Imprimir
Visto: 765

 ¿Cuán pocas personas perciben que realmente existen?

Blanche Ledran

 

Es sorprendente, de hecho, que pocas personas se den cuenta de que realmente existen. Menos aún saben del por qué están vivos o que los hace ser como son. En realidad, no viven, y la mayoría de la gente da la impresión de que existen solo para acumular dinero, o su interés único en este planeta consiste en mantenerse con vida hasta que mueran, sin saber en lo más mínimo por qué todo esta fusión y furia en el diario vivir.

La gente suele existir de manera casual, automática, lánguida, imprudente y engañosa, a menudo cometiendo errores que invariablemente terminan en sufrimiento y tristeza, y raras veces de manera feliz.

Mirando todo con mayor perspicacia, descubrimos que la mayoría de las personas son como fantasmas, si no víctimas de algún tipo de presagio y de fuerzas que luchan constantemente en su propio entorno. Son empujados de un lugar a otro, inconscientes y angustiados, ya que en realidad nunca disfrutan de la vida. Esa es la verdad clara, inmaculada y absoluta.

          Hay otras personas, sin embargo, que estudian la vida y, por así decirlo, se esfuerzan por hacer realidad las rimas del poeta: “Soy el capitán de mi alma, dueño de mi propio destino”. De hecho, han descubierto que la Mente anima la Materia y gobierna la vida. Están familiarizados con la ciencia de una vida mejor: YOGA INTEGRAL CIENTÍFICA, que les permite desarrollar un físico maravilloso y una mente brillante, construir una personalidad de carácter positivo, tener buen temperamento, vibrar vigor juvenil, engendrar salud radiante y todas las cualidades para conseguir el verdadero éxito en la vida.

          El YOGA INTEGRAL CIENTÍFICA es el método y la técnica que pone en funcionamiento la poderosa reserva de la conciencia interior, permitiéndonos a cada uno de nosotros promover la metamorfosis humana y la excelencia espiritual de manera planificada. No solo permite que las personas disfruten plenamente de la vida, sino que también facilita la mejor comprensión de las personas y nos da una presencia más expresiva y nos hace vivir triunfalmente. Como dice el sabio OM Lind: “Los seres humanos se vuelven más respetables a medida que logran conocer más sobre sí mismos; y cuanto mejor aprenden a vivir de acuerdo con las leyes de la naturaleza y en sintonía con la armonía universal, más se acercan a apreciar y amar a Dios"