Imprimir
Visto: 862

 COMPRENSIÓN

 

Comprender y entender es una función del cerebro que nos pone en comunicación o COMUNION con un fenómeno ya sucedido, por esa misma razón el renacimiento de los seres humanos no es discutible, sino DEMOSTRABLE para quienes comprenden o quieren comprender, tomando valor la lógica, que siempre está de nuestra parte en todo lo Verdadero.

Los seres medianamente evolucionados comprenden esto del renacimiento, pero quienes no se interesan por su propia superación no toman el trabajo de comprender ni entenderla.

Pero no se renace ni un grado más arriba o más abajo del estado de conciencia que haya logrado desarrollar cada uno en su evolución, por eso mismo dice el Ven. Maestro K.H. cuando le preguntan sobre el renacimiento de los seres: “Sólo hay continuidad de la vida en sus vehículos”, dando a entender con esto que no hay reencarnación, ni renacimiento, sino continuidad de la Vida, pues también ignoran todavía algunos espiritualistas que la Vida es ETERNA y como VIBRACIÓN está en función a todo momento, vitalizando, revitalizando y rehabilitando segundo por segundo a los seres organizados ya sean animales, vegetales o humanos; por eso mismo la muerte es apenas una desorganización atómica, que se reanuda tan pronto las fuerzas que conforman un cuerpo vuelva a formar la UNIDAD atómica alrededor de un centro dado a átomo simiente; sino CONTINUIDAD de la VIDA UNIVERSAL en sus vehículos TODOS; por lo tanto y lógicamente ni hay Salvación, ni Gloria, ni Infierno como lo pintan o dan a entender las religiones; pero sí hay estado inferior de conciencia, y este estado es del tamaño de cada quien lo haya vivido. La función de comprensión en el “cerebro” causa destellos de luz, y más aún cuando la comprensión se refiere del Cosmos, por eso mismo es diferente la Clarividencia a la Iluminación; al respecto le contestó el Maestro K.H. a Israel Rojas cuando le preguntó personalmente sobre el cultivo de la Clarividencia: “No me interesa la Clarividencia ni su cultivo o desarrollo”. Ante tal contestación Rojas se cayó de espalda, pero es lógico que quien es Iluminado Maestro K.H. no necesita ser CLARIVIDENTE, es un estado psíquico limitado al plano astral, en el cual es muy peligroso confundirse, por eso mismo, no hay que atenerse a las visiones o espejismos del Astral. Quisiéramos que los espiritualistas que lean estas líneas no confundan la “ILUMINACIÓN” con la visión astral o clarividencia para bien de ellos mismos que no hacen esfuerzos en iluminarse y se quedan detenidos con la pequeña cosa. Y así los millones de seres siguen su evolución a través de la eternidad añadiendo en cada renacimiento un átomo más de compresión o de sabiduría que la experiencia vivida le regala y no hay para que pensar cuando terminarán su lección pues dentro de lo ETERNO no hay TIEMPO pasado, ni futuro, todo es un PRESENTE... Por lo demás hay que comprender que caminamos entre fieras, vivimos entre reptiles y entre toda clase de animales feroces, por más espiritualistas que se apelliden, pero nuestro deber es hacer comprender algo del camino a recorrer... Que lo comprendáis es mi deseo...