Imprimir
Visto: 394

 

EL SIGNIFICADO ESOTÉRICO DE LA CRUZ

Pr. Paal OM Cherenzi Lind 

Aparte de conferencia improvisada por el Prof. Paal OM Cherenzi Lind ante una reunión de Maestros de Logia Esotéricas en Lausana (Suiza), el 27 de abril de 1929, y que fue repetida en la M:. R:. Logia Masónica “Fe”, en Santo Domingo, República Dominicana, el 20 de enero de 1930.

 

 significado esoterico de la cruz

“No hay nada más fuerte, más bello, más útil ni más necesario que la Verdad” Tashi Hutulktu Lhassshekankrakrya

“Buscando encontraremos, pero es solamente buscando la perfección que lograremos saber la Verdad, porque perfeccionándonos nos volvemos la Verdad” Swami Jñanakanda

La antigüedad de la cruz no puede discutirse, como tampoco su significado cosmológico y sus grandes poderes naturales. Esto me propongo demostrarlo de una manera concluyente e indiscutible, pero como se trata, por una parte, de un signo de poder supremo e inevitable, dividiré mi labor y trataré por esta vez, tan solo, del aspecto SIMBÓLICO, dejando para otra oportunidad el análisis y la exposición de su parte POTENCIAL o mágica[1].

Pero antes de ir más adelante en nuestro estudio, veamos de una manera sucinta lo que es un símbolo, pues si la cruz constituye uno, debeos saber ante todo que implica tal cosa.

Antiguamente era costumbre de los instructores religiosos y filosóficos mantener las grandes verdades al abrigo de los malos usos y de las malas interpretaciones a que podían sujetarlas la ignorancia de los profanos. No era el caso meramente de esconder las verdades o ponerlas fuera del alcance de las gentes no-iniciadas a los Grandes Misterios de la Naturaleza, sino de velar estas verdades, de modo que puedan estar siempre en contacto con todas las gentes, sin permitir no obstante que los profanos pudieran profanarlas con su ignorancia. Pues nada más a propósito que el símbolo.

El símbolo representa una cosa o una verdad sin explicarla. Por su representación, el sabio reconoce todo su hondo significado y el iniciando tiene en él todo un problema, podríamos decir toda la cábala de lo ignoto que sondea en el momento, al querer penetrar los misterios de la naturaleza.

El símbolo significa o representa una verdad. Su apariencia responde, por la ley de las analogías naturales, a una cierta verdad, y es por eso mismo por lo que significa y representa esta misma verdad, con la cual guarda una sorprendente correspondencia o equivalencia.

No siempre se puede comprender esta misteriosa relación que hay entre un símbolo y ciertas verdades que parecen representar, pero los Iniciados no se equivocan jamás a este respecto, pues lo saben. En este caso, el símbolo sirve de elemento inspirador o recordador. Para el vulgo, en cambio, el símbolo es mudo, pues ignorando las verdades que en sí representa, es imposible conocer el valor que entraña, y es por eso mismo por lo cual vemos constantemente a los símbolos como especies de formas muertas, cadáveres, que apenas significan algunos atributos que la fantasía o que las tradiciones populares van tejiendo en su derredor.

Pero como se ve, un símbolo tiene una extraña correspondencia con las verdades que representa o significa. Pues, precisamente, el caso es que, como interviene aquí la ley de analogía, tenemos en realidad una correspondencia natural en la cual, la verdad representada (en el símbolo) parece comunicarse a su símbolo representador. Estamos aquí en pleno dominio de las leyes de las “signaturas naturales”, o sea de los reflejos de las verdades, donde los símbolos son como sus sombras, o si se prefiere, sus sellos (firmas mágicas)[2].

Pero volveremos sobre este particular, pues nos alejamos del simbolismo. Sabemos que un símbolo no es un signo escogido caprichosamente o al antojo y que no es arbitrario, sino que constituye, por razones de la ley natural de la analogías , ciertas semblanzas con las verdades que representa. Esto nos basta por ahora para adelantar en nuestros análisis e investigaciones, de los significados de ese profundísimo simbolismo que es la cruz.

Sabemos, por lo pronto, que los símbolos no fueron hechos para rodear de misterio a ninguna exégesis o con el propósito de perplejar a la mente con extraños signos que a lo menos no serían sino caprichosos arabescos. Pero si los grandes misterios que encierran ciertos símbolos en sus hondos significados no son más conocidos, no es por culpa de los sabios Maestros de la Ciencia Secreta (Ciencia Sagrada) sino de quienes no tienen la suficiente elevación de espíritu para poder sondear los misterios de la naturaleza y reconocer sus correspondencias en sus respectivos símbolos. Esta ignorancia aleja de las verdades y sujeta a las flaquezas y malignidades de las mentes que se guían por ella, y esto es lo que motivó que se hiciera de la cruz una candorosa invención de criminales, según el decir de los Evangelios Cristianos, y que más tarde, bajo esa mismísima inspiración, la hiciera servir de lema de vándalos disfrazados de cruzados, y luego de daga fratricida contra los aborígenes de los cinco continentes, que no podían comprender los absurdos que se pretendía infundirles, guarda una sorprendente correspondencia o equivalencia, como significado de tan vetusto y hondo como sagrado símbolo.

Esta ignorancia hizo también que las cebollas, las palomas, los corderos, los lotos, el sol, las estrellas, las piedras[3], los falos y tantísimos otros símbolos, de las primitivas edades, fueran tomados como significado en su estricta apariencia objetiva, consiguiendo así un motivo para consagrar a los antiguos sabios como meros idólatras y fetichistas. Pero debemos conceder también, por las pruebas que nos ofrecen los mismos hechos, que estas imputaciones corresponden más a los modernos cristianos, que así critican a los que despectivamente llaman paganos. Esto lo voy a demostrar enseguida en el curso de mi estudio y veremos que en efecto los cristianos desconocen por completo el hondo significado de este símbolo, que ellos hicieron suyo exclusivamente, sin percatarse que su acepción es la más pobre que simbólicamente se pueda darle a la cruz.

______

 La conferencia completa puede ser adquirida en: http://revista-ariel.org/index.php/publicaciones/libros-en-venta

[1] Esta parte mágica del estudio sobre la cruz había sido objeto de una exposición hecha ante el Congreso de Cabalistas celebrado en Koenigsberg (Alemania) el 24 de marzo de 1929.

[2] Es indispensable referirse a nuestro estudio sobre los poderes Mágicos de la Cruz.

[3] Consúltese nuestro estudio sobre los TALISMANES.