payday loans
Imprimir E-mail
Tamaño de Texto Larger Font Smaller Font

 Armonía Religiosa

Una mente parcializada no puede asir la realidad

Extractos de discurso de Su Santidad el Dalai Lama al Seminario inter-fe organizado por la Asociación Internacional para la Libertad Religiosa, Grupo Ladakh, en Leh, el 25 de Agosto

Original en Inglés. Traducido al español por Revista ARIEL

 http://www.dalailama.com/messages/religious-harmony 10/03/2011

Su Santidad el Dalai Lama

dalai lama

 

Estoy sumamente complacido al atender este seminario inter-fe sobre la Preservación de la Armonía Religiosa, la Coexistencia y la Paz Universal organizado por la Asociación Internacional para la Libertad Religiosa (IARF), grupo Ladakh. Muchas gracias por la explicación detallada de la historia, actividades, objetivos y su relevancia en el presente siglo. No tengo nada para agregar sobre lo dicho por quienes me antecedieron. Pero quisiera decir algunas cosas.

Estamos en el siglo veintiuno. La calidad de la investigaciónen mundo tanto interno como físico ha alcanzado niveles bastante altos, gracias a los tremendos progresos en los avances tecnológicos y la inteligencia humana. No obstante, como fue dicho antes por algunos de los conferencistas, este mundo esta además encarando muchos nuevos problemas, la mayoría de los cuales son hechura del hombre. La causa raíz de estos problemas generados por el hombre es la inhabilidad de los seres humanos de controlar sus mentes agitadas. Como controlar tal estado de la mente es enseñado por varias religiones en este mundo.

Yo soy un practicante religioso, que sigue el Budismo. Más de mil años han pasado desde que las grandes religiones del mundo florecieron, incluyendo al Budismo. Durante estos años, el mundo ha sido testigo de un buen número de conflictos, en los cuales han estado además envueltos los seguidores de diferentes religiones. Como un practicante religioso, yo conozco el hecho de que diferentes religiones del mundo han provisto numerosas soluciones en torno a como controlar una mente agitada. A pesar de esto, todavía siento que no hemos sido capaces de realizar nuestro completo potencial.

Siempre digo que cada persona sobre esta tierra tiene la libertad de practicar o no la religión. Esta bien que se haga lo uno o lo otro. Pero una vez aceptada la religión, es extremadamente importante ser capaces de focalizar la mente en sí misma y sinceramente practicar las enseñanzas en su vida diaria. Todos tendemos a incurrir en favoritismo religioso diciendo “Yo pertenezco a esta o aquella religión”, en vez de hacer esfuerzos por controlar nuestras mentes agitadas. Este mal uso de la religión, debido a nuestras mentes perturbadas, a menudo crea por cierto problemas.

Conozco a un físico de Chile quien me dijo que no es apropiado para un investigador ser parcializado en la ciencia por su amor y pasión por ella. Yo soy un practicante Budista y tengo mucha fe y respeto hacia las enseñanzas del Buda. Sin embargo, si hago un lio con mi amor y mi apego por el Budismo, entonces mi mente se parcializará hacia él. Una mente parcializada, que nunca ve la imagen completa, no puede asir la realidad. Y cualquier acción que resulte de tal estado de la mente no estará a tono con la realidad. Como tal causa un buen número de problemas.

De acuerdo con la filosofía Budista, la felicidad es el resultado de una mente iluminada en tanto que el sufrimiento es causado por una mente distorsionada. Esto es muy importante. Una mente distorsionada, en contraste con una mente iluminada, no se encuentra a tono con la realidad.

Cualquier asunto, incluyendo las actividades políticas, económicas y religiosas que los seres humanos persiguen en este mundo, debiese ser completamente comprendido antes de emitir nuestro juicio. Por consiguiente, es muy importante conocer las causas. Cualesquiera que sea el asunto, debemos estar capacitados para observar la pintura completa. Esto nos capacitará para comprender la historia completa. Las enseñanzas ofrecidas por el Budismo están basadas en la racionalidad, y considero que son muy fructíferas.

Hoy, un buen número de personas de diferentes trasfondos religiosos están presentes aquí. En cada religión, hay cosas trascendentales que están más allá del dominio de nuestra mente y de nuestro discurso. Por ejemplo, el concepto de Dios en la Cristiandad y el Islam y el de la verdad sabiduría encarnada en el Budismo es metafísico, los cuales no son posibles para personas ordinarias como nosotros realizarlo. Esta es una dificultad común encarada por cada religión. Es enseñado en cada religión, incluyendo la Cristiandad, el Budismo, el Hinduismo y el Islam, que la verdad última está impulsada por la fe.

