payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

 UNIVERSIDAD MUNDIAL CIENTIFICO-ESPIRITUAL DE LOS TIEMPOS MODERNOS

Servicio de Extensión Cultural

“Definitivamente, la era de la tecnología Espiritual ha comenzado”. K.H.

LA IMAGINACIÓN

Por: Ana L. Valera


Nada más completo que la imaginación. Es una máquina que nunca esta quieta. Ve lejos. Viaja largamente por todas partes, y no cesa de trabajar.

Su labor es incansable y agotadora. Aniquila las fuerzas físicas cuando los pensamientos son escabrosos y atormentadores.

Las personas que tienen exceso de imaginación, son muy desdichadas.

Las que tienen poca imaginación son más felices pero también más torpes.

Las imaginaciones melancólicas todo lo ven con vidrios negros, como la noche.

Las mujeres tienen predisposición a dejarse llevar por la imaginación, y es por eso que existen tantas visionistas que se pasan la vida contemplando fantasmas, que vienen a ser creación exclusiva de los espejismos de su alucinada fantasía. Desdichadas criaturas que pierden la tranquilidad y el reposo de que gozan, debido al engañoso prisma de su imaginación.

La facultad que nos hace ser comprensivos y razonables es, precisamente, la imaginación cuando está bien dirigida por el alma. Hay ideas fijas que constituyen una obsesión y acaban por perturbar el cerebro.

Aunque se tenga ante la vista una imagen bellísima, si la potencia imaginativa la quiere ver todo lo contrario, lo consigue, y entonces tendrá ante su vista un monstruo espantoso. Esto sucede en ciertas atrofias mentales cuando individuos que estén sanos y vigorosos, se creen próximos a fenecer, y no hay nadie que pueda convencerlos de que no es verdad. Este mal resulta incorregible si la paciente no hace esfuerzos por distraer la imaginación de tales preocupaciones, arrancándole las ideas sombrías y erróneas.

Es la manía más grave en sus efectos si no se aplica una medida drástica para atacarla. Esa medida no es otra que la VOLUNTAD. Sólo ella puede dominar a esa fierecita que forman los nervios, y que se adueña de la imaginación, alterando seriamente la salud.

Causa honda pena ver a hombres y mujeres gruesos y fuertes, y sin embargo, sin la más mínima resistencia para soportar ni el más leve ruido, ni cargar el más insignificante peso. Los caprichos de su imaginación son tan variados que pasan de una idea a otra, de la risa al llanto, del dolor a la alegría, con una rapidez vertiginosa.

En otros es todo lo contrario, la idea fija es una obcecación que le ofusca persistentemente. Tal neurosis se cura sobreponiéndose enérgicamente, al buscar distracciones que refresquen su mente calenturienta, respirando aire puro; casi siempre estas enfermedades hallan alivio o en los ejercicios moderados al aire libre, buena alimentación y limpieza del alma y del cuerpo, y no olvidar que el agua es el más poderoso conductor de la salud.

La imaginación tiene tan notoria influencia en el hombre, que puede asegurarse que de su buen funcionamiento depende casi siempre su suerte en la vida. Los aprensivos son seres desgraciadísimos; donde sólo hay un grano de arena ven el desierto de Sahara, porque sus conceptos son tan falsos que sin fundamento ninguno pasan horas lamentando catástrofes que sólo existen en su imaginación.

Hay que despejar las nebulosas de la imaginación, las ideas supersticiosas, las creencias equivocadas y fortalecer el alma triunfalmente con la fuerza vigorosa y esplendida de la voluntad.

“Artists aré not realists. They reflect what they conceive, imagine and envision (myth-rnakers) -- Comments of the W.M.of the L.H.O.M -- o sea: “Los artistas no son realistas. Reflejan lo que conciben, imaginan y prevén (hacedores de mitos). – Comentarios del M.M. de la H.V. del H. -