Imprimir
Visto: 1308

 __________________________________________________________________________________________

yoga1   

UNIVERSIDAD  MUNDIAL CIENTÍFICO-ESPIRITUAL

PARA LOS NUEVOS TIEMPOS

Academia Mundial de

YOGA INTEGRAL CIENTIFICA o BIOSICOPLASTICA

__________________________________________________________________________________________

 

yoga2

Vida - Psique – Forma

Para la Mujer moderna

Curso Teórico y Práctico de Biosicoplástica

 

Nos encontramos aquí, frente a frente, con la mujer en sus tres componentes básicos, la vida, la siquis o Mente, y la forma en sus aspectos esplendentes y mutativos.

En efecto, referirse a la mujer bajo cualquier aspecto que fuere es cotejar el misterio, MUJER, éternel féminin.

La mujer es, por ley natural, todo encanto, fragilidad cautivadora, belleza subyugante, vida vibrante, pensamiento y sentimiento siempre impresionante y susceptible de ingentes sacrificios e incomprensibles modalidades, y en fin, conjunto de delicadas formas hechas para darle sentido a la función mental y dignidad a la propia vida.

La mujer es todo eso, sustancia noble de misterio maravilloso en el cual parece palpitar el entero universo, y eso explica su perpetuo influjo en la vida familiar y social así como su constante carácter cambiadizo que suele aparecer, a veces, desconcertante, ilusorio, superficial, veleidoso, inestable, irresponsable, engañoso, insensible y pueril.

La mujer es, en fin, misterio hecho carne vibrante, siempre cambiante y admirable, por tener un destino, una función vital en el universo, que es suyo por privilegio natural.

La mujer es bella y cambiante por definición. Lo es sobre todo por necesidad de su función biológica y espiritual, no importa cuanto se la critique o deje de admirar. Siempre tendrá devotos adoradores, y muchas veces vivirá sobre un pedestal de divinidad.

*   *   *

En la antigüedad la mujer era considerada como la mejor propiedad del hombre primitivo. Pasó a ser luego don del cielo y bendición de Dios. En los tiempos modernos, menos románticos pero más prácticos, es la compañera inseparable del hombre, su mejor ayuda, su complemento, su ángel protector y su constante fuente de inspiración.

De ahí la necesidad de que la mujer se cultive y se cuide, a fin de que suscite siempre admiración y la devoción del hombre sea su ideal encarnado, además de ser digna del respeto de sus hermanas de destino.

*   *   *

La vida es un incesante proceso de mutación, cambio o modificación. Gracias al uso oportuno y metódico de nuestra voluntad podemos fijar su rumbo y con nuestro pensamiento nos es posible determinar su intensidad y su sentido. De ahí la necesidad de utilizar debidamente la psiquis o Mente.

La Mente o psiquis, también cambia incesantemente, así que es preciso aprender a dominar su mecanismo y controlar sus funciones, si es que aspiramos a aprovechar de la vida en su sentido ideal, digno, admirable, en fin noble.

Nuestra personalidad a su vez, se modifica constantemente, de manera automática e inclusive instintiva. Podemos, empero, someter este proceso evolutivo a condiciones bien predeterminadas, controlando las circunstancias y sometiendo a rígidas disciplinas el engranaje biológico y neuroendocrino. Así, cultivamos el tipo y la case o categoría de personalidad que más nos halaga y encanta.

Transformarse, mejorar, perfeccionarse ES VIVIR. Quien no cambia se momifica, se reseca y endurece, o como las aguas que no corren se estancan y pudren, viniendo a ser ambiente adecuado para toda clase de alimañas y parásito. No tener aspiraciones es como renunciar a prosperar y rehuir todo esfuerzo de transformación rehabilitadora o enaltecedora, y eso equivale a estratificarse en forma de ideas anticuadas y hábitos que se convierten en automatismo instintivo o “reflejos condicionados” que no exigen ni el menor esfuerzo mental.

Ahora bien, la mente reclama ser activa para no anquilosarse y convertirse en fermento morboso o factor parasitario. Pensar es ya tener mayor derecho a la vida, porque la promueve, realza, enriquece y normaliza.

No es solamente la personalidad humana la que requiere cambios en el curso de la vida, para lo mejor se entiende. También el cuerpo necesita ser activo para no sentirse deprimido inútil y menospreciado. Así mismo la mente tiene urgencia de un dinamismo que la ponga en valor, que la vuela creadora y que la haga refulgente de inteligencia práctica y enaltecedora.