Yo quiero enfatizar que es extremadamente importante para los practicantes sinceramente creer en sus respectivas religiones. Usualmente, yo digo que es muy importante distinguir entre “creencia en una religión” y “creencia en muchas religiones”. Lo primero directamente contradice lo segundo. Por ende, debemos resueltamente resolver estas contradicciones. Esto es posible solamente pensando en términos contextuales. Una contradicción en un contexto puede no ser la misma en el otro. En el contexto de una persona, una simple verdad está estrechamente asociada con una sencilla fuente de refugio. Esto es de extrema necesidad. No obstante, en el contexto de la sociedad o de más de una persona, es necesario tener diferentes fuentes de refugio, religiones y verdades.

En el pasado no era un problema mayor porque las naciones permanecían distantes unas de otras con sus propias religiones distintivas. No obstante, en el mundo estrechamente interconectado de hoy hay muchísimas diferencias entre varias religiones. Debemos obviamente resolver estos problemas. Por ejemplo, ha habido muchas religiones en la India durante los pasados miles de años. Algunas de ellas fueron importadas del exterior en tanto que algunas han tenido su crecimiento en la India misma. A pesar de ello, el hecho es que estas religiones han sido capaces de coexistir, y el principio de Ahimsa (no violencia, respeto a la vida) ha florecido realmente en este país. Incluso hoy, este principio tiene una fuerte relevancia en cada religión. Esto es muy valioso y la India debe enorgullecerse verdaderamente de ello.

Ladakh ha sido un área predominantemente Budista por muchas centurias. Pero otras religiones como el Islam, la Cristiandad, el Hinduismo y el Sikhismo han florecido también aquí. Aunque es natural que la gente de Ladakh tenga apego y amor por sus propias religiones, no obstante este lugar ha tenido un ambiente muy pacífico ysin mayores problemas de intolerancia religiosa. Durante mi joven visita a Ladakh, escuche a Musulmanes de edad usando la frase “comunidad de la sangha” en sus discursos. Si bien tales frases no se encuentran en el Islam, no obstante una referencia de esta naturaleza invoca mucha confianza entre los Budistas. Por consiguiente, personas de diferentes perfiles religiosos en Ladakh están muy cercanas unas a otras y viven en armonía.

En cuanto se refiere a los Musulmanes es apropiado para ellos tener completa devoción a Ala mientras rezan en las mezquitas. Lo mismo se da también con los Budistas quienes son completamente devotos al Buda cuando oran en templos Budistas. Una sociedad, que tiene muchas religiones debiese tener además muchos profetas y fuentes de refugio. En tal sociedad es muy importante tener armonía y respecto entre las diferentes religiones y sus practicantes. Debemos distinguir entre creencia y respeto. Las creencias se refieren a fe total, la que usted debe tener en su propia religión. Al mismo tiempo usted debe tener respeto por todas las otras religiones. Esta tradición de creer en la religión propia y tener respeto por las otras existe en Ladakh desde sus antepasados. Por consiguiente no tienen que inventarla. Lo más importante en el presente es preservar y promover esta tradición. Quisiera agradecer a todos ustedes por trabajar duro respecto a esta solicitud para que continúen de igual manera en el futuro.

Si una relación armoniosa es establecida entre las sociedades y creencias religiosas en el actual mundo multiétnico, multireligioso y multicultural, entonces esto sería seguramente un muy buen ejemplo para los demás. No obstante, si todas las partes se vuelven negligentes, entonces hay un peligro de inminentes problemas. En una sociedad multiétnica el mayor problema es aquel de por medio entre la mayoría y la minoría. Por ejemplo, en la capital Leh, los Budistas constituyen la mayoría de la población en tanto que los Musulmanes hacen parte de la comunidad minoritaria. La mayoría puede considerar a la minoría como sus huéspedes invitados. La minoría, por otra parte, debe ser capaz de sensibilizarse con la mayoría. En otras palabras, ambas partes deben vivir en armonía. A fin de sostener esta armonía, ambos lados no deben tomar a la ligera las cuestiones delicadas entre ellos. En verdad, la mayoría debe prestar atención y apreciar los puntos de vista y opiniones de la minoría. Ambas partes deben discutir y claramente expresar las dudas que tengan en mente. Si los problemas son resueltos en talforma amistosa; entonces todos ganaran. La desconfianza de unos a otros solamente lesionará a ambas comunidades. Por consiguiente, es muy importante vivir en armonía y analizar dónde yace la opinión del otro. La mejor forma de hacer esto en incursionar en el diálogo, diálogo y diálogo.