “CURSOS” TEÓRICOS Y PRÁCTICOS, DESPIERTE de su sueño ancestral; FORME Ud. un gran carácter; LÍBRESE Ud de sus incapacidades, defectos natos o hereditarios y deficiencias psíquicas; CULTIVE Ud. sus energías; ASIMILE usted las fuerzas Cósmicas y viva triunfantemente.......

Institución Universal Rosa+Cruz Esotérica:

-          SEMINARIO R+C DE LAS ANTILLAS, Castilla Postal 168, Santiago de Cuba Oriente, CUBA.

-          MYSTIC COMMUNION, P.O.BOX 144,Ocean Park, California, U.S.A.

-          CENTRE ROSE+CROIX, Mr. Pierre Potemberg, Route de la neffe 145, Dinant, Bélgica.

-          CENTRO ROSA+CRUZ ESOTERICO, Sr. J. Humberto ANDRADE MORENO Carrera “Ambato.” N 193, Quito, Ecuador

-          Pr.OM. Cherenzi- Lind, Cabin House, Hospital Rd (int.Center). Thaton, Birmania (Burmah, Asia).

-          “Conciencia”, Calle trocadero 55 (Sr.Dr.J.M.Ripoll), Habana CUBA

 

NOTA: Direcciones caducas. Para contactos dirigirse a:

Pr. OM Lind Schernrezig Foundation
WORLD TRAVELLING MUSEUM. M. Peurozet
Apartado Postal 126 – Barcelona 08080
SPAIN
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

UNIVERSIDAD MUNDIAL CIENTIFICO ESPIRITUAL
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

NOTICIAS VARIAS:

***   Sigue la ACADEMIA DE MITOLOGIA APLICADA en sus encomiásticas actividades culturales, constituyendo en la hora actual, sin duda el único Centro de su clase en la Habana, donde todos los problemas vitales de la humanidad son pasados en revista y analizados con sentido superativo, sin partidismo, sectarismo ni fanatismo, siendo no solamente una Academia en toda la acepción de la palabra, pero sobre todos un foco de vivientes energías espirituales.

Reuniones dominicales a las 10 AM. En punto.

COMPOSTELA 19, La Habana, Cuba.

“Servicio Impersonal” es nuestro lema y nuestra norma “Siempre Saber” Visítenos y oirá la sapiente palabra del eximio filosófico tibetano.

Pr. OM. Cherenzi-Lind y otros notables colaboradores como el Dr. J.M. Ripoll, Juan Grau y Aurelio Miranda.

 

***   EL SEMINARIO ROSA CRUZ ESOTERICO DE LAS ANTILLAS sigue siempre muy activo y con notables progresos.

Sus reuniones publicas tienen lugar en COMPOSTELA 19, los jueves a las 9 P.M… “QUEDA Ud. invitado, junto con sus amistades y familiares!

Si Ud. ansia una cultura mental, una orientación metódica en la vida, el desarrollo de ciertas facultades o cumulgar con los valores superiores del universo, frecuente éste SEMINARIO láico, racionalista, destinado a satisfacer todas las VIVENCIAS, a resolver los PROBLEMAS, a responder a todas las INQUIETUDES, enseñando a vivir mejor, a ser verdaderamente feliz y a lograr una genuina SUPERACION CONSCIENTE.

La INSTITUCIÓN ROSA+CRUZ ESOTERICA UNIVERSAL no es una orden, una Fraternidad ni un clan secreto o un sistema exclusivista, sino simplemente un COLEGIO DE CULTURA ESPIRITUAL. Tampoco milita contra ninguna organización ni pretende ser absoluto en sentido alguno, ni tiene aspiración alguna de hegemonía ortodoxica, tradicional o doctrinal…. La disciplina, el orden y la dignidad son sus normas, tendiendo siempre hacía una genuina aristocracia cultural y una nobleza espiritual única.

Consulte Ud. Los textos y “Cursos por correspondencia” de esta institución única, regida por los maestros de sabiduría y que funciona bajo los auspicios de los santuarios Esotéricos.

 

***   “Ciencia y conciencia” no será repartido gratuitamente, de hoy en adelante, a las personas que no hayan demostrado su interés por su servicio, con excepción de los CANJES expresamente solicitados.

“CIENCIA Y CONCIENCIA” se publica con gran costo y creemos que la mejor manera de responder a tales esfuerzos, si son apreciados, es correspondiendo de alguna manera y contribuyendo a su sostén y mejoramiento. No nos pesa seguir haciendo e sacrificio que esto presupone, pero sí nos interesa saber si nuestro empeños son útiles. Que son útiles, nuestros esfuerzos, lo demuestran las múltiples cartas apreciativas que recibimos constantemente, y esto nos obliga a continuar en nuestros desvelos, pero de todos modos CREEMOS QUE MERECEMOS UN POCO DE COOPERACÍON.

“CIENCIA Y CONCIENCIA” Es el único órganos oficial de la GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL (BLANCA) en idioma castellano y la única publicación de su género, que no sirve exclusivamente intereses tradicionales, organizacionales o personales, lo cual es una significativa EXECPCION en tiempos como los actuales que son de FANATISMO CLANESCO, DOCTRINAL, SECTARIO Y CONVENCIONAL……… ¿ Puede Ud. ayudarnos?

 

***   Se nos anuncia que existe mucha expectación en diversos países de la América del sur con motivo del anunciado viaje del maestro de sabiduría que desde un numero de años se conoce como “Aquel que espera” en ciertos centros filosóficos, místicos y religiosos de EUROPA Y América.

Aquel que espera” es también “Aquel que viene”, para los sufí. Es gran protector de la Masonería Universal y también notable hombre de ciencia. Se le conoce a través de múltiples nombres y sobrenombres o títulos, pero su mensaje es único, su actitud es múltiple en fases pero singularmente unilateral en sentido y trascendencia Universal-Espiritual.

“aquel que espera” esta ya entre nosotros, con tal de que sepamos comprenderle. ¿Cuántos de nosotros sabrá entenderle y aceptarle?