La mujer, debemos confesarlo sin falsa piedad, no está hecho para ser un simple adorno o un juguete de la vida. tampoco puede ser un amasijo de frivolidades irreverentes y de insustanciales nimiedades que lejos de dignificar su portentosa fragilidad femenina la convierte en simple haz de pétalos mezclados sin finalidad en la vida. acaso no sería mejor ser flor fragante, rebosante de vigor con primor de vida prometedora, que habla de misterios inspiradores y que solo pide ser admirada y elegida?

Renovarse es vivir. Transformarse es la necesidad fundamenta de toda persona que quiere vivir plenamente y no hacerse candidata para los fracasos o para convertirse en antigualla insustancial y sin finalidad práctica.

Usted dirá ahora, Querida Estudiante, si quiere vivir con el progreso del tiempo y los avances de la ciencia un una Nueva Era que alborea, o si prefiere estancarse y dedica más bien a la vida muelle y fácil de la inutilidad y del fracaso, para rendirle culto al pasado que irremediablemente no volverá.

Esta primera Lección tiene por fin exclusivo definirse y tomar posición.

* *  *

Si usted ha comprendido bien esta primera Lección, párese delante de un espejo y mírese bien tal cual aparece. Tal vez le guste como es ahora, pero con toda seguridad preferiría ser todavía más bella, más simpática, y en fin, más exitosa en la vida.

Lo importante, desde luego, es que aspire a ser una viviente expresión de sus mejores ideales y ensueños, o lo que otras personas quisieran ver y admirar en usted.

No importa cual es su edad, si quiere cambiar en un sentido mejor, y si anhela ser más femenina, o una expresión más esplendorosa de belleza nata y de su juventud en flor. Nuestro propósito es ayudarla en todos sus esfuerzos, hasta que logre coronar sus aspiraciones con una mayor alegría de vivir y con un mejor sentido de responsabilidad dentro de su habitual mundo.

* *  *

Piense bien en la personalidad suya ahora, y también en lo que anhela firmemente alcanzar o desarrollar de ahora en adelante.

Piense mucho en todo esto, pues, como dicen los grandes sabios de todas las edades, se es o se llega a ser tal cual se piensa.

______________


Muy apreciada amiga:

Soy su Instructora, y, desde, luego, vamos a ser buenas amigas. De mi parte haré todo lo posible para que así sea, pues me considero responsable por su completo éxito mientras estudia bajo mi dirección en este magnífico establecimiento.

Puede, si quiere, confiarme sus íntimas dudas, sus pensamientos secretos y sus aspiraciones, ya que así podré ayudarla mejor seguramente. Estamos dedicados al perfeccionamiento de la personalidad humana femenina, así como al mejoramiento de la forma de vida de cada persona. No nos interesa ni su raza, ni su fe o su nacionalidad; para nosotros es usted una amiga a quien nos cabe el privilegio de ayudar. Lo demás es su vida privada, que concierne solo a usted. Si necesita consejos o alguna orientación, desde luego, no escatimaremos esfuerzos, pues estamos aquí, precisamente, para servir.

Quisiera que comprendiese, además, que nuestra tarea aquí es bien definida, pero que si usted no hace esfuerzos no va a aprovechar debidamente los servicios que le hemos de brindar. Debe usted, por tanto, poner toda su atención en las directiva ofrecidas en cada Lección, y esforzarse en hacer los ejercicios recomendados. Procure no apartarse de esta línea de conducta.

Ya tuvo usted oportunidad de percatarse de que tenemos un programa educacional y de logros sustanciales que no puede sino transformar su vida, promoviendo la salud, el equilibrio emocional, el bienestar moral y la felicidad que no supo descubrir o lograr hasta ahora.

Debe usted tener bien presente, así mismo, que este Curso de Estudio y Práctica es entera y absolutamente privado. Puede recomendarlo a sus amistades y parientes, desde luego, pero no debe nunca prestarlo, ya que lo más valioso del mismo no es lo que está escrito, sino más bien, el espíritu de la institución. Somos una Institución constituida por mujeres dedicadas a la mujer. Tenemos un corazón y espíritu, que son nuestra razón de ser.

Ahora, obliguemos al tiempo a laborar en nuestro favor. Empecemos en ser a nuestros ojos dignas de nuestros propios ideales, y ante el mundo entero vibrantes expresiones de la belleza, de la dulzura y de la gracia que por ley natural nos incumbe ser.

Afectuosamente,

 

Mary O`Day

Londres, 24 de junio de 1954                                                                       

___________

Sigue ….

(Regístrese si desea continuar con este Curso Teórico Práctico)