Imprimir
Visto: 377

 

La VERDAD es la ANTORCHA DE LUZ DIVINA que alienta, inspira y sostiene a todos sus verdaderos Devotos y Servidores.

Rudyard Kipling

Rudyard Kipling

TU ERES UN HOMBRE…

Si…

Si puedes mantener la cabeza cuando todo a tu alrededor 
pierde la suya y te culpan por ello;

Si puedes confiar en ti mismo cuando todos dudan de ti, 
pero admites también sus dudas;

Si puedes esperar sin desesperar,

Si no te ha contaminado la mentira que te rodea;

Si aún puedes soñar, pero no te haces esclavo de tus sueños;

Si aún puedes pensar, pero no es el pensar tu único fin;

Si ante el triunfo y el desastre permaneces impasible;

Si no toleras que los bribones, para engañar a los tontos, interpreten torcidamente la Verdad;

Si no te abruma el derrumbe de lo que tantos sacrificios te costara, sometiéndote a la fatalidad, recomienzas tu obra con medios disminuidos;

Si tienes el valor para arriesgar de una vez todo lo que posees, y, si perdiéndolo, empiezas de nuevo sin exhalar una queja;

Si con sólo la voluntad, tu única riqueza, que te dice: “PROSIGUE” puedes forzar tu corazón debilitado y tu cabeza exhausta a persistir en el esfuerzo;

Si conservas tu virtud, aunque alternes con la turba y no te ofusca el trato de los poderosos, si eres invulnerable para los amigos;

Si de ti todos pueden esperar ayudar, pero no estás obligado a prestarla a ninguno;

Si puedes llenar cada minuto inexplotable con sesenta segundos de labor;

Entonces tuya es la Tierra, y, lo que, es más,

TU ERES UN HOMBRE…

Tomado de: CIENCIA Y CONCIENCIA Nº 9

http://www.revista-ariel.org/index.php/revista-ciencia-y-conciencia/ciencia-y-conciencia-no-9